Hidalgo
Dará "Renacimiento" vivienda digna a quienes menos tienen
Gabriel Altamirano, de Fundación Televisa; Benjamín Rico, de Obras Públicas del Ayuntamiento, y el alcalde Omar Fayad, durante la presentación del proyecto. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
18 de junio de 2008

Por Abraham Ramírez

Pachuca, Hidalgo.- El 80 por ciento de las beneficiarias con viviendas en el fraccionamiento Renacimiento, que construye el Ayuntamiento de Pachuca con el apoyo de las fundaciones Ara, Televisa, Provivah y la CONAVE, son madres solteras que no ganan más de dos salarios mínimos.

Esta nueva unidad habitacional, donde se invierten 125 millones de pesos, única en su tipo en el país, será el detonador potencial para ordenar las casi 800 hectáreas de asentamiento irregulares de la zona, que se han consolidado en los últimos cinco años.

Los patrocinadores del fraccionamiento, encabezados por el alcalde Omar Fayad y el secretario de Obras Públicas del Ayuntamiento, Benjamín Rico Moreno, ofrecieron una conferencia de prensa, donde se detallaron las bondades que se ofrece a los compradores de una vivienda digna a bajo costo.

Se destacó que "Renacimiento" es un modelo de desarrollo único en el país, ya que permitirá que personas de escasos recursos cuenten con un patrimonio de calidad.

Así fue ratificado por el presidente municipal de Pachuca, Omar Fayad, durante la presentación de este conjunto habitacional a los medios de comunicación.

El alcalde dio a conocer que en el mercado comercial cada vivienda tendría un costo de 250 mil pesos, dadas sus características, pero que, gracias a la colaboración de Casas Ara, Fundación Televisa, Fideicomiso Provivah, el Consejo Nacional de la Vivienda (Conavi) y el gobierno municipal de Pachuca, los beneficiados podrán contar con una casa pagando la cantidad de 10 mil pesos.

Se informó que Casas Ara aportará por cada vivienda 9 mil 500 pesos, Provivah donará 18 mil, Conavi dará 50 mil, el beneficiario pagará 10 mil, mientras que el Ayuntamiento entregará 60 mil pesos.

Las casas contarán con dos recámaras, una sala, comedor, baño y patio trasero, con la posibilidad de ampliar a dos plantas, siempre y cuando no sea modificada la fachada principal. El lugar tendrá vialidades asfaltadas, cajones con estacionamiento y sitios estratégicos para el arribo del sistema de transporte colectivo de pasajeros.

Fayad indicó que gracias a la edificación de este sitio, se han podido realizar obras en fraccionamientos denominados "irregulares", tal es el caso de Bugambilia, Ramos Arizpe, Unión Antorchista, Jacarandas y Pirules, utilizando una inversión de 27 millones de pesos.

Es importante mencionar que las viviendas no serán entregadas a organizaciones, puesto que serán escrituradas de manera personal, mediante un convenio de asignación. En caso de que el beneficiado quiera vender su propiedad, se retirará la casa de manera automática.

Al tomar la palabra, el secretario de Obras Públicas del Ayuntamiento capitalino, Benjamín Rico Moreno, habló de los requisitos que deberán cumplir las personas que deseen contar con una vivienda de estas características, correspondiente a la segunda etapa.

Tendrán que comprobar que ganan menos de tres salarios mínimos diarios, no contar con una propiedad, tener residencia en Pachuca de por lo menos cinco años, no recibir apoyos de programas de los tres niveles de gobierno, y contar con dependientes económicos.

Durante la primera etapa del fraccionamiento, se recibieron 500 solicitudes, pero solamente 250 personas pudieron entregar sus documentos en tiempo y forma. Del 100 por ciento del padrón inscrito, el 85 por ciento fueron madres solteras.

En su intervención, Gabriel Altamirano Sánchez, director de Fundación Televisa, destacó el trabajo realizado dentro del programa denominado "Alianzas que Construyen", ya que por tercer año consecutivo se edificarán viviendas en Hidalgo. El fraccionamiento La Providencia, en Mineral de la Reforma, y la comunidad de El Huixmí, en la capital del estado, han sido los sitios beneficiados.

Para poder contar con una vivienda de estas características, los aspirantes tuvieron que pasar por tres filtros, siendo los siguientes: La información fue procesada por técnicos de la Secretaría de Obras Públicas; cumplir con todos y cada uno de los documentos, y no estar en la base de datos del gobierno federal para la adquisición de un crédito para la vivienda.