Policiaca
Alerta roja en Acámbaro
Hace dos semanas, José Antonio Yepez fue asesinado a balazos cerca de la Central de Autobuses de Acámbaro.
El Sol del Bajío
27 de febrero de 2011

por Sergio Hernández



ACÁMBARO, Gto.- Otro muerto se registró el sábado por la madrugada en esta ciudad, y con ello, las autoridades comienzan a encender los focos rojos de la inseguridad en este municipio, pues en menos de dos meses van seis homicidios y ejecuciones, tanto de hombres como mujeres y casi de manera consecutiva.

La última víctima, un joven de 22 años que al parecer fue ejecutado de dos balazos en la cabeza el viernes a la media noche, sin que por ahora se tengan pistas para su esclarecimiento.

La víctima se llamó Oscar Salomón González Gallardo, tenía como fuente de ingresos su trabajo como lava carros, dijeron sus familiares a la Policía, e indicaron que la última vez que lo vieron con vida, fue cuando salió a trabajar ese día por la mañana.

En menos de dos meses se han registrado en este municipio por lo menos cinco homicidios y ejecuciones, tanto en la zona urbana como en la rural, y con ello la tranquilidad propia de esta ciudad, característica de muchos años, se ha visto rota.

Victimaron a hombres y mujeres, algunos con las características de venganza y otros, con el afán de robar sus pertenencias, pero al parecer, no se ha esclarecido ninguno.

El viernes, un hombre de 74 años de ocupación carpintero, parapléjico y que vivía solo, identificado como Rubén Razo Soria, fue privado de la vida en su casa, luego de estar vendado y amordazado y según una testigo, fue un sujeto el que lo mató mediante asfixia.

Pero un día antes, los acambarenses se enteraron de la noticia de que una mujer, María Concepción Tapia Velázquez de 60 años, que tenía su domicilio en doctor Sámano 371, casi esquina con Manuel Doblado, también murió, al parecer por un golpe que le dieron en la cabeza con un cuchillo.

En estos casos, la característica principal es que ambos eran adultos mayores y vivían solos y al parecer el móvil fue el robo, aunque solamente en uno de los homicidios hubo testigos.

Hace unos quince días los acambarenses se dieron cuenta de la ejecución de un hombre en donde también se dejaron dos lesionados de gravedad cuando los sicarios los siguieron para acribillarlos casi enfrente de la Central de Autobuses.

En el lugar murió José Antonio Yépez Canchola de 29 años, quien recibió por lo menos un balazo calibre nueve milímetros en el pecho. Los otros dos lesionados fueron trasladados al Hospital sumamente graves.

En otro hecho en el que perdió la vida un hombre a la usanza de ejecución, se registró en la comunidad de El Tenorio de este municipio, y según dijo la esposa de Sergio Solís García alias "La Rata", después de la media noche oyeron que tocaron en su vivienda en la calle Emiliano Zapata.

Eran dos hombres los que preguntaron por su esposo y en eso llegó un tercero, se abrió paso a la habitación, empujó a la mujer y disparó varias ocasiones en contra de Sergio Solís quien falleció con cuatro disparos calibre nueve milímetros en tórax y abdomen.

También en la comunidad de Parácuaro de este municipio, un hombre murió al parecer ejecutado, pues el disparo lo recibió en pleno rostro y fue hecho por un sujeto que viajaba en un auto en marcha.

La esposa del occiso dijo a las autoridades que el hoy occiso se llamó Alejandro Solís Lozano de 33 años, mejor conocido como "El Vaquero" y que era de oficio campesino.

Otra se hizo en pleno centro de la ciudad cuando un ex policía Ministerial fue acribillado a tiros, cuando sentado tranquilamente en una mesa de un restaurante disfrutaba de un helado.

Los delincuentes que viajaban al parecer en una moto, dispararon en numerosas ocasiones y su víctima no tuvo oportunidad de defenderse y murió en el mismo lugar. Los autores no fueron identificados.