Bajío
Buscan solucionar problemas en límites de Moroleón y Uriangato
Uriangato presentó cuatro puntos en los cuales deben de trabajar en conjunto Moroleón y Uriangato, pues atañen a ambos municipios.
El Sol del Bajío
12 de febrero de 2012

por Germán Zavala



MOROLEÓN, Gto.- En un conocido restaurante, miembros de los ayuntamientos de Moroleón y Uriangato llevaron a cabo una reunión informal en donde los ediles uriangatenses les propusieron a sus vecinos cuatro temas que conciernen a ambos municipios.

Pasada la una de la tarde, al lugar llegaron, por parte de Uriangato, el alcalde Ramón Pérez García; el síndico Pedro Moreno Ruíz y los regidores Briseida Tapia, Miguel Guzmán y Jaime Rosiles; mientras que por Moroleón acudió el presidente municipal Jesús Rosiles López y el síndico Heriberto Rentería Balcázar.

Los ediles uriangatenses informaron que el motivo de la reunión era para tratar cuatro puntos, el primero era buscar una solución al conflicto que existe entre las comunidades de La Soledad de Moroleón y Charándaro de Uriangato, pues la primera no le estaba dejando pasar el agua potable a la segunda.

En este tema se dijo que los habitantes tenían viejas rencillas porque en Charándaro se colocaron puertas en los accesos y no dejaban pasar a las personas de La Soledad y como muestra de presión les habían cortado el agua potable, pues de La Soledad se le daba agua a Caricheo.

El segundo punto de igual forma tenía que ver con el vital líquido, pues de un mismo pozo se abastecen las comunidades de Cuanamuco de Moroleón y Rancho del Cerro de Uriangato, y aquí la situación era que los uriangatenses no querían pagar la luz que genera prender el pozo como anteriormente se estaba llevando a cabo.

"Anteriormente se tenía un acuerdo de que se prendía el pozo y la luz que se gastara la pagaban los habitantes de Rancho del Cerro, pero ahora ya no salieron de acuerdo, porque la tubería en esa comunidad presenta muchas fugas y se tira el agua, por lo que no quieren dejarles pasar agua", dijo Pérez García.

En el tercer punto los ediles uriangatenses pusieron a consideración de sus homólogos, el poder asociarse para crear una asociación de municipios y conseguir bajar recursos de la federación por medio de SEDESOL.

El primer edil uriangatense narró a la autoridad moroleonesa los beneficios que representa asociarse con otros municipios, pues desde hace varios años Uriangato se asoció con Cuitzeo y Santa Ana Maya de Michoacán y se han beneficiado con apoyos para mejorar el relleno sanitario y equipar los servicios de limpia principalmente.

"Podríamos asociarnos y que ustedes puedan tirar su basura en el relleno de nosotros, bajando recursos se puede ampliar, equiparlo, adquirir maquinaria necesaria o por otro lado podemos modernizar y ampliar las instalaciones del SISTAR (planta tratadora de aguas residuales)", agregó el alcalde de Uriangato.

Y el cuarto punto era revisar la situación de un establecimiento que se encuentra sobre la calle Agustín León, que es un bar, pero en la actualidad se desarrollan peleas de gallos y no se respeta el horario y se excusan en que un municipio les da permiso, pues se encuentra en zona de conflicto limítrofe.

En atención a los dos primeros puntos se acordó que se citaría a los delegados de las comunidades que presentan el conflicto para que junto con los síndicos municipales y personal de los sistemas de agua potable analizaran y tomaran una solución a los problemas.

"Se va a revisar el tema al interior del Ayuntamiento en la próxima sesión para analizar y una vez que se tome una decisión dársela a conocer al otro municipio", comentó Rosiles López respecto al punto en el que solicitaba asociarse entre los dos municipios.

Finalmente, para el cuarto punto, se quedó en que se va a revisar no sólo ese lugar, sino todos los inmuebles que se encuentran en la zona y las áreas de Catastro se reunirán para ver las licencias de los inmuebles.