Hidalgo
Sin pistas del asesinato
El comandante de la Policía Ministerial de Hidalgo, Raymundo Zamorano Cabrera, fue encontrado asesinado en Otumba, Estado de México. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
25 de agosto de 2008

Por Julio Pérez

Pachuca, Hidalgo.- Siguen las pesquisas por parte de las autoridades de la Procuraduría de Justicia en torno al crimen del comandante de la Policía Ministerial hidalguense, Raymundo Zamorano Cabrera, encontrado muerto, anteayer, en el municipio de Otumba, Estado de México, según revela la información oficial.

El homicidio, dado a conocer en la edición de ayer, causó honda conmoción en el medio policial, pues el ahora occiso era ampliamente conocido.

Ayer mismo se efectuó el sepelio del comandante Zamorano, precedido de numerosos elementos de de la corporación, dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Estado. Era el responsable de la unidad de Delitos Patrimoniales.

RECONSTRUCCION DEL CRIMEN

Los primeros informes revelan que la víctima, de 49 años, fue interceptada, la noche del viernes, cerca de su domicilio, en calles de la pachuqueña colonia Aquiles Serdán, a la altura de la pirámide, cuando estaba de servicio.

Versión de asombrados testigos al 066, señalaba que cuatro sujetos armados, a bordo de una camioneta Ram, se llevaron al elemento policiaco.

Resulta que, horas después, anteayer por la mañana, el Centro de Comando, Cómputo y Comunicación de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, fue notificado por la Policía Municipal de Otumba, Edomex, del hallazgo de un agente de la Policía Ministerial de Hidalgo, por lo que se procedió a la identificación del cadáver.

EJECUTARON AL COMANDANTE

Se indicó que presenta disparos de arma de fuego. Sólo se esperan los resultados de la necroscopia de ley al cuerpo de Zamorano Cabrera, hallado en Temascalapa, comunidad de Otumba, colindante con Ciudad Sahagún.

Tanto las procuradurías de Hidalgo como la del Estado de México trabajan en las primeras investigaciones del caso para dar con el paradero de las personas que privaron de la vida a Raymundo Zamorano.

Además de agregar que este servidor público ingresó el 1 de agosto de 1986 a la entonces Policía Judicial de Hidalgo, logrando varios ascensos, gracias al trabajo desempeñado, hasta llegar al grado de comandante.

Estuvo, por último, asignado en los distritos de Zimapán, Ciudad Sahagún, Zacualtipán, Huejutla, Tepeji del Río, Huichapan y, actualmente, en Pachuca.