Ojo política
"Caasim entrega buenas cuentas": José Luis Gallego
José Luis Gallego. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
9 de octubre de 2010

Por La Redacción

Pachuca, Hidalgo.- A seis meses de cumplir cinco años al frente de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Servicios Intermunicipales (Caasim), José Luis Gallego precisa: "Entregamos buenas cuentas. Puedo afirmar que hemos cumplido".

Afectado por persistente afección bronco-respiratoria, acreditada a intempestivos cambios climáticos, señala con seguridad:

"Vamos viento en popa y mejorando".

Sustenta la aseveración, hoy pulcramente afeitado, en espera de los dos últimos meses del año, en que deja crecer la barba y tira el rastrillo al desván:

"Hay menos fugas, los servicios han sido mejorados. Consolidamos circuitos de distribución y, de un universo de 160 mil, hay entre 25 y 30 mil usuarios que todavía no se regularizan. Hemos abatido esta cifra negra".

Cita, como ejemplo, sólo eso, que en la zona de Santo Tomás, adelante de Zempoala, se registraba continuamente un desabasto.

"Hoy todo está normalizado".

En su bitácora cotidiana aparece la responsabilidad de 14 municipios, entre ellos Pachuca, Mineral de la Reforma, Epazoyucan y, ya próximo, Zapotlán, a petición del Cabildo.

NUEVOS FRACCIONAMIENTOS

En el entendido que la capital del estado ha crecido aceleradamente hacia el sur, con nuevas zonas habitacionales, explica cómo se trabaja:

"Tenemos límites de derechos de agua en su explotación. Lo marca Conagua. No podemos rebasar lo especificado.

"A los nuevos fraccionamientos se les condiciona a que nos compren los volúmenes que van a utilizar".

De pasivos que enfrenta Caasim, los etiqueta como históricos, más allá de su administración:

"Con la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (CLyFC)registramos un adeudo de 180 millones. Ignoro en qué forma se ubicarán, en términos de liquidación, con la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Agregaría 165, también millones, con la Comisión Nacional del Agua (CNA).

Emergido de la iniciativa privada, a Gallego no lo impelen otros motivos urgentes que no sean "quedar en espera de las instrucciones del nuevo mandatario estatal, Francisco Olvera. Me gusta lo que hago".

Empero, en el recuento de su gestión, apunta que Caasim ha recibido todo el apoyo, "sin restricciones", del gobernador Miguel Osorio.

"Marcó la línea, precisa, estricta: servir y satisfacer necesidades de un líquido que es prioritario".

EFICIENCIA EN RECAUDACIÓN

Puntualiza que, dentro de su responsabilidad, la Comisión no ha negociado ningún adeudo.

"Mejoramos la recaudación y nuestro nivel de eficiencia está casi arriba en 9.5 porcentual".

La medición la desmenuza:

"Surge de estimar el volumen inyectado a la red contra lo cobrado. Rebasamos la media nacional".

Conocedor en su labor, dice:

"Aplicó la ingeniería a procesos de distribución de agua".

Reconoce que llega a sortear problemas, porque hay tramos de tubería que ya cumplieron su ciclo de vida útil, aunque mucho ayuda "saber regular presiones, sobre todo en tramos altos".

No maquilla evaluaciones:

"A la semana registramos 20 fugas en líneas; antes eran casi 80. En tomas domiciliarias llega a ser de 150; en el pasado tuvimos hasta 300".

Gallego, a su arribo a Caasim, tenía la aureola de ser en exceso quisquilloso.

Sonríe, pleno.

"Soy directo, no rudo. Entiendo de lo importante que es saber escuchar".

APOYOS, FUGAS Y ADEUDOS...

Resalta que, por instrucciones del gobernador Osorio, se aplican programas sociales en respaldo a la economía de sectores vulnerables económicamente.

"Nos significan anualmente 26 millones. Entre ellos: apoyo de 50 por ciento en fugas domiciliarias; subsidios en contratos; descuentos de 50 por ciento en el consumo de 0 a 8 metros cúbicos a personas de la tercera edad; condonación de recargos a multas de 50 al ciento por ciento a quienes llegan a solucionar adeudos".

Detalla que el agua aún está subsidiada por costo de operación.

"El gasto de 0 a 8 metros cúbicos, en cuota fija, que incluye drenaje, alcantarillado y saneamiento, es de 56 pesos; quienes exceden, cubrirán más. Es lo justo"..

Acepta que "hay mucho por hacer", que reciben entre 15 y 20 reportes al día, pero que la atención es pronta, "en una atención en la que todos nos involucramos".