Policiaca
Mueren cinco en diferentes hechos
A una distancia de 30 metros fue expulsada una persona de 51 años de edad tras verse implicado en un accidente tipo volcadura en Tarandacuao.
El Sol del Bajío
23 de marzo de 2010

Alberto Miranda y Alma Gabriela Pérez



En un fin de semana teñido de sangre en la región, dos personas perdieron la vida en sendos accidentes automovilístico, registrados en distinta hora y lugar, uno en el municipio de Salvatierra, y otro en Tarandacuao, y en ambos casos, al parecer, los factores que mediaron para que ocurrieran los fatales sucesos son el exceso de velocidad y la falta de precaución.

En uno de los sucesos era tanta la velocidad en que era tripulada la unidad de motor que, tras volcar y girar violentamente el vehículo sobre su propio eje, el conductor salió disparado a unos 30 metros de distancia.

En primer orden, las autoridades investigadoras del delito informan que, al filo de las 23:40 horas, se tomó conocimiento de un accidente registrado en la carretera San Nicolás-El Capulín, en donde un sujeto de origen al parecer queretano murió al volcar el vehículo en que viajaba.

El vehículo accidentado es marca Chevrolet, tipo Silverado, en el que viajaban dos personas, de nombre Javier Raya Tapia, de 22 años, vecino de la comunidad de San Nicolás de los Agustinos, y Octavio Medina Villanueva, de 26, al parecer originario del vecino estado de Querétaro.

El segundo en mención dejó de existir en el mismo lugar de los hechos luego que la unidad de motor en la que se transportaba junto con su amigo Javier, saliera de la cinta asfáltica y diera varias violentas volteretas.

Según se informa, el ahora occiso había acudido a la comunidad de San Nicolás de los Agustinos, municipio de Salvatierra, a visitar a Javier.

En determinado momento, ambos amigos decidieron trasladarse a la comunidad de El Capulín, para asistir a un evento que tendría efecto por la noche y, ya de regreso, por causas desconocidas sufrieron el accidente.

Por otro lado, en el municipio de Tarandacuao, en un suceso similar, dejó de existir José Ángel Morales Franco, de 51 años, quien tuvo su domicilio en la comunidad de Santa Inés, perteneciente a dicha entidad.

Este percance automovilístico ocurrió la noche del domingo, en la carretera Tarandacuao-Acámbaro, a la altura de la comunidad La Posta.

En este lugar perdió la vida de manera casi instantánea José Ángel, quien todo indica conducía sin precaución y a exceso de velocidad.

La unidad de motor que tripulaba es tipo pick up, color negra, y no tuvo ninguna probabilidad de sobrevivir al percance, ya que debido a las violentas volteretas del vehículo, salió proyectado hacia el exterior de la cabina para caer a una distancia de 30 metros del punto final del vehículo.

En este tenor, el subprocurador de Justicia la Región C, licenciado Armando Amaro Vallejo, dio a conocer que luego de la práctica de la necropsia de ley a ambos cadáveres, se estableció que la muerte de los dos infortunados se debió a causas similares, un traumatismo craneoencefálico.





MUERE JOVEN TRAS VOLCADURA SOBRE LA CARRETERA SMA-DOLORES HIDALGO



San Miguel de Allende, Gto.- Tres jóvenes viajaban en una camioneta sobre la carretera San Miguel de Allende a Dolores Hidalgo minutos después de las 4 de la mañana del domingo, cuando el vehículo volcó sobre la cinta asfáltica, quedando atrapado al interior de la camioneta uno de los jóvenes y uno más salió disparado hacía la carretera y el tercero resultó casi ileso.

La volcadura sucedió entre la gasolinera Sombra Verde y la entrada a la comunidad de Atotonilco.

Al llegar los elementos de los cuerpos de emergencia, detectaron que en el lugar estaba la camioneta sobre su toldo y había tres lesionados.

Uno de los jóvenes se encontraba lesionado grave fuera del vehículo, otro estaba atrapado en el interior del vehículo con hemorragia profusa y otro más estaba lesionado con trauma cráneo encefálico.

Se trataba de una camioneta Ford Lobo 4x4 color negra de doble cabina, modelo reciente, placas 63XWV4 de Texas.

Una de las causas del percance refieren a que se conducía con falta de precaución.

Los lesionados fueron identificados como Oscar Espinosa de 19 años de edad con domicilio en la calle Guadiana No. 53 en el Fraccionamiento Guadiana con las siguientes lesiones: contusión en cabeza, traumatismo cráneo encefálico moderado, trauma en tórax, herida tipo escalpe en región occipital.

El segundo lesionado es Alfredo Juárez de 21 años de edad con domicilio en la calle Cuesta de San José No. 25 en zona Centro, quien se negó a la valoración médica y refieren las personas del lugar que él era el conductor.

Otro joven de quien sólo se pudo saber se llamaba Rogelio falleció al interior del vehículo, prensado entre fierros retorcidos.

Acudió a dar fe de los hechos la licenciada María Emma Tovar de la Agencia IV, quien ordenó el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense para realizarle la autopsia que marca la ley.

El joven herido fue trasladado en la ambulancia 549 de Cruz Roja al hospital general. Al lugar acudieron también la unidad 906 de Protección Civil y la patrulla 9903 de la Policía Federal destacamento Dolores Hidalgo a cargo del Oficial Plascencia.



RECIBIO DISPARO DE ARMA DE FUEGO



YURIRIA.- Luego de escenificarse una riña en el marco de un evento social que tuvo efecto la noche del domingo en la comunidad de Xoconochtle, un individuo fue lesionado con un disparo de un arma de fuego y falleció en el trayecto al hospital; en tanto, el vehículo en el que era trasladado al nosocomio por unos conocidos de él, volcó en el camino El Tigre-La Soledad, pero por fortuna resultaron sólo daños materiales.

Tras la volcadura el cuerpo del infortunado quedó tirado en el suelo e inicialmente se pensó que había fallecido a causa del percance automovilístico, pero luego se estableció que había sido objeto de una artera agresión con arma de fuego en una fiesta en la referida comunidad.

Y es que, por su parte, sus amigos al notar que había sido lesionado lo abordaron a una camioneta y enfilaron rumbo al centro hospitalario más cercano, pero todo apunta que por la velocidad en que transitaban el conductor perdió el control y salieron estrepitosamente de la cinta asfáltica.

Para ese entonces, el lesionado ya había dejado de existir, con lo que su cuerpo quedó tirado afuera de la carretera asfaltada, a unos metros del vehículo y, según reporte de las autoridades investigadoras, respondía al nombre de Luis Enrique Ríos Almanza, de 20 años, tuvo su domicilio en calle Revolución, número 30 de la comunidad Ocuro, municipio de Yuriria.

Tras registrarse la volcadura, los ocupantes de la camioneta al parecer se espantaron y decidieron retirarse para evadir algún tipo de responsabilidad legal, pero ello queda descartado ya que lo único que hicieron fue intentar auxiliar al mal herido trasladándolo a un nosocomio, pero con tan mala fortuna que a mitad del camino sufrieron el accidente.

Sobre el particular, el subprocurador de la región C, Lic. Armando Amaro Vallejo, informó que se tomó conocimiento del accidente al filo de las 20:30 horas, en las inmediaciones de la comunidad de Puquichapio.

Dijo que en el lugar se encontró el cuerpo inerte de un masculino, el cual posteriormente se pudo establecer había muerto a consecuencia de un disparo de arma de fuego horas antes cuando tenía efecto un festejo.

El occiso resultó con una herida a la altura del hombro con orificio de entrada y sin salida, producida por un proyectil de arma de fuego. Dicha lesión le fue provocada en una fiesta en la comunidad de Xoconochtle, luego que él y el grupo con el que andaba salieron de pleito con otros asistentes al evento, y al hacerse la riña uno de los rivales le disparó.

Amaro Vallejo dijo que el fiscal de turno dio inicio a la averiguación previa correspondiente por el caso del homicidio doloso, y esperan pronto dar con la identidad y paradero del agresor para que responda ante la ley.



CAYO JINETE DE UN TORO



CORTAZAR.- El deporte extremo de la jineteada cobró una víctima más en la persona de Reyes Campos Rojas, de 30 años, quien, en la última suerte, montó un astado de reparo con la confianza de que una vez más libraría la muerte en este difícil ramo deportivo, pero está vez no sería así ya que, con los movimientos bruscos del animal perdió el equilibrio, cayó al suelo y, con tan mala fortuna, que se golpeó la cabeza con un objeto sólido.

En este respecto, el Lic. Armando Amaro Vallejo, subprocurador de la región C, informó que se tomó conocimiento de la muerte del referido jinete el domingo anterior, y fue levantado del lugar y trasladado a un centro hospitalario en un vehículo particular, empero, todo fue en vano.

De los hechos, el agente del Ministerio Público adscrito al municipio de Cortazar, tomó conocimiento al filo de las 19:15 horas, luego que personal del Hospital Comunitario le notificó del ingreso de una persona que había llegado sin vida en un hecho, todo indica, meramente accidental.

Un hermano del ahora occiso, declaró ante la representación social que su fraterno y él se dedican a la monta de toros de reparo, y que este domingo por la tarde se encontraba participando en un jaripeo que tuvo efecto en una plaza de toros de la comunidad de Cañada de Caracheo, municipio de Cortazar, y al tocarle el turno a Reyes éste sufrió una caída.

Detalló que, como a las 18:00 horas, su consanguíneo montó un toro y, en la suerte, lo derribó y se golpeó fuertemente con un objeto sólido, al parecer con el piso, con lo cual quedó inconsciente tirado en el lugar, y aún cuando trataron de auxiliarlo llevándolo a un centro hospitalario, parta que recibiera las atenciones médicas, ello ya no fue posible ya que ya había muerto, ante lo cual no quedó otra que dar parte a la representación social.

El fiscal dio fe del cadáver y ordenó trasladar éste a la morgue del Servicio Médico Forense de la ciudad de Celaya, en donde la necropsia arrojó que murió a consecuencia de una fractura craneoencefálica.