Policiaca
Libre bajo caución conductora
Gladis Zurita enfrentará, en libertad, mediante el pago de una caución, el proceso penal en que está envuelta por un homicidio imprudencial. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
22 de octubre de 2012

Por Jorge Luis Pérez

Pachuca, Hidalgo.- La defensa legal de Gladis Zurita Fernández, de 33 años, empleada de la Secretaría de Educación Pública del estado de Hidalgo, ejerció su derecho de cubrir una caución para salir en libertad y así enfrentar un proceso penal por el delito de homicidio imprudencial.

Fernando Hidalgo Vergara, vocero de la Procuraduría General de Justicia en esta entidad, lo confirmó anoche, señalando que sigue en proceso de integración la averiguación previa 12/SPM/1557/2012, por la muerte por atropellamiento de la voceadora de periódicos Procesa Hernández Hernández.

Señaló que el agente del Ministerio Público está a la espera del peritaje en materia de tránsito terrestre y en mecánica de colisión, lo que permitirá identificar si existen maculas de atropellamiento en el automóvil de Gladis Zurita, un Honda tipo Accord, modelo 2002, color azul, placas HKV-8391.

Asimismo, precisó que el representante social continúa recabando testimoniales y declaratorias, en este caso de la mujer, y si las hubiera, de testigos, lo que permitirá ampliar el volumen de pruebas de descargo.

Hidalgo Vergara indicó que en el Código Penal del Estado de Hidalgo no está tipificado como delito grave el homicidio imprudencial, por lo que la defensa de Zurita Fernández ejercició su derecho de cubrir una caución fijada por el MP.

Como se dio a conocer ayer, Gladis Zurita insiste, determinante: "No atropellé a la voceadora. Mi error fue detenerme para ver en qué podía auxiliar. El responsable fue el chofer de una camioneta roja, con camper verde, de modelo atrasado, el cual se dio a la fuga".

Mientras tanto, los deudos de Procesa Hernández, así como sus compañeros de trabajo, demandaron a las autoridades esclarecer el homicidio imprudencial, a fin de que quien sea responsable sea sancionado conforme a la ley.