Sociedad
¡Dulce o travesura!
Los demonios se hacen presentes, Mauricio saldrá a corretear a los celayenses disfrazado de diablo.

El Sol del Bajío
31 de octubre de 2010

Ricardo Becerril



Vaya noche la que se vivirá el día de hoy, pues las brujas, monstruos, hadas, duendes, fantasmas, demonios e infinidad de personajes terroríficos invadirán las calles de la ciudad para celebrar una tradición celta, el Halloween.

La también llamada Noche de Brujas, sugiere a todos los niños salir de sus hogares disfrazados de sus personajes favoritos causando terror entre la sociedad y tocar de puerta en puerta pidiendo golosinas con la ya tradicional frase: "Dulce o travesura".

Halloween se celebra en países de América y Europa, principalmente en Canadá, Estados Unidos y el Reino Unido, pero desde hace ya varios años México ha adoptado esta "tradición", en la que las visitas a casas encantadas, las bromas y las lecturas de historias de terror, complementan la noche.

Aunque cada país tiene sus distintas formas de festejar a sus ancestros, todos coinciden en cuanto a su significado: la unión o extrema cercanía del mundo de los vivos con el reino de los muertos.

Los jóvenes también se preparan para vivir el Halloween, tal es el caso de Pamela y Ximena, dos chicas de 15 años de edad que ya tienen preparados sus disfraces de "Campanita" y de "Morticia", para esta noche regresar a sus hogares con las bolsas llenas de dulces. Sin importar qué tan angelicales pueden aparentar ser, aseguraron que si no reciben golosinas, harán muchas travesuras.

Adrián, muy al estilo "Hombre de la oscuridad", ya se puso de acuerdo con el resto de sus amigos para ocasionar mucho miedo hoy por la noche.

Sin duda, quien con su disfraz de "Freddy" ya tiene asegurada una gran dotación de dulces, es Gerardo pues se adueñará de las calles de la ciudad para espantar a más de uno que ande rondando de noche.

Los demonios no podrán faltar en esta fiesta nocturna, y para muestra basta un botón, pues Mauricio será un "Diablo" en la que seguramente será una super fiesta de disfraces a la que sus mejores amigos acudirán luciendo los mejores atuendos de la temporada.

Así que ya lo sabes, te puedes disfrazar de lo que quieras, echa a volar tu imaginación y alístate para decir: ¡Dulce o travesura!.