Policiaca
Accidente: mató a su mamá
Elementos de la Policía Ministerial, detuvieron a Miguel Angel Flores Sánchez como presunto homicida de su progenitora. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
2 de octubre de 2008

Por Rubicel Perales

Zacualtipán, Hidalgo.- Miguel Angel Flores Sánchez fue señalado como presunto responsable de la muerte de su madre, Crescencia Sánchez Nicolás, a quien le disparó en la cabeza, el pasado domingo por la noche.

El condenable homicidio, perpetrado frente al domicilio de la occisa, fue esclarecido por elementos de la Policía Ministerial, grupo Zacualtipán, al mando del comandante Raúl Penguili, a escasas 21 horas de que sucedieron los hechos.

De acuerdo con información proporcionada por el jefe de grupo de la Ministerial, César Martínez, al entrevistarse el pasado martes con vecinos de la colonia Arado, mejor conocida como Cruz Blanca, éstos afirmaron que la noche del asesinato vieron cerca de la vivienda donde se cometió el crimen, a Esmeralda Licona Ordaz y a Miguel Angel Flores Sánchez, nuera e hijo de la difunta.

Agregó que al localizar a Esmeralda Licona Ordaz, con el propósito de interrogarla, ésta afirmó que su esposo iba siguiendo al homicida que atacó a su madre, "pero luego cayó en contradicciones y confesó la verdad, indicando que fue un accidente el que cometió Miguel Angel Flores Sánchez".

El jefe de grupo resaltó que al proseguir las investigaciones, se conoció que familiares de Crescencia Sánchez Nicolás iban todas las noche para llevarla a casa de diferentes familiares a fin de que no estuviera sola, pues el pasado miércoles 24 de septiembre intentaron asaltarla en su domicilio.

Agregó que la noche del crimen de la madre del dirigente del PRI municipal de Zacualtipán, su hijo Miguel Angel le preguntó que si ya estaba lista para trasladarla a casa de una de sus hermanas, a bordo de su camioneta.

Mientras el presunto homicida estaba afuera de la vivienda de su progenitora, su esposa, Licona Ordaz, entró a la vivienda con objeto de cargar más bolsas de ropa.

Según versiones de la nuera de la víctima, al apagar las lucen de su domicilio, Crescencia y Esmeralda escucharon ruidos extraños detrás de la casa, lo cual les causó miedo, comenzando a gritar mientras caminaban por el pasillo interior, donde todo estaba a oscuras.

Al observar que su esposa salió corriendo y llena de pánico, Flores Sánchez sacó una pistola, calibre 22, que portaba en su camioneta. Luego de dar dos pasos rumbo a la entrada de la vivienda, "se le fue un tiro del arma, el cual pegó en la cabeza de su madre".

En ese momento, prosigue el agente de la Ministerial, le grita a su esposa que acababa de matar a su mamá, por lo que Esmeralda le aconsejó que se entregara a las autoridades. "Tenía miedo de que lo golpearan sus familiares y optó por fugarse".

Una vez que salió de Zacualtipán, el homicida dejó estacionada su camioneta en la cabecera municipal de San Agustín Metzquititlán y, a bordo de un taxi, se trasladó a la Central de Autobuses de Pachuca, donde, en el interior de un cesto de basura, arrojó el arma con la que le quitó la vida a su madre. "Al acudir a la Central, buscamos la pistola calibre 22, sin obtener resultados favorables, pues no se halló por ningún lado", mencionó César Martínez, jefe de grupo de la Ministerial, grupo Zacualtipán.

Respecto a la captura del presunto asesino, destacó que la tarde del pasado martes, a las 17 horas, luego de las confesiones de Esmeralda Licona Ordaz, acudieron al domicilio del padre de ésta y aseguraron a Miguel Angel, quien confesó su delito, como consta en la averiguación previa 19/248/2008.

El presunto homicida fue puesto a disposición de la agencia del Ministerio Público, adscrita al distrito judicial de Zacualtipán, donde se turnará al juez correspondiente para que determine su situación jurídica.