Hidalgo
El Grupo 24 Horas de Hidalgo celebra junta pública en Tizayuca y entregará reconocimientos
Miguel, integrante del Grupo 24 Horas Hidalgo de Alcohólicos Anónimos, de Tizayuca, informó sobre la junta de información pública de aniversario que se celebrará mañana. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
1 de marzo de 2011

Por Jorge Luis Pérez

Tizayuca, Hidalgo.- Mañana en la tarde, en Tizayuca, el Grupo 24 Horas Hidalgo del Movimiento Internacional de Alcohólicos Anónimos, celebrará una junta pública de información para conmemorar su duodécimo aniversario de existencia.

Además, entregarán reconocimientos a integrantes que permanecen sobrios desde hace 26, 20, 17, 15, 14, 13, 12, 8, 4, 3, 2 y 1 años, respectivamente.

Miguel acudió a la redacción de este diario con el fin de comentar que los servidores del Grupo 24 Horas Hidalgo y el Movimiento Internacional Alcohólicos Anónimos divulgan que son hombres y mujeres que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza a fin de resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo.

Dice que el único requisito para ser miembro de AA es el deseo de dejar la bebida; no se pagan honorarios ni cuotas, porque se mantienen de sus propias contribuciones.

Miguel asevera que AA no está afiliada a ninguna secta religiosa, partido político o institución gubernamental, pues no desean intervenir en ninguna controversia y tampoco respalda o se opone a alguna causa.

El principal fin es que sus miembros se mantengan sobrios y ayudar a otros alcohólicos a alcanzar ese estado.

La cita para esta junta pública de aniversario es en el auditorio municipal de Tizayuca, con entrada gratuita, a partir de las 17:30 horas, donde se refrendará que el alcoholismo es una enfermedad incurable.

"A MÍ ME DABA VERGÜENZA"

Miguel afirma que a principio le daba vergüenza que lo vieron entrar al grupo, porque no sabía de qué se trataba y se preguntaba si ahí lo enseñarían a tomar.

Su caso es dramático. Su papá se perdió en el alcoholismo y luego perdió la vida, el 23 de febrero de 1983, porque tal vez no supo o no quiso acudir a AA por ayuda.

"En las juntas vas a escuchar de crudas, de sufrimiento, de soledad, de problemas económicos y con la familia. Te hablan de delirios, entre otras situaciones, y yo me identifico de inmediato, porque antes de acudir a AA creí que era el único en todo el mundo que sufría por mi alcoholismo.

"En la comunidad te das cuenta que todos pasamos por lo mismo, pero en diferentes escenarios, porque somos víctimas de la obsesión por beber.

"Tuve la fortuna de llegar a este grupo hace 20 años y me mantengo sobrio, desde entonces, sin una gota de alcohol, aunque por lógica ha habido crisis y momentos de duda, pero por eso precisamente está el grupo, para ayudarnos en momentos difíciles.

"Ya no me da vergüenza decir que milito en este grupo de 24 horas de alcohólicos anónimos, porque sé que significa vida, y he podido conservar una familia, una manera de vivir y mi dignidad como ser humano".

MÁS DE 350 GRUPOS 24 HORAS

Aunque en el estado de Hidalgo, Tizayuca, Tula y Atitalaquia son los únicos municipios que cuentan con un Grupo AA de 24 horas, en el mundo existen 350, y en la junta pública de mañana participarán fundadores de esta organización como Guillermo y Macario.

Cuestionado Miguel acerca de que Hidalgo se encuentra como una de las entidades con mayores índices de alcoholismo, indica que actualmente son 15 compañeros en el grupo Tizayuca que no tratan de convencer a nadie de que dejen de beber, sino que brindan ayuda moral a quienes ya no saben qué hacer por su manera de beber.

"No estamos en contra de las personas que lo fabrican, lo venden o lo beben, simplemente estamos a favor de que si alguien de quienes lean EL SOL DE HIDALGO y se enteren de nuestra junta de aniversario y de nuestros servicios las 24 horas del día y tengan esta clase de problemas, estamos a sus órdenes, porque el programa de AA sí funciona, quien muchas veces no funciona es uno.

"Porque se puede sentir que estás perdiendo el tiempo, que si ya dejaste de tomar unos días eso es todo, y la realidad es que no es así. El tratamiento es permanente y no hay que abandonarlo", concluye Miguel.