Durango
Sistema penal acusatorio será adoptado en Latinoamérica
El Sol de Durango
26 de junio de 2011

Juan Pablo Hernández

Durango, Durango.- El Estado de Durango se adelantó a su tiempo al implementar un sistema penal acusatorio de juicios orales, el cual habrá de ser adoptado por todo Latinoamérica, en donde el problema es de cultura y mentalidad en donde aún prevalece el sistema inquisitivo que ya resulta obsoleto, pues el juez se encarga de acusar, probar y juzgar. "Hoy son tiempos de respeto a los derechos humanos y a las garantías individuales", afirmó Gustavo Calvinho, miembro titular del Instituto Panamericano de Derecho Procesal.

Durante la entrevista para El Sol de Durango, el procesalista argentino, al término de su exposición, manifestó que el gobierno, legisladores y magistrados de Durango tuvieron la visión de adoptar un sistema penal acusatorio, garantista, de transparencia y de respeto a los derechos humanos.

Afirmó que aun el peor criminal es un ser humano y muchas veces se confunde tanto en la doctrina como en la academia, lo que es el proceso con la política criminal, lo cual son dos cosas distintas: "no podemos hacer política criminal a través del proceso y tampoco a través de la política criminal podemos enjuiciar a la gente, simplemente el proceso es en una democracia la garantía de garantías previo a que un ser humano pueda ser condenado; Esto no significa impunidad..."

Agregó: "No podemos tenerle miedo al proceso en sí porque es simplemente una garantía humana que si se elimina ya no se podrá hablar de democracia ni de Constitución, ni mucho menos de derechos humanos".

El catedrático de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, reconoció que para hacer un cambio del sistema inquisitivo al acusatorio (oralidad) se requieren de recursos económicos, de mayor capacitación para litigantes, jueces y magistrados, sin embargo poco a poco el cambio se habrá de dar no sólo en México y Argentina, va a ser en toda Latinoamérica.

"No podemos quedarnos rezagados con un sistema inquisitivo que data desde la Colonia, de la conquista española, a los tiempos actuales, las nuevas generaciones deben recibir el sistema de la democracia, lo cual se ha adoptado poco a poco en los últimos 15 años y sin lugar a dudas las tendencias es de un crecimiento en todos los países.

Dijo que una verdadera democracia requiere de un enjuiciamiento en donde el litigio sea resuelto por un tercero imparcial, en donde haya igualdad de "armas" y el cumplimiento de un derecho humano reconocido por la Comisión Internacional de los derechos humanos en el cual se debe ser juzgado por un tercero imparcial, esto es de lo más rescatable y es la diferencia entre el sistema acusatorio y el inquisitivo, en donde el juez se encarga de acusar, probar y juzgar.

El procesalista argentino indicó que hoy con el nuevo sistema penal acusatorio se encarga de defender al inocente, el derecho no permite condenar al inocente, sería el error más grave que no pudiéramos perdonarnos. "Los derechos humanos tienden a dar protección y reconocer que a través de defender en un juicio se podrá proteger al inocente para que no sea condenado cuando no corresponde", expresó el entrevistado.

La oralidad es una regla para enjuiciar, la habilidad del legislador es saber determinar que acto procedimental debe hacerse de manera oral y que acto procedimental debe hacerse de manera escrita, a fin de que el procedimiento se desenvuelva de la mejor manera posible y esto se demuestra con la práctica que en materia penal.

En la oralidad sirve o hace para el fortalecimiento republicano, porque ayuda a la publicidad del proceso, ayuda a la transparencia y en muchos casos si está dada la infraestructura necesaria también ayuda para acortar los tiempos del proceso.