Hidalgo
Imprudente, casi muere
Nicolás Valdez Hernández se salvó, literalmente, de sufrir lesiones graves o de perder la vida, luego de ser arrollado por un Chevrolet tipo Optra. Foto: Abraham Ramírez / El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
15 de septiembre de 2011

Por Abraham Ramírez

Pachuca, Hidalgo.- La imprudencia con que manejaba su motocicleta Yamaha casi le cuesta la vida a Nicolás Valdez Hernández, de 73 años, quien terminó hospitalizado en la clínica del ISSSTE, situada al sur de Pachuca.

La falta de pericia combinada con un descuido que pudo ser mortal fueron, también, otros factores que incidieron en el aparatoso percance entre un Chevrolet tipo Optra, matrícula HLY-9343, y la biciclo motorizada.

Los hechos sucedieron en el bulevar Felipe Ángeles, frente a la Nissan, pero en el carril con destino al sur de Pachuca, poco después de las 2 de la tarde, hasta donde llegaron unidades de auxilio de Protección Civil de la capital hidalguense a fin de ayudar al septuagenario.

La víctima, dijeron peritos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Pachuca, hizo un corte de circulación de lado a lado, atravesando los tres carriles del bulevar en un tramo corto, así que pudo haber sido arrollado no por uno, sino por varios vehículos.

MOTOCICLETA DEBAJO DEL AUTO

La motocicleta que manejaba Nicolás Valdez Hernández, matrícula GAW-36, quedó peligrosamente atorada entre el pavimento y la defensa del Chevrolet Optra, mientras que el conductor de la Yamaha fue proyectado varios metros.

El lesionado golpeó fuertemente su cabeza contra guarnición de la banqueta que divide el camellón en el bulevar Felipe Ángeles, así que comenzó a sangrar, aunque no perdió el conocimiento, pero sí se quejaba de fuerte dolor.

De inmediato, socorristas, tras lograr contener el sangrado, le colocaron un collarín para inmovilizarle el cuello, previendo alguna lesión del tipo esguince o columna vertebral.

CHOFER DEL OPTRA EVITÓ TRAGEDIA

El conductor del Chevrolet tipo Optra, Sotero Riva Almaraz, evitó, gracias a su pericia y a que conducía a baja velocidad en el bulevar, que el resultado del percance fuera de mayores consecuencias..

El chofer circulaba por el carril de alta, pegado al camellón del Felipe Ángeles, cuando se le atravesó, intempestivamente, el motociclista. Aun cuando iba despacio, pudo golpear el biciclo motorizado y proyectar al chofer que, por cierto, no llevaba casco de protección, pues de otro modo no habría sufrido alguna lesión.

El mismo Sotero Riva, luego de descender de la unidad que manejaba y auxiliar al Nicolás Valdez, solicitó la presencia de socorristas de Protección Civil Municipal de Pachuca y de la Cruz Roja con objeto de que auxiliaran a la víctima, lo cual permitió una pronta asistencia al lesionado.

Una vez estabilizado, Nicolás fue llevado a la clínica del ISSSTE, donde fue revisado por médicos especialistas que determinaron que salvo el susto y descalabro, el hombre no había sufrido mayores lesiones.