Irapuato
Historias de la Zona Militar
El Sol de Irapuato
15 de agosto de 2012

Adriana Ugalde Delgado

Guanajuato, Guanajuato.- La 16/a Zona Militar de Sarabia está ubicada en el municipio de Salamanca y alberga alrededor soldados, muchos de ellos derechohabientes en el lugar junto con sus familias, para quienes hay un total de 700 casas dentro de esta unidad habitacional.

Casi en la entrada se encuentra una mampara con los datos históricos más destacados de la Zona, pues fue los años de 1900-1908 por órdenes del General Porfirio Díaz, Presidente de la República, que se construyó el Cuartel Militar en el ejido de Sarabia.

Este edificio actualmente ocupa las instalaciones del Cuartel General de la 16/a Zona Militar, aunque el nombre original de la construcción fue "hacienda de la Noria" y el propósito de su construcción inicialmente fue la de la creación de un albergue para propiciar atención médica a los enfermos de Lepra, enfermedad que en aquel entonces se expandía entre la gente más humilde de la región.

Los valores que debe tener un soldado mexicano, además de encontrarse grabados en las paredes de las instalaciones de este Cuartel, son: la lealtad, disciplina, honor, patriotismo, abnegación, madurez, espíritu de cuerpo y valor.

Cada uno de los nuevos miembros de las Fuerzas del Ejército Mexicano debe memorizar estos valores de relevancia histórica para el país, además de llevarlos a la práctica día con día y hacerlos parte de su vida cotidiana.

A través de un recorrido en una Humveer de 4x4 por toda la Zona Militar, nos mostraron un área específica para almacenar los vehículos de guerra, los cuales son usados exclusivamente para el adiestramiento; como los "Toros" o DN (en serie del 1 al 5) vehículos blindados diseñados por ingenieros mexicanos, únicos en su género. En esta zona se albergan alrededor de 70 autos de combate.

También observamos el Vivero de 12 hectáreas aproximadamente, con una capacidad de 1 millón 600 mil plantas, que salvaguarda las especies de plantas y árboles más comunes del estado y está diseñado para cubrir las necesidades de reforestación que requiere el país.

Son varios miles de millones de plantas bajo una meta bien establecida con las autoridades corresponsales y cada año son plantados por la misma sociedad y el ejército.

Las plantas se reparten equitativamente entre los municipios que tienen necesidad, pero en algunos se reparten más que en otros, por lo que se establecen las prioridades y se brindan las cantidades de árboles requeridas en toda la entidad.

Existen los canales de comunicación y una política de puertas abiertas de la zona y la región militar, para que la ciudadanía puede hacer la petición de árboles mediante un oficio dirigido al Comandante de la Zona Militar.

Por otro lado, el Voluntariado es un espacio diseñado con una estrategia que busca la mejora en la calidad de vida para los derechohabientes de las unidades del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana, están liderados por las esposas de los militares y se materializan mediante actividades teóricas y prácticas que tienen que ver con la calidad de vida.

En este sitio se llevan a cabo actividades físicas, recreativas y culturales, siempre pensando en el bienestar de la familia militar, mientras que las esposas que fungen como líderes, son apoyadas por expertos y especialistas en estas áreas quienes normalmente vienen de la vida civil.

Al finalizar el recorrido el Comandante perteneciente a esta Zona Militar de Guanajuato, nos indicó con firmeza que un militar debe servir a la sociedad a través de los principios y valores ya señalados, los 365 días del año "nuestro lema principal, es que aquí cumplimos con lealtad y amor a México".