Policiaca
50 heridos leves en fiesta de SJV
EL TRADICIONAL festejo en San Juan de la Vega dejó saldo de 50 personas lesionadas,ninguno de gravedad.Fotos: Adrián Mendoza
El Sol del Bajío
6 de febrero de 2008

Oscar Arenas /Jennifer Hernández



Con saldo de 50 personas lesionadas, ninguno de ellos de gravedad, se llevó a cabo la tradicional fiesta que año con año se realiza en la comunidad de San Juan de la Vega y que se caracteriza por su alto grado de violencia, debido a que por horas los jóvenes del poblado hacen estallar petardos de fabricación casera, que además del fuerte estruendo que generan, les provocan heridas superficiales.

Poco más de dos siglos tienen desfilando los sanjuanenses en el carnaval de la comunidad, algunos vestidos como arlequines, mientras que otros protegiendo sus manos, rostro y piernas con varias prendas, pero todos con sus mazos de diversos tamaños en sus hombros, para conmemorar a San Juan.

Ayer antes del medio día, llenos de adrenalina, cientos de habitantes de San Juan de la Vega comenzaron a arribar a las canchas de futbol de la comunidad, donde justo después de las 12 campanadas del reloj, comenzaron a tronar los petardos caseros que prepararon desde hace varias semanas y no terminaron sus festejos hasta pasadas las cinco de la tarde.

Sin embargo, las festividades iniciaron el pasado dos de febrero, cuando todos los habitantes de la comunidad, la mayoría de ellos provenientes de la unión americana, visitaron el templo del patrono del pueblo, llevándole múltiples ofrendas como parte de su agradecimiento por los "milagritos" concedidos; comidas, frutas y bebidas que luego de conjuntarse fueron repartidas entre los mismos ciudadanos que se dieron cita en la iglesia.

Junto a las bandas de viento que amenizaron durante los cuatro días la casa de San Juan, construida en el lugar gracias a que el hacendado, Juan Agino Vega le pidiera al mismo santo recuperar un cofre con oro que uno de los ladrones había sustraído de sus tierras, hampón que al ver la extensión del territorio decidiera quemarla para quedarse con ella, sin embargo antes de que lograra su objetivo, fue esperado en uno de los pueblos de Comonfort, donde cientos de ladrones y arrieros le dieron muerte, así lo afirmó Antonio Yáñez, uno de los siete capitanes que organizan año con año las festividades y quien lleva 30 años haciéndolo como gratitud hacia San Juan, junto a los generales, tenientes y soldados, así como a los de la "orden", quienes son todos los jóvenes que ayer se dieron cita en las canchas de futbol.

Lugar que desde hace cinco años aproximadamente es testigo de los "truenos", ya que anteriormente se realizaba en pleno jardín principal, sin embargo la falta de orden y de respecto, ocasionaba grandes pérdidas materiales en los comercios y las casas de la zona, pues por la magnitud de los petardos se estrellaban las ventanas, comentó Yáñez.Ayer que fue el último día de la fiesta más esperada de San Juan de la Vega, se inició con la velación del santo, seguido de la entrega del dinero que se reunió como pago por todos los pecados del año, el cual le es entregado al nuevo rey, en este caso la familia Ramírez Valadez.

En este año desfiló rumbo al domicilio de la nueva familia, una carreta cargada con 150 cofres y costales con dinero, totalmente resguardada por gete del pueblo, disfrazados los arrieros y ladrones, quienes escenifican el robo que dio origen a esta fiesta, monto que la nueva familia utilizó para comprar suficiente comida y regalarla a todos los sanjuanenses.

Enseguida ambas familias se presentaron en las canchas de futbol, junto a la imagen del patrono del pueblo, para luego partir a su templo.



APOYAN SEGURIDAD

Y PROTECCION



Este año no fue la excepción y desde las primeras hora del día aproximadamente 200 elementos de diversas corporaciones se hicieron presentes en la comunidad, desde paramédicos de Cruz Roja y el Sistema de Urgencias de Guanajuato, hasta Protección Civil y la Guardia Municipal, para mantener el orden y atender a los lesionados.

A diferencia de años anteriores, esta ocasión el Ejército Mexicano que asentó una base en Celaya, también tuvo participación en este operativo, a través de un filtro que instaló sobre la carretera a San Miguel de Allende, a la altura de la comunidad de Tenería del Santuario y a unos metros de la entrada a San Juan de la Vega.

Al final de la jornada el titular de Protección Civil de Celaya, Iram Alvarez de la Rosa, dio como saldo blanco la festividad del pueblo, únicamente con 50 heridos que fueron atendidos en el mismo lugar o en el Centro de Salud, pero ninguno de ellos requirió traslado a un hospital de la cabecera municipal.