Bajío
Denuncian abuso de autoridad
Hay un video donde se nota el trato que recibieron
El Sol del Bajío
17 de marzo de 2013

por Ana Barrón



SAN MIGUEL DE ALLENDE, Gto.- Jóvenes denunciaron ante las autoridades ministeriales a policías municipales, por el delito de abuso de autoridad, debido a que argumentan que la tarde del pasado jueves elementos de seguridad les detuvieron sin dar explicación, además de que les causaron daños físicos mientras los arrestaban y remitían a los separos.

Los ofendidos buscarán justicia por la vía legal, pues además de la demanda ante el Ministerio Público también realizarán una segunda denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos, pues aseguran fueron violadas sus garantías individuales por lo que pedirán a autoridades la destitución de los elementos que les causaron los  daños. Cabe mencionar que son dos demandas las que enfrentarán los guardias de seguridad, pues cada joven realizó su acusación de manera individual

 

VERSIÓN DE LOS JÓVENES

Los muchachos narraron que pasadas las 14:00 horas del pasado 14 de marzo se encontraban circulando en las inmediaciones de la tienda de autoservicio "Bodega Aurrerá", cuando una patrulla con dos policías a bordo se aproximó a su auto y con la idea  de que los oficiales necesitaban pasar se dirigieron hacia el estacionamiento del supermercado, pero tras este movimiento los guardias les cerraron el paso, y una vez que impidieron que los jóvenes avanzaran los elementos de seguridad bajaron del vehículo  y les pidieron a los ciudadanos bajaran de su auto.

Los hermanos se negaron a bajar de su auto y colocaron los seguros a la puertas y con el vidrio abajo preguntaron a los oficiales que era lo que estaba ocurriendo o cual era el motivo de su actuar, pero que ante esto los policías sólo seguían intentando bajarlos del vehículo y que incluso metieron la mano a través de la ventanilla abrieron la puerta del auto; de igual forma señalan que uno de los oficiales desenfundó su arma y le apuntó a uno de los fraternos con el fin de intimidarlo para que así estos accedieran a bajarse del vehículo, esta acción que les provocó temor por su vida hizo que el hermano menor comenzara a grabar lo que ocurría con su teléfono celular creando así dos vídeos con duración de un minuto y medio cada uno aproximadamente, el joven que iba al volante refirió que mientras un policía  lo tomó por el cuello otro apretó sus genitales con el fin de que éste cediera. 

Mencionaron también que al término de su arresto ya se encontraban presentes más de cinco patrullas, además de algunos motociclistas, todos pertenecientes a Seguridad Pública Municipal, pero que durante el suceso también se hicieron presentes oficiales de Tránsito, quienes les realizaron el alcoholímetro y que este salió negativo, pero que aún así no permitieron que su padre se quedara con el automóvil, por lo que éste quedó a disposición de las autoridades y que hasta el momento los dueños no han podido recuperarlo.

Agregaron que aunque en un principio sólo había dos guardias, al final cinco patrullas más se sumaron a los hechos, fue alrededor de 15 minutos lo que duró la discrepancia entre los automovilistas y el personal de Seguridad Pública, ya estos últimos  finalmente bajaron por la fuerza a los chicos y que incluso aún en el suelo los siguieron golpeando y que una vez que llegaron a los separos, la revisión también violentó sus garantías individuales ya que señalan que durante varios minutos los mantuvieron completamente desnudos a la vista de más personas.

Finalmente, los sanmiguelenses declararon que es la primera vez que son víctimas de una arbitrariedad de esa magnitud por parte de elementos de Seguridad Pública, pero que buscarán que haya consecuencias legales para los cuatro policías que abusaron de su autoridad.



LOS VIDEOS

Oswaldo y Alan Zúñiga son los hombres que interpusieron la denuncia ante la agencia número 2 del Ministerio Público, pues además de que narraron para este medio los hechos, presentaron un par de videos donde se observa parte del actuar de los oficiales cuando por la fuerza intentan bajarlos de su vehículo.

En los videos se observa la constante indicación de los policías para que Oswaldo y Alan Zúñiga bajaran de su carro a pesar de que éstos les preguntaron cuál era la causa por las que pretendían bajarlos, además de que se ven los rostros de los policías y algunos números de patrullas uno de ellos amenaza a los chicos por el hecho de estarlos grabando, además se alcanza a ver cómo un oficial porta su arma en la mano derecha aunque no se ve que apunte a nadie, pero sí está fuera de su funda. También se ve cómo forcejean con el conductor del vehículo a quien incluso toman por el cuello para intentar bajarlo y le dicen "te vas a bajar por las buenas o por las malas", pero a pesar de este intento los jóvenes siguen dentro de su auto por lo que otro oficial comienza a echar disparos de gas lacrimógeno dentro del vehículo, pero es de señalar que no se ve cuando se lleva a cabo el arresto. Es de mencionar que los jóvenes señalan que están realizando grabación de los hechos y les indican a los policías que su actuar es fuera de reglamento.



DIRECTOR DE SEGURIDAD PÚBLICA

Al respecto, el titular de Policía Municipal, Gabriel Arturo Yáñez Saldaña, mencionó que hasta el momento no tienen formalmente ningún reporte en la Dirección sobre este percance, pero que de existir la denuncia aportarán todos los elementos necesarios a las autoridades correspondientes para que se esclarezcan los hechos, también mencionó tras cuestionarle si era legal la forma de actuar de los policías que se observa en el video, Yáñez Saldaña mencionó que desconoce las circunstancias que motivaron el actuar de sus elementos, además de que señaló que hasta el momento desconocía el contenido de los referidos videos.

Agregó a grandes rasgos que lo que conoce de la situación de acuerdo al reporte policiaco es que poco antes de las dos de la tarde del pasado jueves se observó un vehículo con placas de Querétaro y vidrios polarizados el cual transportaba a personas que, al parecer, se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas por lo que les indican que detengan el auto y que los automovilistas hacen caso omiso de la indicación y se dirigen hacia el estacionamiento de un supermercado y que nuevamente ahí indican a los hombres se detengan y bajen del vehículo y que éstos nuevamente se niegan a atender la indicación y que incluso les insultan. Y que después de una serie de discusiones y de fricciones estos son remitidos.

También menciona que aunque los tripulantes no presentaban un grado de intoxicación alcohólica de consideración si tenían aliento alcohólico, sin embargo el auto que fue remitido fue puesto a disposición del juez calificador. Finalmente mencionó que el suceso requiere de mayor investigación con el fin de esclarecer los hechos.