Sociedad
Amor total
Mariana Hernández Oliveros y Ricardo Enrique Zepeda Lozano. Foto: Eduardo Ortega / El Sol de Irapuato
El Sol de Irapuato
20 de junio de 2009

Hortensia Moreno O.

Irapuato, Guanajuato.- Nuestra catedral lució espléndida; adornada por magníficos ramos de bellas flores y la regia iluminación de los candiles monumentales, se convirtió en marco para la realización del sueño de Mariana Hernández Oliveros y Ricardo Enrique Zepeda Lozano, cuyo mayor deseo fue: convertirse en un solo ser, por el vínculo sagrado del matrimonio eclesiástico.

El Pbro. Javier Alfredo Cabrera, fue designado para la celebración nupcial y ante él, tanto Mariana como Ricardo Enrique, pronunciaron su consentimiento para pertenecerse el uno al otro por toda la vida y cumplir siempre juntos, lo que el Señor les tenga designado para el futuro y así, intercambiaron juramento, anillos y arras, para recibir la bendición de Cristo y de su Iglesia ante sus padres, Román Hernández Arriaga y Rosy Oliveros de Hernández, Carlos y Lucy Zepeda y la asamblea religiosa, integrada por su familia y amistades.

No menos espléndido fue el banquete nupcial servido en San Antonio de Ayala, en donde Ricardo Enrique y Mariana, disfrutaron de nuevo la compañía de los suyos y amigos, ocasión que les será imperecedera, como se les deseó, así sea también su felicidad.