Policía
Cayó banda de secuestradores
CAPTURA LA PGJ una banda de secuestradores formada por cinco sujetos, operaba principalmente en la zona rural.
El Sol de Durango
26 de junio de 2010

Redacción/El Sol de Durango



Durango, Durango.- Cayó en poder de la Procuraduría General de Justicia, una banda de secuestradores integrada por cinco individuos, uno de ellos aquel que el pasado día 16 del actual se enfrentó a balazos con los elementos de la Agencia Estatal de Investigación en una de las calles de la colonia Francisco Zarco.

Ante reporteros de los medios de comunicación, el subprocurador de Justica, Ramiro Ortiz Aguirre, informó que los presuntos secuestradores detenidos responden a los nombres de José de Jesús Núñez Salas, de 23 años de edad, con domicilio en la colonia Ignacio Zaragoza; Omar Gámiz Salas, de 26 años, quien vive en la colonia José Angel Leal, los hermanos Sergio y Omar Benito Quiñones Ochoa, de 25 y 22 años de edad respectivamente, domiciliados en la colonia Carlos Luna y Adrián Valdez Contreras, de 25 años, el sujeto que disparó contra los agentes y resultó lesionado.

Todos estos individuos tienen su domicilio en esta ciudad y su centro de operaciones era principalmente en el medio rural con el objeto de no ser ubicados fácilmente, y fueron capturados con relación al secuestro de dos jóvenes en Coneto de Comonfort.

Por la liberación de los dos plagiados exigían la cantidad de 200 mil pesos, pero la familia, por ser de muy escasos recursos económicos, sólo pudo reunir la cantidad de 60 mil, de los cuales el cabecilla se quedó con 40 mil y entregó cinco mil a cada uno de los restantes.

El secuestro en mención lo cometieron el día 2 de mayo pasado y dos días después los familiares entregaron la cantidad de dinero antes mencionada en el paraje conocido como La Sierrita.

Ya fueron puestos a disposición del juez, bajo el cargo de secuestro y asociación delictuosa, además a Adrián por el delito de homicidio en grado de tentativa.

Asimismo se indicó que las investigaciones continúan con relación a otros secuestros, que en cuanto se reúnan las pruebas suficientes, se les acumularán.

Quedó en claro que cuando se originó la balacera en la colonia Francisco Zarco, los agentes ya andaban tras los pasos de Adrián Valdez, es por ello que en cuanto detectó que los elementos de la Agencia Estatal de Investigación lo seguían, trató de cubrir la retirada a balazos con una pistola calibre 45, la cual fue asegurada luego de lesionarlo y detenerlo y con los datos aportados se capturó a los cuatro restantes.