Celaya
Detienen a jefe judicial de Cortazar
CARLOS Zamarripa Aguirre, procurador estatal, señaló que los detenidos fueron denunciados por un presunto sicario.
El Sol del Bajío
17 de febrero de 2010

REDACCION



El jefe de grupo de la Policía Ministerial en Cortazar y una mujer policía adscrita también a esta jurisdicción, fueron cesados, detenidos y puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) por presuntos vínculos con miembros del grupo delictivo "La Familia Michoacana".

En este tenor, el procurador general de Justicia de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, aceptó que ambos policías fueron detenidos el pasado fin de semana después de que un delincuente los señaló como implicados con dicha agrupación.

Zamarripa Aguirre se limitó a dar a conocer que, efectivamente, en días pasados se dio la detención y puesta a disposición de ambos servidores públicos ante el agente del Ministerio Público federal, y no obstante que se reservó proporcionar mayores detalles sobre el particular para no afectar las investigaciones, sí dijo que las detenciones de los ahora ex agentes de la Policía Ministerial de Cortazar, derivaron a su vez de señalamientos directos que lanzó en su contra un detenido.

Según trascendió, los policías detenidos responden al nombre de Cristo Octavio Arredondo Trujillo y Heide Gabriela Fuentes Arreguín.

Zamarripa reiteró que todo partió a raíz de la captura de un presunto sicario, quien habría hecho acusaciones directas de la presunta participación de Cristo Octavio y Heide Gabriela, con el grupo "La Familia Michoacana".



"Dentro de la investigación que se elaboró en asuntos internos, se advirtió que había la presunción de algunos elementos implicados al respecto, con lo que se ordenó por supuesto la investigación del tema", dijo.

De acuerdo a versiones periodísticas, el jefe policíaco y su subalterna fueron delatados por los detenidos Rafael Tierrablanca Valadez, y Ernesto Higinio Reséndiz, sobre quienes pesan los cargos de haber participado en el plagio del ex alcalde de Acámbaro, Jorge Núñez López, el año anterior.

A su vez, trascendió que la captura de los dos presuntos miembros del grupo delictivo michoacano se dio a raíz de la detención de un supuesto narcomenudista de nombre J. Jesús Rodríguez Luna por parte de la policía municipal del Cortazar, quien habría proporcionado información importante para detener a los pistoleros de La Familia Michoacana, y estos últimos a su vez revelaron a las autoridades que entregaban dinero al jefe de la PM de Cortazar y a una agente adscrita también a este grupo, por brindarles protección y facilidades para llevar a cabo sus actividades delictivas aquí.