Hidalgo
Rosca de Reyes ¡incomparable!
Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
5 de enero de 2009

Pachuca, Hidalgo.- Frutas cristalizadas, pan con aroma y sabor a naranja, así como ese toque divertido que da el saber a quién le tocará el monito, son algunos de los elementos que hacen de la Rosca de Reyes una tradición inigualable.

Disfrutar en compañía de toda la familia o amigos este delicioso manjar resulta una de las mejores experiencias que cierran con broche de oro las fiestas representativas de la Navidad, las cuales tienen como finalidad celebrar el nacimiento de Dios en los corazones de cada persona.

Conozca a continuación todo lo que esconde esta tradición y deléitese con este singular postre propio del 6 de enero.

La costumbre de la Rosca de Reyes llegó por los cristianos de Palestina a Europa y después a América. Representa el cierre de los festejos navideños y el hecho de encontrar un muñeco escondido le da emoción a la reunión.

SIGNIFICADO Y ORIGEN DE LA ROSCA DE REYES

» La Rosca de Reyes representa una corona, la cual se adorna con frutos secos y cristalizados de colores simulando las joyas que estaban incrustadas en las coronas de los Santos Reyes que significan Paz, Amor y Felicidad.

» El niño que se esconde recuerda el momento cuando José y María escondieron al niño Jesús para salvarlo de Herodes.

» El hecho de comerse el pan se relaciona a la comunión con lo sagrado del personaje recién nacido.

» Para los cristianos, la forma circular simboliza el amor eterno de Dios, que no tiene principio ni fin.

» Los dulces o frutos cristalizados son las distracciones del mundo que nos impiden encontrar a Jesús.

» El muñeco escondido dentro de la rosca simboliza al Niño Jesús que los reyes no encontraban porque la estrella desaparecía.

» La tradición dicta que quien encuentre al niño en el pedazo de rosca, será quien lo cuide hasta el 2 de febrero, lo vestirá y lo presentará al templo, como lo presentó la Virgen María.

» Diversas investigaciones afirman que el origen de la Rosca de Reyes viene de Francia, donde se creó una gran rosca donde adentro se escondía un haba.

» En la actualidad, en Francia, el pan que se come lleva el nombre de galette des Rois o torta de Reyes, tiene una forma plana y es de pasta de hojaldre.

» En España se llama Roscón de Reyes, se hace con agua de azahar y va decorado con frutos secos, muy similar a la rosca mexicana.

» Según el tamaño de la rosca, es la cantidad de muñecos que se introducen en la misma y se parte el 6 de enero por la tarde o noche con la familia.

» Se considera que esta costumbre sirve para celebrar la última reunión de las festividades de Navidad y en muchos países se acostumbra intercambiar regalos para recordar los obsequios que dieron al Niño Dios los Tres Reyes Magos.

LA TRADICIÓN DEL MUÑECO EN LA ROSCA

En México, la representación de la Natividad se incorpora a la Rosca de Reyes, en donde se incrustan en el pan uno o varios muñequitos (a veces llamados monitos, aunque algunos autores y catedráticos defienden el término de el niño por respeto a la persona de Jesús) que quedan escondidos. Esto representa que el niño tuvo que ser escondido y protegido en los días del relato bíblico. Originalmente, el muñeco se hacía de porcelana o cerámica y actualmente es de plástico resistente al calor. Normalmente, la cantidad de niños en el pan dulce está de acuerdo con el tamaño de la rosca, o puestos por el panadero a petición especial. Aunque no siempre la rosca de reyes tiene que llevar muñeco; por lo tanto, hay rosca con o sin muñeco. Lo correcto, según la Iglesia católica, es llamarlo Niño Dios.

Hay muñecos de distintos tamaños; unos sentados y otros acostados, de color blanco o rosa.