Ciudad Sahagún
Servicios de arrastre, carísimos
Los servicios de grúa y corralón representan fuertes gastos para quienes tienen la necesidad de utilizarlos. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
8 de octubre de 2012

Por la Redacción

Altiplano de Hidalgo.- A nadie es desconocido que en casos de accidente o descompostura en carretera la solución más viable de mover o retirar el o los vehículos involucrados sea a través de una grúa, cuyo servicio de arrastre es verdaderamente caro para quienes tienen la necesidad de utilizar esta asistencia vial que en la mayoría de los casos es imponderable.

La mayoría de la gente desconoce o no le informan que este servicio de asistencia en carreteras federales o estatales está debidamente regulado por la autoridad federal, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como por el estado, mediante el Instituto Estatal del Transporte, que con base en tabuladores tarifarios determinan con precisión lo que los prestadores de este servicio tienen que cobrar.

En este sentido, la SCT informó, a través del subdirector de Transporte, René del Castillo Bravo, que el servicio de grúas se proporciona por medio de permisos que se dividen en tres categorías: servicio de arrastre, arrastre y salvamento.

El funcionario mencionó que en el estado son 19 los permisionarios que brindan este servicio, varios de los cuales están establecidos en la región del Altiplano y son supervisados periódicamente a través de brigadas de inspección, quienes también examinan terminales de autobuses y transporte de carga, pasajeros y turismo.

De acuerdo con las tarifas que la dependencia federal aplica en el estado en carreteras de jurisdicción federal, se establece que para el arrastre de un vehículo se utilizan cuatro tipos de grúas: la A, de hasta 3.5 toneladas de capacidad a fin de remolcar; la B, de seis toneladas; C para 12 toneladas, y la D, con 25 toneladas de capacidad, cuyo factor de cobro es por kilómetro que va desde los diez y hasta los 17 pesos, en ese orden, dependiendo del tipo de vehículo que sea y para lo cual hay un banderazo de salida que se aplica desde los 282 hasta los 472 pesos, según el arrastre.

En el caso de las reglas para el servicio de salvamento de vehículos accidentados en carreteras y puentes federales, el abanderamiento con grúa deberá cobrarse por hora, que debe ser de 321 pesos, mientras que el abanderamiento manual será de veintiún pesos, la custodia del vehículo con grúa es de 268, y para las maniobras de salvamento en el camino con grúas de tipo A, B, C y D serán de 650, 713, 813 y mil 121, respectivamente.

Asimismo, para bicicletas y motocicletas la cuota será de ocho pesos; automóviles, veintiséis; camionetas, veintinueve; camiones, tractores agrícolas y tractocamiones, cuarenta y ocho; autobuses, remolques y semirremolques, cincuenta y seis pesos. Misma tarifa que aplicará para tractocamiones con semirremolque.

Según lo anterior, la SCT recomienda que en caso de alguna irregularidad en el cobro de cualquiera de estos servicios, los afectados podrán acudir o llamar a la dependencia a fin de poner su queja, la cual será analizada con objeto de darle seguimiento y sancionar al prestador del servicio, según la anomalía cometida, cuya sanción administrativa sería económica o, en casos extremos, la revocación del permiso..

Por su parte, el Instituto Estatal del Transporte, a través de su área de Comunicación, informó a través de un boletín de prensa emitido hace algunas semanas, sobre la homologación de tarifas que el IET establece en el estado, en conformidad con las que aplica la SCT para el servicio de arrastre y salvamento en la entidad, a efecto de evitar cobros excesivos a la ciudadanía.

Roberto Terán Contreras, titular de la dependencia estatal, refiere en el comunicado que derivado de las verificaciones, a través del área de Ingeniería de la instancia a su cargo, a corralones o depósitos vehiculares que se tienen registrados en todo el estado, de acuerdo con las concesiones que se otorgan y en virtud de quejas que han sido emitidas por la población respecto a esta actividad, se tomó la decisión de igualar las tarifas de cobro de este indispensable servicio carretero con la instancia federal que también, a su vez, hizo lo propio.

En este contexto y bajo estos mismos términos de operación, en la región del Altiplano se encuentran debidamente establecidos y regulados los servicios de grúas con razón social Mancilla, localizada en el municipio de Zempoala; Fernández que da servicio en Apan, Emiliano Zapata y Almoloya; Trejo, en Tepeapulco, y López, en Ciudad Sahagún.