Policía
Cansada la gente de "ratas" casi linchan a uno
Tuvo suerte el "ratón" que había robado 500 pesos a una mujer, de que agentes de vialidad llegaran pronto y lo rescataran de la turba enfurecida. Foto: El Sol de Irapuato
El Sol de Irapuato
4 de junio de 2013

Redacción

Irapuato, Guanajuato.- Un delincuente, de los cientos que tienen asolada la ciudad, estuvo a punto de ser linchado por una decenas furiosos ciudadanos, que cansados de ser víctimas, despojados de su dinero e ignorados por las autoridades competentes, lo capturó y a golpes se cobraba los agravios, siendo atinada la intervención de agentes de vialidad para rescatarlo y luego entregarlo a la policía preventiva. El "rata" había robado 500 pesos a una mujer en Leandro Valle, pero le falló el tiro y ahora la gente hará lo mismo con la "plaga" que inunda la zona centro.

Según los datos recabados en el lugar de los hechos, ayer pasadas las 17:30 horas, la policía preventiva y tránsito local, recibieron el reporte de que en la calle Manuel Doblado casi esquina con Santos Degollado, un grupo de personas tenía detenido a un ladrón que había robado dinero a una señora en Leandro Valle, para que fueran a rescatarlo, debido a que lo estaban linchando.

Los primeros en llegar al lugar referido, fueron agentes de vialidad que estaban cerca, pudiendo con ciertos trabajos quitarle a la gente enfurecida, al sujeto que ya había recibido una paliza, pidiéndose el apoyo de patrulleros para retirarlo del sitio y evitar algún desaguisado. Juntándose en instantes varias personas mas, en su mayoría comerciantes y clientes de la zona, los cuales pedían cobrarse por su propia mano la infinidad de robos que han sufrido por años.

A decir de la gente, que muy alterada, quería seguir golpeando al ladrón, éste (Carlos Barrera) anduvo merodeando por los negocios de Leandro Valle, hasta que se topó con una mujer y por la fuerza la despojó de 500 pesos y se echó a correr, pero nunca pensó que esta vez los ciudadanos se armaron de valor y lo persiguieron hasta darle alcance, lo tumbaron y ya en el suelo comenzaron a patearlo y darle de puñetazos. Desquitando su coraje y frustración.

La propia víctima, una mujer, se acercó hasta la patrulla donde los agentes de vialidad abordaron al ratero, para señalarlo y acusarlo de haberle robado los únicos 500 pesos que traía, así mismo le dijo que se cuidara porque la gente ya se cansó. Lo anterior fue respaldado por decenas de personas, hombres y mujeres, que se dijeron cansados de tanto robo en la zona comercial, pero sobre todo de ser ignorados por las autoridades competentes, pues la preventiva siempre llega tarde y nunca agarra a nadie y el ministerio público, que casi de inmediato libera a los que son detenidos. Por lo que esperan no vaya a ocurrir una tragedia y hasta entonces decidan actuar.