Sociedad
Presentan recetario "Al sabor de las Vicentinas"
La presidenta del Voluntariado, Lilia Rosa, brindó cordial bienvenida y presentó el recetario.

El Sol del Bajío
4 de julio de 2011

por Rosalba Montiel



El libro "Al Sabor de las Vicentinas", que contiene alrededor de 800 recetas de cocina fue presentado con gran satisfacción por las Voluntarias Vicentinas de esta ciudad.

Al evento asistió numerosa y selecta concurrencia integrada por estimadas damas de nuestra élite, las que se dieron cita en las instalaciones de Café Mass para conocer el resultado de una serie de esfuerzos realizados por sus anfitrionas, para hacer realidad la aparición del preciado ejemplar.

Lilia Rosa, la presidenta de ese voluntariado, brindó la más cordial bienvenida a las asistentes que acudieron prácticamente en forma espontánea, al extenderse la noticia de la presentación del libro en el que colaboraron todas las Vicentinas, aportando los secretos de sus propias cocinas y los de sus ancestros, compilando valiosísimas recetas que van de las botanas a la entrada, diversidad de sopas y ensaladas, viandas de res, cerdo o caza, pescados y mariscos, postres y pasteles especiales.

En la presentación de 'Al Sabor de las Vicentinas', llamaron la atención todos los detalles, desde la practicidad del manejo del recetario, la inspiradora portada reflejando la imagen de una antigua cocina mexicana, el mensaje preliminar del voluntariado que hace recorrer mentalmente una típica y apasionante visita en el mercado y, la misión que se han echado a cuestas para ayudar al desamparado comenzando con los ancianitos, las familias sin recursos, la canalización al médico del enfermo y la dotación de medicinas necesarias para su recuperación, amén de otras muchas acciones que les identifican en su cotidiano hacer.

Por otra parte, el personal de Mass se esmeró brindando atenciones al por mayor a todas las asistentes, además de que desde su cocina fueron preparadas algunas de las recetas de postres y bocadillos de 'Al Sabor de las Vicentinas' degustándose sabrosamente y mereciendo elogiosos comentarios de la nutrida y encantada concurrencia. La invitación cordial de las damas Vicentinas, para colaborar en su noble causa acercándose a alguna Voluntaria para que puedan atesorar ese compendio de maravillosas recetas del México de siempre y del mundo entero.