Policiaca
Muerte por negligencia en el IMSS
La esposa de un hombre que murió por un padecimiento mal atendido, denunció ante el MP a médicos de la clínica del IMSS de Pachuca. Foto: El Sol de Hidalgo.

El Sol de Hidalgo
22 de marzo de 2011

Por Jorge Luis Pérez

Pachuca, Hidalgo.- Por negligencia médica que le costó la vida a un enfermo, fue denunciado penalmente personal de la clínica 01 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de Pachuca.

De acuerdo a lo declarado por Laura Muñoz Martínez, en la averiguación previa 12/HG/336/2011, víctima de una peritonitis mal atendida, falleció Emigdio Solís Velázquez, de 51 años.

Explicó que en agosto de 2010, el infortunado comenzó a sentir fuertes dolores estomacales y acudió a consulta general, recetándole únicamente dosis de calmantes.

Fue hasta el 23 de diciembre, cuando lo canalizaron a estudios de radiodiagnóstico, entre otros.

El 4 de febrero entregaron los resultados, que revelaron la presencia de hernia ayatal y gastritis grado II, por lo que ese mismo día le recomendaron a la pareja que se internara el paciente.

Otro diagnóstico probable era cáncer de colón, empero, los médicos realizarían más estudios para descartarlo o confirmarlo. Así se hizo, y ahora resultó colitis crónica y un problema en el colón.

Afirma la mujer, de 53 años, en su declaración ministerial, que a Emigdio Solís no le dieron ningún tratamiento, y fue hasta el 28 del mismo febrero, cuando lo internaron para practicarle una cirugía en el colon, que llevó a cabo el oncólogo Othón Padilla Vaca.

Añadió que todo iba bien hasta el 5 de marzo, cuando comenzaron nuevamente los dolores de estómago mientras se encontraba internado.

Pidió la intervención de médicos para revisar el hombre, sin embargo, la indicación fue esperar a que el doctor Granados saliera de una cirugía para que lo revisara. Eso fue hasta el día siguiente.

El 9 del presente se complicó el estado de salud de Emigdio, porque se hinchó el colon.

La señora Laura Muñoz Martínez entonces recurrió a la Subdirección de la clínica, donde la calmaron prometiéndole que a su marido lo atendería el doctor Contreras, pero tampoco acudió.

La respiración del paciente agravó y, tras varios exámenes y ultrasonidos, el Servicio de Radiología entregó imágenes que muestran perforación de intestinos y que la materia fecal se había regado y contaminó el cuerpo, lo que derivó en la muerte de Emigdio Solís Velázquez.

Por lo anterior narrado cronológicamente, la mujer demandó que el agente del Ministerio Público acuda a las instancias correspondientes y profundice las investigaciones a fin de proceder conforme a derecho en contra de los probables responsables, de lo que consideró una mortal negligencia médica.