Valle del Mezquital
Macabro hallazgo: mujer decapitada
El viernes pasado, en Zacualoya, comunidad de Chilcuautla, se encontró una cabeza y, cuatro días después, el resto del cuerpo, el cual presentaba más mutilaciones. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
22 de julio de 2010

Por Alma Leticia Sánchez

Chilcuautla, Hidalgo.- Primero fue encontrada una cabeza a orilla del río Tula; cuatro días después apareció el cuerpo, y todo indica se trata de una mujer que aún se encuentra en calidad de desconocida.

Los macabros hallazgos fueron hechos por vecinos del municipio, quienes enseguida reportaron a las autoridades de la Dirección de Seguridad Pública Municipal para enterar a los agentes del Ministerio Público y de la Coordinación de Investigación, grupo Ixmiquilpan.

En orden cronológico, el viernes pasado, casi a las 15 horas, se informó que en una compuerta de agua situada a orilla del río Tula, a la altura de la comunidad Zacualoya, había una cabeza humana.

Al acudir al sitio, los agentes policiacos confirmaron la versión.

En ese momento se creyó que pertenecía a un hombre. Se observó que ambas mejillas tenían heridas que posiblemente fueron producidas por arma blanca.

Agentes de Investigación, grupo Ixmiquilpan, bajo el mando del comandante Antonio Cornejo Sánchez, inspeccionaron en los alrededores con la finalidad de hallar el resto del cuerpo, pero no tuvieron éxito.

En ese momento se presumió que posiblemente la cabeza había sido arrastrada por la corriente del río Tula y quizás podría provenir de otro municipio o entidad federativa.

Fue trasladada al Semefo de Ixmiquilpan, iniciándose la averiguación previa 7/III/856/2010.

El martes anterior, a las 20:35 horas, se descubrió el cuerpo y también fue en la ribera del río Tula, entre las comunidades Zacualoya y Tlacotlapilco, cerca de donde fue encontrada la cabeza.

Se trata de una mujer que sólo traía pantaleta color negro, en estado putrefacto, sin el brazo derecho y con heridas en las piernas, así como con un solo seno; además, estaba descabezada.

Todo indica que ambas partes halladas pertenecen al mismo cuerpo y es una fémina.

Debido a las últimas lluvias, la corriente del río Tula ha crecido, lo cual dificultó y puso en riesgo a los agentes de investigación y al personal de la funeraria que rescataron el cuerpo de las aguas negras.

De ello se inició la averiguación previa 7/I/872/2010 en la agencia del Ministerio Público de Ixmiquilpan.

Cabe recordar que este no es el primer caso de una mujer sin vida flotando en el río Tula.

El primero fue a la altura de la Unidad Deportiva Municipal de Ixmiquilpan.