Policiaca
Demanda acción penal contra defraudador con venta de casas
María Solís sostiene la escritura, supuestamente expedida por el Invidah (sello al calce), que acreditaba la propiedad "vendida" por Mario Brena (en el recuadro). Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
23 de febrero de 2012

Por Jorge Luis Pérez

Pachuca, Hidalgo.- Mario Efrén Brena Mijares es investigado por la policía como presunto defraudador de familias necesitadas de vivienda, al amparo del anteriormente llamado Instituto de Vivienda Desarrollo y Asentamientos de Hidalgo (INVIDAH) del Gobierno estatal.

Una de sus víctimas, la contadora María Guillermina Solís Miranda, lo denunció en la Procuraduría General de Justicia (PGJ), averiguación previa 12/DAP/R/I/3270/2011.

Desesperada porque no ve la forma como recuperar los 55 mil pesos que le entregó a Mario Efrén Brena Mijares, en efectivo, mediante depósitos bancarios a la cuenta 0655691866 de Banorte, decidió hacer público su caso.

María Guillermina Solís Miranda acudió a EL SOL DE HIDALGO con el fin de mostrar documentos, en copias, de una averiguación previa, de una escritura pública y de un acta de entrega-recepción de una vivienda en el fraccionamiento La Providencia, según firmados por el ex director de INVIDAH, Marco Antonio Sánchez Altamirano y, como testigo, Jorge Armenta Hernández.

Relató la mujer vecina de la Unidad Habitacional CTM Culhuacán, sección 8, Coyoacán, Distrito Federal, que a finales del año 2009 conoció a Mario Efrén Brena en casa de Maribel Granillo, cerca de Pachuca, en la colonia 2 Carlos.

Hablaron de que él estaba en posibilidades de conseguir casas para mujeres con problemas de violencia intrafamiliar y/o madres solteras, a través del entonces Instituto de Vivienda del Gobierno Estatal.

En declaraciones al reportero, Solís Miranda explicó que la oferta fue atractiva: 20 mil pesos de contado y cómodas mensualidades de 500 pesos, eso sí, con recibos de INVIDAH, hasta completar 30 mil pesos, por una vivienda chica. Una casa grande, por 60 mil pesos.

Narró la agraviada que, el 8 de diciembre de 2009, le entregó a Brena Mijares 20 mil pesos. Él ofreció darle una vivienda en mayo de 2010, fecha que se cumplió y comenzaron las excusas para no cumplir su parte, pretextó que había proceso electoral y cambios en el gobierno.

No obstante, continuó la entrega de efectivo y el depósito de 21 mil pesos el 10 de enero de 2011; y de 2 mil 500 pesos el 11 de marzo de 2011, a la cuenta 0655691866 de Banorte, fichas que mostró la mujer en esta redacción.

También, de unas supuestas escrituras con folio 8/20 que acredita la propiedad del Lote 32, manzana CXII-C, del fraccionamiento La Providencia IV etapa, fechadas el 27 de enero de 2010. En ellas, firma como vendedor el ingeniero Marco Antonio Sánchez Altamirano, director de Invidah, y como testigo el licenciado Jorge Armenta Hernández.

La entrega de ese documento ocurrió en diciembre de 2010, mismo día de un acta de entrega-recepción de una vivienda atribuida al supuesto "Programa Solidaridad", la cual está fechada el 15 de diciembre de 2009, y tiene firmas de Marco Antonio Sánchez Altamirano, director de Invidah, como testigo, Jorge Armenta Hernández.

María Guillermina, ama de casa, esposa de un agente, tras documentar lo anterior, señala: "Me hizo la aclaración de que la casa en cuestión no era nueva, sino recuperada de una adjudicataria (o) con morosidad en sus pagos".

La indicación fue que esperaran a tomar posesión de la misma, hasta que las escrituras estuvieran registradas ante el Registro Público de la Propiedad.

La mujer tiene la fecha grabada: 23 de abril de 2011, cuando entraron a la vivienda del Lote 32, manzana CXII-C, del fraccionamiento La Providencia IV etapa, porque en compañía de su familia hasta llevaron cerrajero para que cambiara chapas. Sin embargo, no la habitaron de inmediato.

"A los 15 días regresamos y nos sorprendió encontrarnos que nuevamente habían cambiado las chapas. No pudimos entrar. Por eso, dejé pegado en el vidrio de la ventana, un recado con mis datos personales. Posteriormente me llamó quien se identificó como Dora Luz que se dijo propietaria del inmueble, y al corriente de sus pagos en PROVIH".

Para ese entonces, el Instituto de Vivienda, Desarrollo y Asentamientos de Hidalgo (INVIDAH), se había transformado en Promotora de Vivienda de Hidalgo (Provih).

Desde ese entonces a la fecha, se agudizó el peregrinar de la declarante y las constantes excusas del demandado, lo que derivó en 4 citatorios en Justicia Alternativa, a los que no acudió Mario Efrén Brena.

Posteriormente, inició de la averiguación previa 12/DAP/R/I/3270/2011 ante la agente del Ministerio Público Luz María Ramírez Pérez.

Ayer, antes de presentarse a EL SOL DE HIDALGO, María Guillermina acudió a la PGJEH, a la Mesa de Delitos Patrimoniales, donde hizo entrega de los documentos que mostró en copia al reportero.

Finalmente comentó que el indiciado le ha ofrecido a cambio de sus 55 mil pesos, un terreno atrás de la Universidad, o un automóvil, pero como lo investigaron y conocen su mala fama, además de que les contesta el celular cada que quiere, decidieron continuar con su denuncia penal y demandarle a las autoridades competentes proceder conforme a derecho en esta investigación que involucra a una dependencia de la Secretaría de Obras Públicas del Gobierno de Hidalgo.