Ciudad Sahagún
Entre varios tundieron al juez
Roberto Alameda González. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
14 de septiembre de 2013

Por Alberto González

Tepeapulco, Hidalgo.- El alcalde priista Alberto Franco Ramírez, tesorero Fernando Raúl Puga López, el director de Planeación y Desarrollo, Francisco Navarrete Arronis, y otros 12 funcionarios están denunciados penalmente por agredir a un compañero de trabajo, en la fiesta privada organizada el miércoles, después del Segundo Informe de Gobierno municipal.

Como consta en la averiguación previa iniciada en el Ministerio Público adscrito a Sahagún, pero que por tratarse de un caso "especial" la remitirán a la Procuraduría de Justicia estatal, con el número 12/DAP/409/2013, registrada el jueves por la tarde, el agredido fue el conciliador municipal Roberto Alameda González.

Derivado de lo anterior, el alcalde se salvó por su fuero, no así el resto de los indiciados, a quienes deberán aplicarles el artículo 187 de la Ley Orgánica Municipal. "Cuando la acusación se entable en contra de un funcionario municipal, excepto el Presidente, los Síndicos y los Regidores, éstos serán provisionalmente suspendidos en sus funciones y se turnará el expediente a las autoridades correspondientes".

Para proteger sus Derechos Humanos, Roberto Alameda acudió ayer a la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo a interponer la queja asentada en el expediente CDHEH-VGJ-2850-13, donde los implicados son el alcalde y los funcionarios ya citados.

El conciliador municipal, al igual que otros servidores públicos, fue invitado por el presidente municipal Alberto Franco a su rancho La Providencia, en la colonia Sales Minerales, después de su ceremonia del Segundo Informe de Gobierno.

Allá acudió el agraviado, a las 18 horas. Aceptó que consumió alrededor de 4 bebidas embriagantes, pero los demás ya estaban "entonados".

Aproximadamente a las 23:30 horas estaba platicando con el representante del mariachi Caporales, cuando intempestivamente el tesorero, Fernando Puga, lo cacheteó y luego siguieron otros funcionarios más a golpes, hasta el alcalde participó.

"Ya nos debías varias, hijo de tu... Te vas a morir de un pinche tiro, no te vas a salvar" y lo pateó, de ello se desprende que Alberto Franco anda armado en la vía pública, sin conocerse exista el permiso legal para la portación..

Otros servidores públicos rescataron a Roberto Alameda, quien salió y acudió con un médico particular.

El legista dictaminó que tiene un esguince cervical y golpes en el cuerpo que no ponen en riesgo su vida, desde entonces no se presenta a trabajar el agredido.

Ya no va a retornar, teme por su seguridad y la de su familia.

Roberto Alameda aseguró que lleva una trayectoria limpia y honorable desde el trienio anterior 2009-2012, y fue el propio alcalde que lo invitó a ser conciliador municipal.