Opinión / Columna
 
Emiliano Hernández Camargo  
Diez pasos para la construcción de la Constitución de Durango del Siglo XXI
El Sol de Durango
24 de febrero de 2012

  La iniciativa de Ley para la Reforma del Estado, que presentó el gobernador Jorge Herrera Caldera, a la LXV Legislatura el 15 de diciembre de 2011, abre el camino para la construcción de la Constitución de Durango del Siglo XXI. La vigente, promulgada el 6 de octubre de 1917, es nuestra Constitución local del Siglo XX que, en sus 94 años de vida ha sido modificada en el 96% de sus 131 artículos originales. Son ya 552 las reformas aprobadas por las 39 legislaturas (de la XXVI a la LXV Legislatura). Al igual que en el Congreso de la Unión, en Durango se ha seguido la dinámica reformadora de nuestra Carta Magna. Esta ha sido modificada en un 77% de su versión original. Muchas de las reformas de la Constitución local fueron para hacerla concordante con las reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La LXV Legislatura tiene un histórico compromiso en el marco de lo que establece la iniciativa del titular del Ejecutivo. Participar fuertemente en las estancias conductoras del proceso de Reforma del Estado (Comisión Intergubernamental, Comité y Organo Auxiliar) para hacer efectiva la participación de la sociedad, y, posible la elaboración de una iniciativa de reforma integral y estructural de nuestra Constitución. Pero nuestro compromiso debe ir más allá. Además de la formulación de una iniciativa tenemos que fijarnos como meta mayor, la aprobación y la promulgación de la Constitución del Siglo XXI.

Hay realidades qué cambiar, proyectos estratégicos a largo plazo qué impulsar, demandas qué atender y lecciones qué aprender. Nuestra Constitución debe ser el motor que propicie el desarrollo social, político, económico y cultural de Durango. La nueva Constitución no sólo debe recoger la nueva realidad social sino transformarla hacia el proyecto del Durango que queremos. Es tiempo de que seamos una Entidad Federativa de vanguardia en el contexto de la República. Competitiva en el escenario de la globalidad. La quinta Constitución local como en su momento la de 1825, 1857, 1863 y 1917, debe reflejar la visión, los sentimientos y las energías que perviven en el alma colectiva de los duranguenses.

No omito recordar como puntos de referencia que la Reforma del Estado en el ámbito de la Federación, después de un debate de más de 14 años no ha logrado en el Congreso de la Unión, un consenso suficiente favorable a la idea de promulgar una nueva Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Pero sí han traducido en reformas innovadoras en los estados de Tlaxcala, Oaxaca, Chiapas y Zacatecas después de la década de los 80´s. Esta última maduró en un proceso de dos décadas.

En ese contexto, propongo los diez pasos a seguir para la construcción de la Constitución de Durango del Siglo XXI. Ojalá la sociedad duranguense registre las aportaciones sustantivas de los diputados en dos fechas emblemáticas. El 6 de octubre de 2012, en que cumple 95 años de vigencia de la Constitución del Siglo XX. La otra fecha referencial para la LXV Legislatura puede ser antes del 1 de septiembre de 2013 en que terminamos nuestras funciones como representantes populares. Herrera Caldera ya dio el primer paso a nosotros nos toca dar el último. La legislación secundaria le será tarea de la LXVI Legislatura.

Pero, ¿cuál es la estrategia que deberemos seguir para construir la Constitución de Durango del siglo XXI? Propongo desde ahora diez pasos a seguir.

UNO.- El primer paso dentro del esquema de innovación constitucional ha sido dado por el gobernador Jorge Herrera Caldera. La presentación formal en diciembre del año pasado de la INICIATIVA PARA LA EXPEDICION DE LA LEY PARA LA REFORMA DEL ESTADO, que contiene de manera puntual los temas que interesa revisar y cómo hacerlo dentro de un proceso de consulta, diálogo y negociación política entre las distintas expresiones de la sociedad duranguense.

DOS.- El segundo paso de la reforma constitucional integral, que es la APROBACION DEL PLENO DEL PROYECTO DE DECRETO QUE CONTIENE LA LEY PARA LA REFORMA DEL ESTADO DE DURANGO, a partir del dictamen de la iniciativa del Ejecutivo, emitido por las Comisiones Unidas de Estudios Constitucional y de Gobernación. Votada la nueva ley, ésta permanecerá vigente desde su publicación en el Periódico Oficial del estado hasta que concluya el proceso reformador constitucional que se ha emprendido.

TRES.- LA INSTALACION de la COMISION PARA LA REFORMA DEL ESTADO, como la instancia de integración plural e interinstitucional responsable de la conducción del proceso reformador es el siguiente paso.

La Comisión responsable, como lo señala el proyecto de Decreto, estará integrada por cinco servidores públicos de cada uno de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. El gobernador del estado la presidirá.

CUATRO.- INSTALACION del COMITE PARA LA REFORMA DEL ESTADO, cuya responsabilidad es ejecutar las resoluciones de la COMISION. Estará integrada por el diputado presidente de la Comisión de Estudios Constitucional del Congreso; el consejero jurídico del Gobierno del Estado y un representante del Poder Judicial.

El Comité para la Reforma del Estado ejercerá sus funciones administrativas con el apoyo de un ORGANISMO AUXILIAR que dependerá de la Secretaría General de Gobierno.

CINCO.- EL GRAN OBJETIVO DE LA REFORMA DEL ESTADO y socializarlo ampliamente entre la población. De la amplitud y claridad con que se exponga a la sociedad el objetivo central que persigue este proyecto de nueva Constitución dependerá la respuesta de las y los ciudadanos y el involucramiento de los actores políticos de la entidad. Reitero, la iniciativa no debe ser el producto elaborado sólo por los académicos y juristas. Construir la quinta Constitución del Estado no puede ser tarea de escritorio.

SEIS.- ELABORACION DEL PLAN DE TRABAJO que establezca tiempos y responsables para elaborar las iniciativas y concluir el proceso legislativo de Reforma de la Constitución del estado y de las leyes secundarias que se precise, sobre todo en un plazo que no exceda el periodo de ejercicio de la actual LXV Legislatura del Estado.

SIETE.- La CONSULTA PUBLICA es parte fundamental para el éxito de la reforma integral constitucional. Además de los Foros abiertos a la participación ciudadana, se requiere poner en marcha una agenda de trabajo con académicos, consultores especializados y el propio Instituto de Investigaciones, Estudios Legislativos y Asesoría Jurídica del Congreso del Estado.

La opinión, durante el proceso, y el voto de los Ayuntamientos, como parte del Constituyente Permanente, será también fundamental en los trabajos para la Reforma del Estado. Y de acuerdo con el espíritu de los tiempos, los medios de comunicación deben involucrarse desde un principio en el proyecto de los duranguenses, para que participen y se expresen con libertad todas las voces de nuestra sociedad plural. La consulta ciudadana y la adhesión mayoritaria de las expresiones organizadas de la sociedad al proyecto de iniciativa será la fuente primaria de legitimación del proceso reformador del Estado. Un proyecto de tal envergadura requiere credibilidad.

OCHO.- Concluida la etapa de la consulta pública, el siguiente paso será FORMULAR EL PROYECTO DE INICIATIVA DE REFORMA CONSTITUCIONAL INTEGRAL y someterlo a un proceso de negociación política para obtener el consenso de las fuerzas políticas representadas en el Congreso.

NUEVE.- ELABORAR EL DICTAMEN CORRESPONDIENTE Y VOTARLO EN EL PLENO. Presentada la iniciativa de ley ante el Congreso, el noveno paso será dar curso al proceso de reforma constitucional que prevé el artículo 130 de nuestra Constitución local: Turnar el proyecto a la Comisión Dictaminadora; hacerlo del conocimiento de la ciudadanía; solicitar a los poderes Ejecutivo y Judicial que emitan su opinión por escrito en un plazo no mayor de treinta días.

Aprobado por la asamblea, el proyecto de Decreto se remitirá a los ayuntamientos para que éstos emitan su voto dentro de los 45 días naturales siguientes. Hecho lo cual vendrá la declaratoria de aprobación por el CONSTITUYENTE PERMANENTE.

DIEZ.- ADECUACION DE LA LEGISLACION SECUNDARIA que ordene el decreto reformador, en los plazos que al efecto se establezcan. Esta misión puede cumplirla la LXVI Legislatura.
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas