Irapuato
"Rellenado" de tanques de gas, bomba de tiempo
Por ahorrarse unos pesos, algunas familias exponen sus vidas al trasladar cilindros de gas LP. Foto: Marco Bedolla / El Sol de Irapuato
El Sol de Irapuato
27 de junio de 2011

José Juan Ramírez/ Nancy Venegas

Irapuato, Guanajuato.- La mala economía orilló a las familias a tomar medidas extremas y modificar su gasto, a fin de hacer rendir al máximo el dinero. Entre las acciones sin preocuparse por su integridad, encontraron que 'rellenar' los cilindros de gas Licuado de Petróleo (LP), es mucho más barato que comprar los tanques en los camiones repartidores, pero la acción va más allá de ahorrar unos pesos, pues pudiera ocasionarse una desgracia humana al momento de surtir el gas o en el traslado de los propios cilindros.

En los últimos meses, en la ciudad como en varios puntos del país se pueden percibir personas e incluso varios miembros de una familia, haciendo malabares para trasladar en bicicletas, motocicletas y hasta en triciclos los cilindros de gas.

Y es que, la escasez de circulante obligó a las familias a tomar medidas alternativas para 'estirar' al máximo el presupuesto. Así desde el menú diario, hasta reducir la lista de la despensa fueron algunas de las acciones que se tuvieron que implementar en los hogares de las familias.

Otra de las medidas que adoptaron una buena parte de los consumidores, fue 'rellenar' los cilindros de gas LP. En lugar de comprarlos directamente en los camiones repartidores o en las empresas gaseras, exponiendo sus vidas, ahora algunas personas, pagan 50, 100 o 200 pesos por el gas.

A bordo bicicletas, triciclos, motocicletas o en las cajuelas de los vehículos, los consumidores buscan la manera de acomodar los cilindros para ahorrarse unos pesos sin percatarse de que en esta sencilla acción va de por medio su vida.

Para algunos consumidores esta medida implica un ahorro considerable, pues mientras el cilindro de 30 kilogramos de gas LP cuesta más de 300 pesos, al 'rellenarlos', gastan lo que tienen y además están seguros de que el gas les dura mucho más tiempo.

EL PROBLEMA ES REAL: PC

Javier Gallaga Solórzano, titular de Protección Civil, reconoció que la problemática existente es real, ya que desde hace tiempo, han checado esta problemática que se presenta prácticamente en las 7 estaciones de carburación que hay en la ciudad.

"Tenemos reportes de que la gente lleva sus tanques a las estaciones de gas de carburación, las llevan en bicicletas, en motonetas y vehículos, vamos a trabajar en forma conjunta con Policía Vial porque una bicicleta y una motocicleta no es el vehículo apropiado ni el adecuado para trasladar un cilindro, esto nos generan un riesgo en caso de que suceda alguna caída, atropellamiento, ya que tenemos grave riesgo de fuga".

Por este motivo, Gallaga Solórzano dijo que en breve convocarán a las empresas gaseras para evitar que continúe el llenado de tanques de 30 kilos en las centrales de carburación, aunque reconoció que esta problemática -que es real- se debe a la difícil situación económica.

"El riesgo que es llenar tanques de 30 kilos es mucho, pero hay que admitir que ahorita por la difícil situación económica, mucha gente no tiene para comprar un tanque de gas que te cuesta 300 pesos, lo que orilla a que la gente le ponga 50 o cien pesos, para seguir cocinando y para sus necesidades". Sin embargo, ante los riesgos informó que se dará parte a la Secretaria de Energía para que se de una solución al respecto.

BAJO LA LUPA DE PROFECO

Para nadie, ni para la subdelegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), es un secreto que en los últimos meses, ha proliferado surtir gas LP a granel a los consumidores.

Adriana García Aguayo, Subdelegada de la Procuraduría en Irapuato, señaló que pese a que es común esta ilegal situación, hasta el momento la dependencia no registra ni una sola queja, reporte o inconformidad de los consumidores respecto al precio o cantidad de gas LP que compran y va directamente a sus cilindros.

"No hemos recibido queja o reporte respecto a que tengan dudas de que les den adecuadamente el gas o por cobros indebidos... Hemos tenido más denuncias contra las gaseras propiamente pero no conozco la gasera que esté vendiendo, que tenga puntos de venta autorizados por ellos... Tengo la idea, el conocimiento que esta venta se hace en las plantas, que tienen las medidas de seguridad adecuadas".

Por comentarios de algunos consumidores, la PROFECO tiene conocimiento que esta medida de surtir gas a granel también se realiza en domicilios particulares, incluso de cilindro a cilindro.

"Si es en un domicilio, que no tienen reglas de seguridad, esto es un riesgo el que el consumidor asume, pero estos lugares existen gracias a que la gente compra, hay que tener mucho cuidado la parte de la denuncia es muy importante tanto con nosotros como con la autoridad municipal, en este caso Protección civil para poder ubicar estos lugares clandestinos".

García Aguayo dijo que a pesar de tratarse de un asunto de seguridad, que compete al ámbito municipal, la PROFECO también puede intervenir en la problemática.

Apego a las normas oficiales mexicanas, a la Ley Federal del Consumidor y la calibración de básculas, son los aspectos que el personal del departamento de verificación revisaría.

"Además de la reglamentación municipal también nosotros verificaríamos qué es lo que tienen porque hay una norma oficial mexicana de seguridad, nosotros revisaremos el tipo de proveedor, quienes respaldan la venta de gas a granel".

De encontrarse anomalías, la PROFECO podría imponer sanciones económicas a la empresa o persona física que surta a granel el gas LP directamente al usuario.

Las multas que impone la Procuraduría se fijan de acuerdo al tamaño del establecimiento, la capacidad financiera del propietario y hasta la reincidencia en la falta o irregularidades anteriores.

Sólo por omitir la calibración de las básculas -agregó García Aguayo-, la multa puede ir desde los mil pesos dependiendo de la gravedad de la anomalía.