Policiaca
Matan a mujer
Personal de la Procuraduría de Justicia destacado en Tulancingo acudió al municipio de Cuautepec, la mañana de ayer, para dar fe del cadáver de joven mujer asesinada. Foto: El Sol de Tulancingo.
El Sol de Hidalgo
9 de octubre de 2013

Por Felipe Vega

Tulancingo, Hidalgo.- Todo un misterio encierra el crimen de joven mujer, vecina de Cuautepec, cuyo cadáver fue encontrado, con huella de estrangulamiento y golpes, la mañana de ayer.

Unas personas del lugar conocido como Casas Coloradas, minutos antes de las ocho horas, al ir caminando, descubrieron el cuerpo inerte.

Creyendo que aún estaba viva, se acercaron. Al comprobar que no, alarmados, avisaron a policías preventivos del citado municipio.

Más tarde, los uniformados se encargaron de reportar el homicidio a personal de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) comisionado en Tulancingo a fin de que realizara las diligencias de rigor.

El representante social en turno, acompañado de peritos de Servicios Periciales y policías investigadores, llegaron al lugar con objeto de dar fe del cadáver e iniciar las pesquisas.

Las autoridades informaron que al encontrarse en la escena del crimen, llegaron familiares de la ahora extinta, quienes, sin dar crédito a lo sucedido, lloraron inconsolables.

Primeros informes indican que la mujer ultimada se llamó Ericka Ivette López López, de 35 años, habitante de Almoloya, municipio de Cuautepec.

El agente del Ministerio Público indicó que, a simple vista, le apreciaron huellas de ahorcamiento y algunos moretones en el cuerpo como de golpes, pero será con el resultado de la necroscopia como se establezcan las causas reales de su muerte.

En el lugar estuvieron los padres y el esposo de la ahora extinta, mismos que, ayer, comparecerían ante personal de la PGJ con el propósito de aportar información sobre la última vez que la vieron.

También si la mujer sostenía problemas con alguna o algunas personas, porque eso ayudará a los policías investigadores a aclarar el asesinato.

ESTABA REPORTADA COMO DESAPARECIDA

Por versiones de familiares y algunos curiosos que estaban en el lugar, se conoció que la joven mujer, desde el lunes pasado, estaba reportada como desaparecida..

Del mismo modo, que recibió una llamada telefónica de un profesor de la escuela donde estudia su hijo, quien le pidió que fuera al colegio a tratar un asunto del alumno.

La mujer salió y no regresó a su domicilio, no se sabe aún si estuvo en la escuela o al salir de ahí fue cuando el o los homicidas la interceptaron para quitarle la vida.

Ayer, personal de la PGJ continuaba las diligencias de rigor y trascendió que los agentes de la antes llamada Policía Ministerial indagaban con el propósito de desentrañar este homicidio.