Sociedad
Sí, acepto
Yuritxi Valencia Canchola y Esaú López Mares. Foto: El Sol de Irapuato
El Sol de Irapuato
19 de abril de 2013

Hortensia Moreno O.

Irapuato, Guanajuato.- La felicidad iluminó los rostros de Yuritxi Valencia Canchola y Esaú López Mares, cuando ante el altar del santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, realizaron el enlace de sus almas al recibir el séptimo sacramento de la Iglesia Católica, dicha por la que expresaron infinitas gracias a Nuestro Señor y por su bendición impartida a través del sacerdote celebrante, que escuchó de ambos el juramento de amor y fidelidad, promesa que cumplirán cada día del futuro que compartirán.

Para los señores, Alicia Canchola Cisneros, madre de Yuritxi, J. Refugio López Velázquez y Obdulia Mares Gallardo, padres de Esaú, fue motivo de satisfacción acompañarlos en tan trascendental momento de sus vidas y ser testigos de la legítima unión ante Dios y los hombres, de quienes ha formado con firmes bases morales, que a su vez, sin duda, transmitirán a los hijos que ambos prometieron recibir con amor y formar con responsabilidad y religiosidad cristiana.

Una vez indisolublemente unidos, Esaú y Yuritxi iniciaron su nueva vida, cuyas primicias dedicaron a sus padres, hermanos, familia y amigos, con quienes convivieron durante elegante banquete nupcial, en el que se les deseó éxito y felicidad, y tras horas de placentera alegría, partieron a disfrutar su luna de miel, que transcurrirá en el paradisíaco e inolvidable Cancún.