Ciudad Sahagún
Capturan a dupla de abigeos
José Eduardo Hernández García, de 24 años. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
18 de marzo de 2013

Por La Redacción

Almoloya, Hidalgo.- Dos consumados ladrones de ganado fueron detenidos, en días recientes, por elementos de la Policía Preventiva Municipal de esta localidad y efectivos de la Coordinación de Investigación del estado, destacados en la región del Altiplano, luego de trabajar de manera conjunta para la captura de los delincuentes que en su última fechoría ya habían robado cuatro cabezas de ganado.

La localización y detención de los responsables se dio gracias a la denuncia del agraviado Francisco Alarcón Ramírez, quien luego de ser víctima de los abigeos dio parte a las autoridades municipales sobre el robo de cuatro becerros, que "los amantes de lo ajeno" sustrajeron del interior de su propiedad, ubicada en la cabecera municipal en referencia.

De tal modo, personal de la Policía local, al mando de su director Bernardo Fabián López Salas, quien dio cuenta de este hecho, comenzaron la búsqueda de los animales, la cual redundó en la detención de un sujeto originario de esa misma población, mismo que se identificó como Juan Hernández Islas, de 48 años, con domicilio en el Bario del Can de esa cabecera municipal, quien a su vez proporcionó información sobre el paradero de los bovinos, así como de su cómplice que, dijo, se encargaba de la comercialización de los mismos en el estado de Tlaxcala.

De esta forma, los uniformados municipales solicitaron la colaboración de sus homólogos investigadores estatales, quienes iniciaron las indagatorias correspondientes para la localización y detención de la segunda persona relacionada con este ilícito que, de acuerdo a los datos proporcionados por el detenido, éste se encontraría en el estado vecino de Tlaxcala.

Sólo pasaron un par de días para que los elementos de la policía investigadora ubicaran el paradero de quien dijo llamarse José Eduardo Hernández García, de 24 años, vecino de la calle San Martín, en el Barrio Grande, perteneciente al municipio de Tlaxco, Tlaxcala, donde fue capturado y trasladado a la ciudad de Pachuca, junto con el primero en mención, quedando a disposición de la Procuraduría General de Justicia, instancia que ya inició el proceso legal correspondiente a la sentencia de los indiciados por el probable delito cometido, así como de otros de la misma índole en los que podrían estar relacionaos en la zona..

Cabe mencionar que los becerros no pudieron ser recuperados por la policía, en virtud de que José Eduardo Hernández García ya los había vendido de manera clandestina, enseguida de ser robados en Almoloya y trasladados a Tlaxcala.