Irapuato
Cuida la Guadalupana el Cerro del Piloncillo
La imagen de la Virgen de Guadalupe vigila a Irapuato desde donde habrá de ser construida una capilla que tiene como objetivo que esa área sea respetada como zona natural protegida.
El Sol de Irapuato
11 de mayo de 2012

Óscar Reyes Rodríguez

Irapuato, Guanajuato.- La Virgen de Guadalupe desde ayer protege a Irapuato y es que fue colocada la primera piedra de lo que en un futuro será una capilla que estará situada en las faldas del "Cerro del Piloncillo", así como también fue colocada una imagen de la Virgen de Guadalupe de unos 15 metros de altura y hecha totalmente de acero, a semejanza de la virgen que había en Santa Catarina, Nuevo León, y que fue derrumbada de su lugar por el huracán Alex, en 2010.

Desde temprana hora, decenas de fieles subieron como pudieron hasta el lugar en donde, de acuerdo con el Patronato del Cerro del Piloncillo A.C., impulsor de este proyecto, se pretende crear un área de esparcimiento, reflexión y que será también un nuevo atractivo turístico de la ciudad; sin embargo, dijeron, el objetivo principal de este proyecto es salvaguardar el área natural del Cerro de Bernalejo, conocido como "Cerro del Piloncillo", y que esa área sea declarada como Área Natural Protegida, pero que no sólo tenga esa declaratoria, sino que sea respetada para conservar uno de los pocos pulmones que hay en la ciudad.

Unos llegaban a pie, otros más en sus camionetas y hubo hasta quien llegó con toda su devoción montado en un burro. La idea era estar ahí, en ese momento que fue catalogado como histórico, pues fue colocada la piedra que será la punta de lanza de este ambicioso proyecto realizado por irapuatenses y para beneficio de los irapuatenses.

Los miembros del Patronado del Cerro del Piloncillo A.C. manifiestan ufanos que "la Virgen quería estar acá con nosotros", pues relataron que cuando manifestaron que querían una imagen similar a la de la Virgen de Guadalupe como la que se había perdido en Santa Catarina, Nuevo León, cuando pasó el huracán Alex por aquella entidad, Jorge Ortega Mendoza se dio a la tarea de viajar a Monterrey para averiguar todo lo relacionado a la virgen que les había gustado.

"Me voy a ir tres días a Monterrey a averiguar todo lo relacionado a la Virgen: quién la hizo, de qué material, quién la diseñó", se había propuesto Jorge Ortega, quien es presidente del Patronato; cuenta que llegó a Monterrey y para su sorpresa, de inmediato la información sobre la virgen fue saliendo de forma 'coincidente' o 'providencial'. En unas pocas horas pudo contactarse con el que diseñó la imagen, con quien la elaboró y para las 7 de la noche, aproximadamente, ya tenía todo lo necesario. Lo que serían 3 días de búsqueda, se convirtieron sólo en unas cuantas horas. "Por eso decimos que la Virgen quería venir a Irapuato con nosotros", relata.

'Me comprometo a apoyar y promover el proyecto': Obispo

El Obispo de la Diócesis de Irapuato, José de Jesús Martínez Zepeda, asegura que desde que le plantearon el proyecto ideado para el "Cerro del Piloncillo", no dudó ni un segundo en sumarse a dicho plan y ayer fue uno de los invitados especiales en la colocación de la primera piedra de lo que será un oratorio para las familias irapuatenses y foráneas que deseen acudir al lugar.

"Hace tiempo que he oído algunas voces que dicen 'cuidado, que no vaya a desaparecer este lugar', asfixiado por la urbanización creciente de Irapuato, un lugar muy atractivo. Entonces, esta iniciativa es magnífica, creo yo, porque busca revalorar estos principios, estos fundamentos e este lugar y yo anhelaría que se buscaran todos los fundamentos legales, históricos, arqueológicos, culturales y todos los candados para que este lugar se salvaguardara como tal", dijo el Obispo antes de bendecir la imagen de la Virgen de Guadalupe.

Dijo que celebra que sea la Virgen de Guadalupe quien presida este proyecto de salvaguardar el "Cerro del Piloncillo" como Área Natural Protegida, pues dijo que la Guadalupana "está desde los inicios del pueblo mexicano y nadie puede entender el pueblo mexicano si no es a partir del acontecimiento guadalupano, que sirvió de reconciliación, de unión entre dos culturas y pueblos y ha de seguir siendo esa imagen de unión y reconciliación entre los mexicanos, sobre todo ahora que tanto necesitamos de estos valores", expresó.

Posteriormente, bendijo el agua y acto seguido dio paso a bendecir la imagen de acero de más de 15 metros de alto y que tenía la leyenda "¿Qué no estoy yo aquí, que soy tu madre?". La canción 'La Guadalupana' fue entonada por los más de 60 fieles que se dieron cita a las faldas del "Cerro del Piloncillo", quienes además recibieron todos y cada uno la bendición del Obispo Martínez Zepeda.

Al finalizar el acto de la bendición de la colocación de la primera piedra de lo que en un futuro será una capilla, los miembros del Patronato del Cerro de Arandas le regalaron al Obispo José de Jesús Martínez Zepeda, quien luego de agradecer el obsequio, afirmó que "no tengo cómo para esta distinción, pero esto es un compromiso que haré para apoyar y promover este proyecto".

Por último, los miembros del Patronato del "Cerro del Piloncillo" invitaron al Obispo de Irapuato a que los acompañe el 12 de diciembre, fecha en que aparte de festejar a la Virgen de Guadalupe por su día, se tiene prospectada la conclusión la construcción de la capilla que estará en ese lugar.