Policiaca
Profanan iglesia en Tizayuca
El parroco Juan Patricio Ortega mostró donde los delincuentes se llevaron tres alcancías de limosnas y abrieron otra para sustraer el efectivo. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
18 de abril de 2008

Por Abraham Ramírez

Pachuca, Hidalgo.- Profanan iglesia en Tizayuca y cuatro sacrílegos, entre ellos una mujer, roban alcancías y otros valores por más de 130 mil pesos.

Los hechos se perpetraron en el templo El Divino Salvador, en pleno centro de esta ciudad, según consta en la averiguación previa 12/DAP/187/2008.

El párroco Juan Patricio Ortega confirmó que el recinto católico fue profanado mientras que él y Román Alvarado García, padre vicario, habían salido a Actopan a atender asuntos de su competencia.

Explicó que el responsable del robo responde al nombre de Julio César, quién había llegado hace seis días solicitando trabajo, argumentando que ya en otra ocasión, hace unos 5 años, lo habían ayudado en la misma iglesia.

Con esa argucia "bien maquinada", el sujeto, de aproximadamente 35 años, dijo que debía cumplir con una manda que consistía en servir a la iglesia gratuitamente.

Fue entonces que comenzó a ganarse la confianza de los clérigos y personal de apoyo, al grado de que en días posteriores comenzó a introducirse con toda confianza en la casa pastoral y dentro del inmueble religioso.

Juan Patricio indicó que como en apariencia no había nada que sospechar, decidieron salir el martes pasado al municipio de Actopan y a su regreso fueron informados que se había cometido un robo en la iglesia y casa parroquial.

Comentó que fue Julio César, ayudado por otras tres personas, incluyendo una mujer, los que aprovecharon la ausencia de los párrocos para sorprender a Magdalena Cruz Rosales, a quien, primero, amarraron y, posteriormente, la introdujeron a un cuarto para poder llevarse todo lo de valor.

Explicó que introdujeron una camioneta para poder cargar con aparatos electrodomésticos, de video y computadoras, otros valores y tres alcancías que se ubicaban en el interior del santuario que sumarían más de 130 mil pesos.

Además, precisó, abrieron otra caja donde se guardaban las limosnas, pero abandonaron el mueble en los pasillos de la iglesia.

Al respecto, el comandante Ignacio Vega, de la Policía Ministerial, dijo que ya se realizan las indagaciones y que ya se cuenta con un retrato hablado de Julio César, presuntamente, quien orquestó todo para ejecutar el robo y asalto.