Opinión / Columna
 
Enrique Medina Vidaña 
La Reforma Educativa está en marcha y no se detiene
El Sol de Durango
19 de diciembre de 2014

 

POR ENRIQUE MEDINA VIDAÑA



En febrero de 2013, con la reforma a los artículos Tercero y 73 constitucionales, en el servicio público educativo en los tipos básico y medio superior se asegura que la educación que imparta el Estado mexicano -federación estados y municipios-, de manera directa o a través de los órganos desconcentrados o descentralizados, será laica, gratuita, obligatoria, de calidad, incluyente y con equidad, al tiempo que responderá al principio e interés superior de los niños y los adolescentes, consignado también en el texto constitucional.

De manera específica, con la reforma al Artículo 73 constitucional se amplía el ámbito de actuación del Congreso de la Unión, órgano de decisión que tiene ahora la facultad para legislar en materia del Servicio Profesional Docente, por lo que dispone que "se deberán de establecer criterios, términos y condiciones para el ingreso, la promoción, el reconocimiento y la permanencia en el servicio profesional docente".

Como consecuencia de ello, en el Artículo Tercero constitucional se garantiza la calidad en la educación obligatoria; se establece que habrá concursos de oposición que garanticen la idoneidad de los conocimientos y capacidades de maestros, directivos y supervisores; y se fundamenta la creación del Sistema Nacional de Evaluación Educativa, que será dirigido por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Con la Reforma Educativa, que fue concebida y está estructurada para buscar el mejoramiento constante del servicio educativo y el alcanzar el máximo logro educativo de los estudiantes, se establece que será el Estado quien garantizará los materiales y los métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y directivos, en un marco de inclusión y diversidad. Además de ello, lo más importante es que se eleva a rango constitucional la calidad de la educación y se establece la posibilidad de que los padres de familia o tutores puedan expresar su opinión acerca de los contenidos de planes y programas educativos.

En este contexto y con el ánimo de precisar algunos conceptos, pero especialmente para advertir de las implicaciones que tendrá la implementación de la Reforma Educativa, tanto a nivel federal como en el ámbito local, estuvo en Durango el pasado miércoles el licenciado Ramiro Alvarez Retana, coordinador nacional del Servicio Profesional Docente, quien destacó que con esta reforma, será necesario poner en marcha acciones de coordinación entre los distintos órdenes de gobierno, tanto para atender las exigencias normativas como para hacer las previsiones presupuestales necesarias, que permitan concretar gradualmente las disposiciones de la propia reforma a nivel general.

Ante un nutrido auditorio, integrado por funcionarios, supervisores, directivos, asesores técnico-pedagógicos, jefes de departamento y otro personal de los niveles de educación primaria, secundaria y educación media superior, el coordinador nacional del Servicio Profesional Docente planteó que la Reforma Educativa prevista constitucionalmente se amplía y se precisa en las leyes secundarias, como son: la Ley General de Educación, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa y la Ley General del Servicio Profesional Docente, de las que habló específicamente y explicó su contenido más importante.

Comenzó diciendo que el Servicio Profesional Docente -SPD- es ya un elemento del Sistema Educativo Nacional, por lo que sus procesos y dimensiones básicas, integradas en las disposiciones establecidas para el ingreso, la permanencia, el reconocimiento y la promoción en el servicio público educativo serán sujetos a evaluación permanente.

En su exposición, el titular del SPD comentó que la evaluación de ingreso al servicio educativo ha quedado institucionalizada y que cada año se llevará a cabo a nivel nacional el concurso correspondiente, unos meses antes de que comience el nuevo ciclo escolar. En cuanto a la evaluación docente del personal en servicio, para efectos de permanencia y promoción, comentó que será en el segundo semestre de 2015 cuando ésta se lleve a cabo, y en ella deberán de participar todos los maestros de educación primaria, secundaria y media superior.

También se habló de promociones e incentivos para las distintas figuras educativas, dejando claro que todos los beneficios que los trabajadores puedan obtener, serán en función de sus méritos académicos, de su desempeño en la función y sobretodo, de los resultados que obtengan en las evaluaciones que se realicen de manera periódica.

Se hizo énfasis en que se habrán de respetar a cabalidad los derechos adquiridos por los trabajadores; sin embargo, se precisó que si no se obtienen los resultados de idoneidad que se han establecido en los perfiles, parámetros e indicadores para cada puesto y función educativa, después de tres evaluaciones consecutivas, una persona podría cambiar de función, y por tanto, se modificaría la forma en que se calcularían sus percepciones salariales futuras, partiendo del monto de las percepciones vigentes al conocerse el resultado no idóneo de la tercera evaluación.

Como incentivos, se dijo que se consideran como tales, el incremento de horas, el cambio de plaza por promoción y las remuneraciones temporales por servicios como tutoría y asesoría técnica-pedagógica. En cada caso, los trabajadores participarán en procesos de evaluación para acceder a tales beneficios.

Por lo que se refiere a la preparación profesional, el titular del SPD explicó que es obligación de los órdenes de gobierno que administran la educación pública en los tipos básico y medio superior, ofertar opciones de regularización, capacitación, actualización y formación continua, tanto para los trabajadores (docentes, técnico-docentes, directores, supervisores y jefes de departamento) que hayan resultado idóneos en las evaluaciones como para los no idóneos. Especialmente para éstos últimos quienes de manera recurrente serán evaluados hasta demostrar la idoneidad de su perfil y función.

Fueron muchas las preguntas que el auditorio le presentó al conferencista, y en general, se puede decir que respondió a todas, aunque siguen quedando algunas inquietudes, que poco a poco, y sobre la marcha, se irán clarificando y sistematizando, porque una cosa es segura, la Reforma Educativa llegó para quedarse, es obligatoria, y todos tenemos que participar activamente.




 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas