Tepeji
Hubo gran controversia en el cabildo; tensión por posible manifestación en recinto
La Sala de Cabildo de la Presidencia Municipal, de Tula de Allende, fue declarada recinto oficial para la ceremonia de entrega del Primer Informe de labores del alcalde. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
25 de agosto de 2012

Por Rosalía Maldonado

Tula de Allende, Hidalgo.- La sala de Cabildo de la Presidencia Municipal fue declarada recinto oficial para la ceremonia de entrega del Primer Informe de labores del alcalde Jaime Allende González, con lo cual se descarta la organización de un evento masivo para cumplir con el mandato constitución de dar a conocer el estado que guarda la administración municipal.

El acuerdo fue tomado durante la octava sesión ordinaria de Cabildo, por mayoría, con la abstención de los regidores del bloque perredista.

El acto tendrá lugar el próximo 10 de septiembre, a las 9 horas, el moderador será el priista Víctor Villagrán, el documento será recibido por el panista José Isabel Guzmán Alvarado y no se prevé que haya invitados especiales ya que se determinó, guardando las formas del protocolo, que la comisión de "Cortesía" que acompañará al alcalde estará integrada por Karina Mejía y Hugo Jiménez del PRD, Olga Martínez del PRI, Cristopher Pulido del Partido Verde y Sixto Flores de Nueva Alianza.

En asuntos generales el alcalde aclaró los motivos de la salida del secretario de Seguridad Pública, Roberto Briseño Castillo, luego de que el síndico José Luis Rodríguez Higareda cuestionara que, según trascendió, el jefe policiaco dejó la corporación aludiendo congruencia con sus principios y que el alcalde no lo quiso recibir.

Lo cual molestó a Jaime Allende, quien para poner fin a las especulaciones leyó textualmente la renuncia que le presentara Roberto Briseño, en donde se señala que su salida se da "por motivos personales" y aclaró que siempre mantuvo comunicación con el secretario.

Asimismo se discutió por más de una hora la participación de Mario Cruz, quien intentó abordar la problemática que se registra desde hace décadas en el predio La Cantera y a quien por segunda ocasión consecutiva se le negó al posibilidad de participar de la sesión, con el argumento de que no acreditó legalmente la representatividad que dice tener de sus vecinos.

Los munícipes acordaron escucharlo al término de la sesión de cabildo. La intensión de Mario Cruz fue solicitar se les informara sobre las medidas de apremio que se impusieron a funcionarios municipales, entre ellos al director de Obras Públicas Municipales, Carlos García, a quienes los colonos acusan de haber cometido presuntos actos ilícitos para favorecer a la familia Velázquez, en el pleito legal que mantienen por la posesión del predio La Cantera.

OPERATIVO POLICIAL

La tarde del jueves, cuando se realizaba la sesión de cabildo de Tula, decenas de agentes policiales con equipo antimotín rodearon las instalaciones de la alcaldía, derivado a un supuesto rumor de que pobladores enfadados harían una posible manifestación e interrumpirían las acciones de los integrantes del Ayuntamiento.

Por fortuna, no fue así ya que hasta las 6 de la tarde no ocurrió nada de ese tema y los policías municipales con equipo antimotín se retiraron del lugar, ante la mirada de decenas de habitantes que casualmente transitaron por la Plaza del Nacionalismo.