Comunidad y Cultura Local
La mariposa monarca en peligro de extinción
El Sol de Acapulco
7 de febrero de 2010

Jesús Jiménez Chino

Acapulco, Guerrero.- "Se dice que el número de mariposas monarca que hiberna en México ha disminuido en un 75 por ciento este año y algunos investigadores advirtieron que las condiciones en este país, así como en Estados Unidos y Canadá, amenazan la supervivencia de una de las mayores maravillas de la naturaleza".

Así lo destacó el profesor Rubén Piza Romano, quien ante la proximidad del viaje que está por hacer al santuario de la maripoas monarca, dijo que se tiene como objetivo que las personas que lo visiten se den cuenta de que estos insectos forman parte de la naturaleza y de nuestro hábitat dentro de nuestra casa, la Tierra, y a manera de que se haga conciencia de su importancia, el hombre podrá hacer mucho por la conservación de estas especies, entre otras.

Dentro del recorrido que se realizará del 4 al 7 de marzo, se visitará: el santuario de la mariposa monarca, Morelia, Pátzcuaro, Janitzio, Quiroga y el balneario Ixtapa de la Sal.

Cada año, millones de monarcas hacen un viaje asombroso de hasta dos mil 500 millas de Canadá y Estados Unidos a un área remota y montañosa en el estado central de Michoacán en México, donde pasan el invierno. Las mariposas atraen a miles de turistas.

El ministerio del ambiente de México emitió una declaración en la que culpa de la disminución en la población a un clima excepcionalmente frío y la primavera y verano pasados en América del Norte, así como al uso creciente de cosechas genéticamente modificadas y herbicidas.

Sin embargo, un informe dado a conocer por importantes investigadores de la mariposa monarca dio a conocer que los factores estadounidenses y canadienses apenas si agravaron la amenaza representada por la continua deforestación en las montañas michoacanas.

El ambientalista mexicano Homero Aridjis acusó al gobierno de México de tratar de culpar a otros países mientras ignora la tala ilegal en el refugio invernal de las mariposas.

Es frecuente que los leñadores clandestinos operen con impunidad a pesar de que el gobierno creó una reserva para la mariposa, dijo Aridjis, poeta y novelista que fundó uno de los grupos ambientalistas más antiguos de México.

Estudios afirman que alrededor de tres cuartas partes del reino animal están constituidas por insectos y entre ellos, quizás, el más hermoso ejemplar es la mariposa monarca. Los insectos surgieron sobre la tierra hace más de 400 millones de años, la aparición de las mariposas es posterior, data de 200 a 250 millones de años.

La mariposa monarca (Danaus Plexippus Linneo) pertenece a la familia de los lepidópteros. Según el diccionario los lepidópteros son de un tamaño muy variable, desde unos dos milímetros hasta 25 ó 30 centímetros. Tienen una trompa en espiral. Este tipo de aparato bucal les permite absorber el néctar de las flores y jugos vegetales. Las metamorfosis son completas. Las orugas son fitófagas (se alimentan de vegetación), pero existen algunas especies xilófagas (se alimentan de madera) y otras depredadoras. Las orugas de muchas mariposas nocturnas están provistas de glándulas productoras de seda (sericíparas), con las cuales tejen un capullo en el que se envuelve la oruga poco antes de transformarse en crisálida (el último paso antes de convertirse en una mariposa completa). En estado larvario, muchas especies de mariposas son perjudiciales para la agricultura y las plantaciones forestales. La gran mayoría de las especies son nocturnas crepusculares, casi todas de colores apagados.

Llega a vivir nueve meses, es decir 12 veces más que otras que tienen un ciclo vital de 24 días. Actualmente esta mariposa realiza un impresionante y largo viaje de más de cinco mil kilómetros. Se alimentan en el camino de asclepias, plantas llamadas lengua de vaca o "algodoncillo" que contiene un alcaloide venenoso para otras especies, pero que para la monarca significa la protección.

La mariposa monarca es originaria del norte de Estados Unidos y Canadá.

Por muchos años se pensó que la mariposa monarca pasaba el invierno en zonas tropicales y subtropicales. Fue un misterio hasta 1975, en que después de décadas de búsqueda se encontró su lugar de hibernación (estado de letargo durante el invierno) y para sorpresa de muchos era una zona donde las temperaturas normales están cerca de cero grados centígrados en una región boscosa entre valles y montañas con una altitud promedio de tres mil 300 metros sobre el nivel del mar, en la Sierra Madre Michoacán, México.

Gracias a que la mariposa es un insecto de sangre fría, puede ajustar la temperatura de su cuerpo al medio ambiente, lo que le permite conservar una gran cantidad de energía y grasa que almacena para su largo viaje y regreso.

Las mariposas se agrupan durante las noches y en los días nublados y con lluvia, en la franja media de los árboles, en donde los vientos no fluyen con fuerza y las temperaturas no son tan extremas. El tapiz que forman sobre los troncos y los racimos que cuelgan de las ramas permiten a las monarcas conservar el calor. Con frecuencia el exceso de ellas o los vientos hacen que las ramas se desprendan, regando un sin número de mariposas por el suelo, dejándolas expuestas al frío y la depredación, lo que constituye la principal causa de mortandad. Se estima que solamente la mitad de la población sobrevive a la hibernación, lo cual significa una mortandad de millones de mariposas durante cada migración.