Opinión / Columna
 
¿Cómo dijo? 
Ricardo Espinosa 
Tengo una muñeca vestida de azul
El Sol de México
28 de julio de 2011

  Pocas imágenes hay tan tiernas como la de una niñita jugando a ser mamá. En forma natural aflora su instinto maternal y canta mientras arrulla a su "niña" sin importarle que sea de trapo o de pasta y no de carne y hueso: "Tengo una muñeca vestida de azul, con su camisita y su canesú".

Así me encontré hace unos días a mi nieta y me puse a recordar todas aquellas canciones que las mamás suelen cantarle a los bebés. Mi nieta en su arrullo no decía canesú, sino camisón, porque yo creo que la palabra canesú no es conocida para ella. De hecho, yo tampoco sabía su significado y recurrí al Diccionario, donde dice que el canesú es la pieza superior de una camisa o blusa.

La canción de la muñeca azulada termina trágicamente: "La llevé a la playa y se me constipó, la llevé a la cama y se me murió", pero las niñas la cantan con tal dulzura que ni parece grave el asunto. Además, parece que la letra original no se refiere al deceso de la muñe. Dice: "La saqué a paseo y se me constipó, la tengo en la cama con mucho dolor".

A este tipo de canciones o arrullos infantiles no se les puede exigir que sigan las reglas de la sintaxis o de la semántica, o sea, pedirle a sus frases una construcción gramatical adecuada o que el significado sea lógico. Basta con que el cantito le suene agradable al bebé para que se duerma o para que se sienta bien.

"A la rorro niño, a la rorro ró, duérmase mi niño, duérmase mi amor...". Eso suena muy bien y a veces hasta a uno cuando lo escucha le dan ganas de echarse a dormir, aunque el rorro sea un sustantivo masculino, y aquí se le ponga el artículo "la".

Incluso mi tía Sinalefa cuando arrullaba a un niño solía cantarle: "A la rurru rurru, patitas de burro, a la raca raca, patitas de vaca" y el bebé, que seguramente no entendía la alusión, se carcajeaba.

"Esta niña linda, que nació de día, quiere que la lleven a paseo en tranvía; esta niña linda, que nació de noche, quiere que la lleven a pasear en coche... La virgen cantaba, San José reía, y el bebé lloraba de hambre que tenía...".

"Pon pon pon, la manita en el bordón, las muchachas en la puerta y el viejito en el rincón...".

"Aserrín, aserrán, los maderos de San Juan, piden queso y piden pan, no les dan, les dan un hueso en el mero pescuezo...".

Así, absurdos pero llenos de dulzura son todos esos cánticos que ayudan a las madres a llevar su difícil pero encantador papel de madres.

Consultorio Verbal

comodijo2@hotmail.com

Monterrey, N.L.

www.comodijo.net

PREGUNTA DEL PÚBLICO: Eric Rubio: Constantemente corrijo a un vecino porque dice la palabra "haiga" y yo digo que es "haya" del verbo existir, pero consulto el Diccionario de la Lengua Española y me dice que esa palabra no existe. ¿Puede decirme por qué?

RESPUESTA. La palabra haya sí existe, pero es una forma de conjugación del verbo haber. Es el presente del modo subjuntivo del verbo haber en primera y en tercera persona: Yo haya y él haya.

1.- AHORA PREGUNTO: La señora andaba de vacaciones y en una tienda de artesanías compró un retablo. ¿Qué es un "retablo"?

a.- Un conjunto de figuras.

b.- Un instrumento musical.

c.- Una especie de carreta.

b.- Un juego de falda y blusa.

2.- TAMBIÉN PREGUNTO: ¿Qué significa sumiso?

LIBROS. Si usted desea adquirir algunos de los libros publicados por Ricardo Espinosa, todos acerca del uso del idioma y con un toque de humor, solicite información a libros@comodijo.net o al (0181) 8148 8141 Monterrey, N.L. Le dirán precios, títulos y forma de hacer el pedido. Se los pueden enviar hasta su casa, en cualquier ciudad del país.

1.- RESPUESTA: a.- Un retablo es un grupo de figuras montadas sobre una base que representan una historia o un suceso.

2.- RESPUESTA: Sumiso significa sometido, obediente, subordinado.

Me retiro con esta frase: La vieja práctica de un tirano es usar a una parte del pueblo para someter a la otra parte. ¿Cómo dijo? Hasta el domingo.
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas