Policía
Horrible muerte tiene pareja al partir su auto en choque
Una pareja, varón y mujer, vecina al parecer de Salvatierra, falleció al partirse el vehículo en que viajaba tras chocar contra un objeto fijo. Foto: El Sol de Irapuato
El Sol de Irapuato
31 de diciembre de 2010

Redacción

Celaya, Guanajuato.- Una mujer y un hombre, al parecer, originarios de Salvatierra, perdieron la vida al instante luego de estrellarse contra la barra de contención y partirse en 2 el vehículo en que viajaban, debido al exceso de velocidad y la total falta de precaución del o la conductora.

Por alguna causa, el conductor perdió el control del vehículo y se impactó de lado contra un objeto fijo lo que provocó que el carro se partiera a la mitad, y salieran violentamente despedidos sus ocupantes.

Este enésimo incidente de tránsito se registró la mañana de ayer, al filo de las 06:30 horas, a la altura del kilómetro 115 o de la comunidad de El Sauz de Villaseñor, de la carretera federal 51 Celaya-Salvatierra.

Hasta el momento solamente uno de los occisos ha sido identificado, como María de Jesús Ramírez Mancera, de 27 años, con domicilio en la calle Madero número 100, interior 5, de la ciudad de Salvatierra.

En tanto, el varón no ha sido legalmente identificado, aunque entre sus pertenencias se encontró una credencial con foto de una persona de 37 años, de la cual por el momento no se proporcionó mayor información.

Y es que debido al pésimo estado en que terminó la cabeza del occiso, no fue posible por el momento a las autoridades cotejar la credencial con foto con la cara del finado, para verificar que se trata de la misma persona.

En cuanto al desarrollo de los hechos, fue posible establecer que ambos salvaterrenses se trasladaban a bordo de un vehículo marca Ford Mustang, modelo 1998, con placas del estado, de sur a norte, con destino a Celaya.

Algunos conocidos de la dama, dijeron que, al parecer, la chica llegaba temprano a esta ciudad debido a que primero iba al gimnasio a ejercitarse un poco y luego se dirigía a su trabajo, en una funeraria de la localidad.

Por algún motivo, el conductor o conductora del Mustag perdió el control de la unidad de motor y se estrellaron contra el muro de contención central, provocando que la estructura del auto se partiera en dos.

Ambos cuerpos quedaron esparcidos a una considerable distancia uno del otro, uno sobre la cinta asfáltica del carril oriente y otro en el poniente.

Por la violenta y terrible sacudida, una extremidad inferior del joven instructor del GYM se le desprendió y quedó atorada entre los fierros retorcidos del automotor.

Al lugar acudieron elementos de la Cruz Roja y de ERS, pero nada pudieron hacer por los infortunados ya que murieron de manera instantánea.

Los primeros en llegar fueron elementos de Tránsito del Estado, delegación Celaya, y una hora después arribaron los efectivos de la Policía Federal, quienes tomaron control del asunto al ser una zona de su jurisdicción.

El subprocurador de Justicia de la región C, Lic. Armando Amaro Vallejo, indicó que tomaron conocimiento de este incidente al filo de las 08:45 horas, mediante un reporte de las autoridades competentes (Policía Federal).