Policiaca
Empleada roba en tienda
El Sol de Hidalgo
15 de marzo de 2008

Por Julio Pérez

Pachuca, Hidalgo.- Empleada resultó ladrona. Sustrajo costosa mercancía de una tienda de ropa para ir negociarla a otros establecimientos. Descubierta, todavía intimida, vía telefónica, a la gerente del establecimiento.

Del robo tomó conocimiento el Ministerio Público (MP), adscrito a Seguridad Pública, con la formal denuncia interpuesta por María Rebeca Zamudio Bernal, gerente de la tienda Grypho, localizada en Plaza Galerías, de Pachuca.

Señaló como probable responsable del acto delictivo a Sandra Leticia Cabrera Pérez, de 20 años.

El pasado martes 4 del corriente, explicó, Oscar Hernández hizo un inventario, arrojando un faltante de 329 piezas, por un monto superior a 43 mil pesos. Ello motivo, dijo, el cierre del establecimiento.

Debido al faltante, la citaron en México. Acudió, junto con la indiciada y Seldy Sierra Mendoza a fin de esclarecer el hecho, la desaparición de la ropa, bajo la responsabilidad de las tres.

Precisó que Sandra, de regreso en la capital hidalguense, claramente les dijo que no la iban a encontrar nunca, pues la dirección que dio no era donde vive, aparte de que iba a hacer un hoyo en su pueblo para que no la encontraran y no pagar nada, que su papá no dejaría que le sucediera nada, porque había estado detenido por posesión de armas, nunca darían con su paradero.

Luego le mandó un mensaje a la declarante, del celular 7711356222. "Es mi número nuevo, porque el otro se me descompuso", expresó.

Por indagaciones que hicieron por su cuenta, trasladándose personalmente hacia Actopan, pues Sandra le comentó que tenía una tienda de ropa, llegaron a una donde ella laboró.

Les llamó poderosamente la atención, en un aparador, un bolsa de la nueva temporada de Grypho, "que son exclusivos de nosotros, y encontramos ropa de la temporada pasada de nuestra tienda".

Agregó que en un local, situado en Mina 6 u 8, exhibían ropa y accesorios de la vieja y nueva temporada de la mencionada marca.

Belem Mejía Martínez les proporcionó el nombre del propietario David, de los mismos apellidos. Se enteraron que Sandra se las llevaba (las prendas) a concesión.

Que incluso había ido el pasado jueves 6, comentando que ya había cerrado la tienda.

Había una chamarra en exhibición, que se había llevado desde diciembre, y que concuerda con el faltante.

"Hace más de 15 días me percaté que la puerta de acceso principal de la tienda estaba dañada. A los empleados nos regalan ropa. Sandra metió esa ropa para tratar de cubrir el faltante".

Aseveró que Sandra le llamó y le dijo, en tono amenazante: "Mi papá es matón, y si yo caigo, caen todas".

Esto, citó, le ha causado gran temor.

"Estuvo trabajando en la sucursal de La Condesa, en el Distrito Federal. Hubo un faltante de mercancía, que le fue descontado a Sandra de su sueldo", enfatizó la demandante en la averiguación 12/SP/416/2008. Pidió que se siga el procedimiento penal conforme a derecho.