Celaya
Acabó febrero sin ferroférico
24 DE FEBRERO DE 2009. El presidente Felipe Calderón estuvo en Celaya para dar a conocer los pormenores de la obra. Dos años después no hay ningún avance físico del proyecto.
El Sol del Bajío
27 de febrero de 2011

por María de la Paz Rodarte



Mañana termina febrero y no hay señales de iniciar el Ferroférico, como lo había anunciado el gobernador Juan Manuel Oliva en noviembre del año pasado. La sociedad celayense ve con desencanto que el anuncio del Presidente Felipe Calderón, hace dos años, no ha podido concretarse y las autoridades encargadas del proyecto le vienen dando largas. Ahora dicen que iniciará en este primer semestre del año.

El "sueño guajiro" de los celayenses, como lo calificó "Pepe" Mendoza, siendo presidente municipal, ha pesado como sentencia fatal.

Después de dos años de que el Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, anunció la obra del Libramiento Ferroviario, este se ha aplazado en su ejecución física en dos ocasiones: la primera en octubre del año pasado y la última que debía realizarse en febrero del año en curso.

La última vez que, de voz del gobernador del estado de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez, se afirmó que se colocaría el primer riel del Libramiento Ferroviario, fue el 22 de noviembre del año pasado; en dicha ocasión el mandatario expresó que como ya se contaba con el derecho de vía liberado y concluidos los proyectos ejecutivos de las dos líneas, en febrero estarían empezando la ejecución física del proyecto.

Asimismo, reconoció el retraso de la obra, atribuyendo a aspectos de carácter económico, por la compra de terrenos para el trazo, en los que se especuló, pero afirmó ese día que se trataba de un asunto ya solucionado.





"En febrero es la fecha para poner el primer riel, ya están los proyectos ejecutivos, nos atoramos un poco en el derecho de vía, por el costo de los predios; tengo entendido que ya está cerrado el tema y estaremos en el mes de febrero colocando el primer riel, ese es el compromiso hecho por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes", expresó en ese entonces el gobernador.

Pero meses antes del referido anuncio, cuando el Presidente de la República Mexicana, Felipe Calderón Hinojosa, visitó la presa del Zapotillo, el 16 de agosto del 2010, informó que los trabajos de construcción iniciarían en octubre del mismo año.



ANUNCIA CALDERON LIBRAMIENTO FERROVIARIO

Fue el 24 de febrero del 2009 cuando el Presidente de la República Mexicana anunció una inversión de más de cuatro mil millones de pesos para el municipio, agregando que se trataba de un asunto "largamente anhelado por los celayenses".

En ese entonces Calderón Hinojosa expreso: "El gobierno federal ha decidido sacar las vías del ferrocarril que actualmente atraviesan la ciudad de Celaya, para construir una infraestructura ferroviaria totalmente nueva y que será el Libramiento Ferroviario", indicando que para este proyecto se estima invertir cuatro mil millones de pesos, aplicados específicamente en esta región.

"De estos recursos, obviamente, por el lado de la inversión pública, el Gobierno Federal va a poner la mayor parte, es evidente, pero yo sé que mi amigo el gobernador, que además ha sido muy insistente con este proyecto, va a poner también su parte y la ciudad de Celaya también va a poner su parte", indicó el Presidente de la República.

Asimismo, afirmó que en el Presupuesto de Egresos del 2009, 600 millones de pesos fueron destinados par iniciar el Proyecto de Libramiento Ferroviario.

También señaló que entre los diversos factores que impulsan la competitividad de una economía, están la educación, la disponibilidad de recurso, el comportamiento de los mercados, la certidumbre, y un factor fundamental es la infraestructura para los negocios y particularmente la infraestructura ferroviaria.

En esa ocasión también puntualizó que el Libramiento Ferroviario no es sólo problema de Celaya, es de todo el país, pero enfatizando que en el caso de esta ciudad se tiene una peculiaridad muy importante, donde la circunstancia actual ferroviaria ha dificultado enormemente la convivencia de los celayenses y la operación del sistema ferroviario, ya que en este lugar se cruzan dos líneas ferroviarias importantes del país: Ferrocarriles de México (FERROMEX) y Kansas City.



ANUNCIAN MAS RECURSO

En octubre del 2009, el Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, comprometió más recursos del presupuesto federal de 2010, para la liberación de los terrenos; El mandatario de la nación aseguró que a la fecha ya se cuenta con el trazo del Libramiento Ferroviario.

Aunque en ese entonces el Ejecutivo no precisó montos, extraoficialmente se conoció, que este podría ascender a 300 millones de pesos, los cuales sumados con el primer recurso, el monto se estaría elevando a 900 millones de pesos.

Durante dicha visita, Calderón aseguró que el trazo ya estaba listo y que estaban trabajando en la compra de terrenos para ejecutar la obra, acción a la que también ya se comprometió recurso del presupuesto del próximo año.



"INICIA EN EL 2010 EL FERRORÉRICO"

El 21 de febrero de 2010, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a través del director general de Transporte Ferroviario de esta dependencia, Jorge Alberto Licón, se comprometió a brindar apoyo al municipio de Celaya para que las empresas Kansas City y Ferromex, aceleraran su paso por la ciudad, garantizando la seguridad de los habitantes, ya que algunos vagones transportan sustancias tóxicas.

Asimismo, se informó que a esa fecha ya se cuenta con la ruta crítica del Libramiento Ferroviario, con la finalidad de dar inicio a esta magna obra en el segundo semestre del 2010 y concluirla en el año 2011.

El seis de marzo con seguridad, el Secretario de Desarrollo Económico Sustentable del Estado de Guanajuato, Héctor López Santillana, afirmó que la construcción del libramiento ferroviario iniciará ese año.

"Va a ser una realidad, y va a ser muy pronto", precisó. El funcionario aseveró que el proyecto está muy adelantado y que el último paso es la adquisición de los terrenos en donde se van a instalar las vías férreas.

Mientras que el 13 de abril, las autoridades municipales volvieron asegurar que el Libramiento Ferroviario en Celaya "era un hecho", por lo que la construcción de los puentes vehículares que se proyectan sobre la avenida 2 de Abril y Bulevar y cuyo monto de inversión es de 130 millones de pesos, son obras complementarias, luego de que Celaya está en constante crecimiento y requiere del desfogue de vialidades primarias.

El 17 de noviembre se dijo que el ferroférico o libramiento ferroviario de Celaya tenia asegurado el 50 por ciento de su costo total, de cuatro mil millones de pesos, al sumarse los mil 200 millones de pesos que el Congreso le asignó en el presupuesto de 2011, pese a que la obra no había iniciado.

Se puntualizó que la importancia y trascendencia de la obra, que se circunscribe en un escenario del comercio internacional, ha sensibilizado a los diputados federales para sostener y asignar nuevos recursos, pese a que no se ha ejercido lo de 2009 y 2010 en su totalidad.

Lo más reciente, en relación al tema, fue publicado el 24 de febrero del año en curso, donde el director de Desarrollo Económico, Yon de Luisa Saseta, expresó que Celaya no podrá vender su potencial a empresas de gran impacto, como Toyota, si antes no se concretan proyectos como el Parque Industrial y el Ferroférico, argumentando, que siendo realistas, por el momento no es posible que llegue una inversión similar. "Tenemos que ofrecer hechos y no sueños", expresó.



PROYECTO CON HISTORIA

El proyecto del Ferroférico es uno de los más ambiciosos que se ha planteado a las autoridades de los tres niveles de gobierno, desde hace varias administraciones.

Fue desde el gobierno foxista al frente de Guanajuato cuando se iniciaron las gestiones ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la federación, a través del programa de Convivencia Urbana Ferroviaria, comenzó a bajar recursos.

Durante la gestión del gobernador interino, Ramón Martín Huerta, se invirtieron 500 mil pesos para un estudio de pre-factibilidad y los resultados que arrojó fueron convincentes y originó que en la siguiente administración se asignaran siete millones de pesos a través de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable.

Con dichos recursos, la empresa consultora mostró resultados sobre el proyecto, al señalar que era rentable y benéfico, ya que con el paso del tren se tenían pérdidas de horas-hombre de las diferentes ciudades y las empresas ferroviarias sufrían robos.

Posteriormente, el estudio arrojó tres propuestas esenciales para la modificación del trazo de las vías férreas, entre las que se contemplaba una solución parcial, que era librar el tren a base de puentes y confinamiento de las vías; otra era el libramiento de las líneas NB y línea A en Celaya, Salamanca y parcialmente Irapuato, así como realizar algunos pasos a desnivel para León y Silao; la última refería hacer el libramiento de las vías en las principales poblaciones del corredor industrial y la reubicación del patio de maniobras para la ciudad de Celaya. La tercer propuesta fue la que se comenzó a trabajar.

El proyecto del Ferroférico logró ser incluido en el programa de Convivencia Urbana Ferroviaria, después de un debate intenso entre la sociedad y el gobierno municipal de José Manuel Mendoza Márquez. La sociedad, encabezada por el Consejo Coordinador Empresarial, apoyaba el Ferroférico y el gobierno municipal quería puentes. Fue en ese entonces cuando José Manuel Mendoza Márquez dijo que el ferroférico era un sueño guajiro de los celayenses.

(De todo ello dio cuenta El Sol del Bajío durante casi un año, entre el 2002 y 2003, según consta en la hemeroteca).

El gobierno federal aportaría 185 millones de pesos, el gobierno estatal otros 185 millones, las empresas ferroviarias otra cantidad similar y el resto por los municipios beneficiados.

En el caso, Celaya solamente necesitaba poner 74 millones de pesos, ya que se convertía en la ciudad más beneficiada.

Fue en abril del 2003 cuando la inversión se aprobó y se publicó en el Periódico Oficial de la Federación.

Sin embargo, el proyecto del ferroférico se vino abajo supuestamente porque en la administración municipal anterior, presidida por José Rivera Carranza, se comenzaron a hacer puentes sobre las vías, lo cual estaba estrictamente prohibido en la cláusula 2.1 del acuerdo de conformidad signado por todos los involucrados.

Tras el anuncio emitido por el secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, la "esperanza" regresa al municipio a través del compromiso explícito emitido por el presidente Felipe Calderón.