México
Comprometido Peña Nieto con la no discriminación
El presidente Enrique Peña Nieto destacó que una sociedad de derechos supone la igualdad en dignidad y eliminar todo tipo de discriminación. Foto: Archivo/El Sol de México
Organización Editorial Mexicana
18 de mayo de 2013


Carlos Lara/El Sol de México

Ciudad de México.- En el marco del Día Internacional de la Lucha contra la Homofobia; el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, refrendó su compromiso por un México incluyente y libre de discriminación.

A través de cuenta de Twitter, el Primer mandatario destacó que hacer una sociedad de derechos supone igualdad y eliminar cualquier tipo de discriminación.

"Este 17 de mayo, Día Internacional de la Lucha contra la Homofobia, refrendo mi compromiso por un #MéxicoIncluyente, libre de discriminación.

"Hacer de México una sociedad de derechos supone la igualdad en dignidad y eliminar todo tipo de discriminación", redactó en su cuenta de Twitter.

Y es que de enero de 2011 a marzo de 2013, suman 377 los presuntos casos de discriminación en agravio de personas de la Comunidad Lésbica, Gay, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual (LGBTTTI), esta cifra remite a 325 quejas sobre presuntos actos de discriminación imputables a personas físicas o morales y 52 reclamaciones contra autoridades o servidores públicos federales por la misma razón, según datos del Consejo Nacional para Prevenir la Discrimación (Conapred).

De acuerdo con datos de un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), reveló que de 370 profesionales de la salud (131 hombres y 239 mujeres del Estado de México, Yucatán y el Distrito Federal), casi una cuarta parte piensa que la homosexualidad es causa de SIDA en México, más de 25 por ciento dijo que no compartiría una casa con un homosexual y casi tres cuartas partes opinaron que las personas viviendo con VIH eran culpables de su condición.

El 17 de mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió eliminar la homosexualidad de las listas de enfermedades mentales y cada vez más países se suman a esta lucha contra quienes ejercen algún tipo de discriminación basada en la orientación sexual y en la identidad de género.

Actualmente, 79 países criminalizan la homosexualidad, incluso condenan actos sexuales consensuados entre personas adultas del mismo sexo con penas de prisión; siete naciones castigan esta preferencia sexual con la pena de muerte: Irán, Arabia Saudita, Yemen, Mauritania, Nigeria, Somalia y Sudán.

En otras partes del mundo, al contrario, la justicia sanciona los actos de intolerancia u homofobia como ocurre en Argentina, Bélgica, Holanda y Noruega.