Opinión / Columna
 
Perspectiva 
Esteban Ángeles Cerón 
La comunicación y la pluralidad: Razón política del ejercicio de gobierno
El Sol de Hidalgo
13 de mayo de 2013

  Pachuca, Hidalgo.- El sufragio universal, como expresión de la voluntad ciudadana y como principio; empodera el mandato del pueblo, no como elemento colectivo abstracto del Estado, sino, como vínculo identitario de sujetos sociales concretos; con anhelos democráticos, no como cifras de escrutinio electoral, sino como hombres de trascendencia histórica, que con civilidad política como premisa de voluntad ciudadana, distingue el orden sistémico y edifica en el Contrato Social, la institucionalidad.

El Addendum del Pacto por México, es la convicción del equilibrio y la madurez política de las fuerzas partidistas, que cifran en los intereses superiores de la nación, la configuración de la soberanía como supremacía ciudadana, no como arena política, ni arenga de fragmentación del Estado, porque su unicidad, no admite, en el ejercicio de la política, hacer de la pluralidad tierra de nadie. Por el contrario, la pluralidad distingue a la razón política como fundamento de conducción social, de interacción sana y necesaria del orden sistémico, para armonizar al tejido social.

El presidente Peña Nieto ha cifrado en el Addendum del Pacto por México, una nueva discusión que encausa el diálogo de las fuerzas políticas sobre: la despartidización de los programas sociales; la confirmación de los procesos de transparencia y rendición de cuentas; la búsqueda del sufragio universal en la probidad de los partidos políticos; y el cumplimiento de las plataformas electorales, con un sentido programático. Esto ha suscitado coaligar a las fuerzas partidistas, para asegurar que la naturaleza de la política, como fin de armonía y orden social, no se convierta ni en subterfugio utilitario de intereses oscuros, ni en demagogia de palestra política.

La certeza funcional del Pacto por México, debe erigirse no sólo en la trascendencia del acuerdo político por si mismo, sino en la confianza de que se responde a los intereses ciudadanos, y a la probidad concreta del acto público que constituye la respuesta a los anhelos de justicia y equidad del tejido social, porque es lo que hace de un acto político: el axioma de la credibilidad y verosimilidad ciudadana ante la esfera pública.

Nuestra "democracia electoral", presupone ampliar la comunicación entre ciudadanos, candidatos e institutos políticos; asegurar que las fuerzas partidistas, asuman el compromiso irrestricto del respeto a la ciudadanía; a la observancia del sufragio como portador formal de la voluntad ciudadana en el ejercicio de gobierno; y a la deliberación pública, libre, abierta y plural, que denote la madurez y cultura política a la que apela el pueblo.

La clase política no puede equivocarse ni confundir los intereses de la Nación; el reclamo sentido y articulado de la ciudadanía estriba en hacer de la política, palabra cierta de interés social. Los mecanismos de transversalidad interinstitucional e intersecretarial, constituyen una nueva forma de acción horizontal de las acciones gubernamentales, y evidencian la posibilidad de hacer del gobierno en público, la consolidación de las aspiraciones de una sociedad abierta, que encuentra en la visibilidad de la esfera pública, la dimensión ciudadana como razón de Estado.

El equilibrio político establecido en el Addendum del Pacto por México, propiciará que la "Reforma Financiera" pueda concretarse, lo cual generará los instrumentos indispensables para dinamizar la económica nacional mediante el fortalecimiento de la banca y el mercado interno; cuestiones que marcan, en lo profundo, una redistribución más justa del ingreso y la riqueza en la sociedad, configurando el escenario que propicie la justicia redistributiva como uno de los ejes centrales, en la realización de las conquistas ciudadanas del Pacto por México.

Los tiempos electorales que tienen verificativo en 14 estados de la República, marcan la veda de los programas sociales; pero no la veda de la conciencia política y de la protección del Estado al tejido social; porque los procesos político-electorales, al fundarse en la comunicación intersistémica como un elemento vital de cohesión social frente a la esfera pública, permiten hacer del diálogo consciente, interacción entre los sujetos sociales, y vehículo perfeccionador del ejercicio de gobierno.

Esta comunicación política, se nutre del diálogo y la participación ciudadana para retroalimentar la tarea programática del Estado y custodiar su operatividad. En este sentido, es destacable del "Modelo de Participación del Consejo Consultivo Ciudadano del Estado de Hidalgo, el Eje: Comunicación y Difusión", que, como unidad central ciudadana, propicia el diálogo de una sociedad abierta y horizontal frente al Estado; recobra e impulsa el establecimiento de procesos de comunicación e integración individual, familiar y social; otorga significado a la democracia en el procesamiento y manejo del conflicto de mediación-integración de las problemáticas sociales; y fortalece la difusión de las actividades, trabajos y logros de las estructuras institucionales, comunitarias y vecinales de pueblos, barrios y colonias de los municipios.

La participación ciudadana edifica un nuevo constructo en la comunicación de una sociedad organizada, porque ciudadaniza el diálogo político para trascender como tejido que, empoderado, hace de la política, la unidad del ciudadano, como ser de conciencia concreta, que construye en el Estado, el proceder digno de la humanidad.

AGENDA

* Expreso mi más sentido pésame a la familia del Lic. Humberto Lugo Gil. Ex gobernador y amigo que deja un trascendente legado para nuestra entidad. Descanse en Paz.

* En total acuerdo con el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, en el sentido de que hay que entender el fenómeno fundamental de nuestro tiempo, nadie puede manejarse aisladamente, la comunicación, la tecnología, la modernidad nos liga a todos en el mundo, por lo que es muy importante, discutir e identificar los principios a los que sujetará la procuración de la justicia, y buscar ganar la confianza de la ciudadanía, para tener credibilidad y no limitar las posibilidades de operación y de brindar resultados.

* Con la suscripción del Programa de Trabajo para la prevención, Atención y Seguimiento de Denuncias de Delitos Electorales y Responsabilidades Administrativas con el titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales de la PGR, el Gobernador Olvera da una muestra clara de su compromiso por garantizar un proceso limpio y equitativo para brindar certeza y transparencia en las elecciones, lo que forma parte del Addendum del Pacto Por México.

Twitter: @Esteban_Angeles

Facebook:

http://facebook.com/estebanangelesc

Blog:

http://perspectivahgo.wordpress.com/

Correo: perspectivahgo@gmail.com
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas