Opinión / Columna
 
CAUCUS  
Alberto Millán 
PRD: ¿Unidos?
El Sol de Cuernavaca
3 de marzo de 2015

  *Cuernavaca: Debilidad

*Agüero: La estrategia

*SNTE: decisión

?El Consejo Estatal del PRD superó la primera etapa electiva de candidatos a diputados locales y presidentes municipales. No hubo grandes sorpresas, pues de alguna forma sucedió lo que tenía que suceder. Son candidatos los que tenían que ser, y los que no, pues, tendrán que intentarlo para la otra.

Ahora, y de aquí al jueves de esta semana, el PRD tendrá que enfrentar la segunda parte electiva, que quizá sea la más complicada, y que tiene que ver con la conformación de las planillas de regidores y la lista de candidatos a diputados plurinominales, en donde todo parece indicar que la primera posición será encabezada por el dirigente estatal del PRD con licencia, José Luis Correa Villanueva.

El gobernador Graco Ramírez poco pudo hacer para colocar sus piezas en varias candidaturas. Esto se explica a su reducida fuerza que tiene dentro del Consejo Estatal del PRD; de las tres fuerzas que la conforman, la de él es la más disminuida de todas. De hecho, tiene más consejeros la vecina de Emiliano Zapata, Catalina Ríos, que el propio Gobernador.

De ahí que fue imposible para el gobernador Graco Ramírez dar un manotazo y hacer que todos los perredistas se alinearan. El Gobernador no lo logró. De hecho, la mayoría de sus propuestas fueron rechazadas por las demás tribus y corrientes que se reagruparon para evitar cualquier tipo de imposición.

Para frenar las rupturas internas, el gobernador Graco Ramírez tuvo que desistir de varias de sus cartas, principalmente la de su hijo, Rodrigo Gayosso, que no pudo alcanzar los consensos para que fuera postulado como candidato a diputado plurinominal.

También tuvo que sacrificar a Armando Basaldúa, quien intentaba ser candidato a la alcaldía de Cuautla; a Pablo Rubén Villalobos, que no alcanzó los apoyos del PRD, y a David Martínez Martínez, a quien no le favorecían las encuestas en Temixco. El gobernador sólo se quedó con los candidatos a las alcaldías de Cuernavaca, Jorge Messeguer Guillén, y de Jiutepec, José Manuel Agüero Tovar, así como con su candidato a diputado local por el primer distrito, Jorge Arizmendi.

El real contrapeso al gobernador Graco Ramírez lo ejercieron los integrantes de Demócratas de Izquierda y el grupo del senador Fidel Demédicis. Ambos grupos, junto con Catalina Ríos y Manuela Sánchez, le cerraron el paso al hijo del gobernador, Rodrigo Gayosso, para la plurinominal número uno.

Ahora, Gayosso Cepeda tendrá que echar a andar el plan "B", que consiste en comprar dicha posición plurinominal al Partido del Trabajo, lo que no le va a costar nada de trabajo, pues quien dirige ese partido en Morelos es proclive a ese tipo de "transas". Así que Rodrigo no tiene todo perdido; aún le queda ese reducto.

Sin embargo, insistimos, sería un grave error político que Rodrigo Gayosso fuese diputado local plurinominal, porque esa posición metería en graves conflictos de interés al gobernador Graco Ramírez.

No se vería nada bien que un hijo del Gobernador sea diputado dentro de su mandato, aún y cuando no sea hijo de sangre ni de apellido. Lo real es que forma parte de su familia directa civilmente. Por cierto el Gobernador siempre ha presumido y defendido que Rodrigo Gayosso es su hijo. No obstante, en los últimos días, Rodrigo Gayosso ha negado que el Gobernador sea su padre.

Al final, las candidaturas se eligieron mediante el acuerdo político y sobre las canicas que cada tribu puso sobre la mesa de la negociación. Como ya lo advertimos, las canicas del Gobernador no le fueron suficientes como para poner a candidatos a su modo.

Sin embargo, se queda con tres cartas con las que seguramente se la jugará: Jorge Messeguer, en Cuernavaca; José Manuel Agüero Tovar, en Jiutepec, y Jorge Arizmendi para diputado local.

Lo cierto es que son candidaturas que estaban aseguradas; un tanto por quienes la representan y otro tanto porque no tenían competidores en frente, y, obviamente, por el impulso que les dio Graco Ramírez.

No obstante, el PRD va débil a la competencia por la presidencia municipal de Cuernavaca, el espacio más importante a disputarse el próximo siete de junio, pues el Consejo Estatal Electivo no se preocupó por armar un buen trabuco electoral en torno a la figura de Jorge Messeguer Guillén, que sigue sin convencer y lanzando vituperios en contra de su principal rival priísta, Marisela Velázquez Sánchez.

De los cuatro distrito integrados en Cuernavaca, sólo se eligieron a candidatos para tres de ellos: A Jorge Arizmendi, para el distrito uno; a Adriana Díaz, para el distrito dos, y a Manuel Sánchez, para el distrito tres. El cuarto está todavía bajo análisis, porque es el distrito donde se advierte una anunciada derrota del PRD.

De esos tres candidatos a diputados locales, la única que le sumaría votos a la causa de Jorge Messeguer es, sin duda, Manuel Sánchez, quien cuenta con una estructura importante desde la época del Partido Cardenista. De hecho, es la única que garantiza que los miles de personas que tare detrás voten fielmente por quien ella les diga.

Los otros dos, más que sumarle, le restan. Jorge Arizmendi carece de una real estructura, pues no hay que olvidar que el dueño de la UNIVAC se aprovechó del boom priísta y se colgó de la figura de Manuel Martínez Garrigós para poder sentarse en una silla en el Congreso local, en donde cometió todo tipo de fechorías y actos de corrupción.

Jorge Arizmendi desacredita a Jorge Messeguer y lo hace ver como si el candidato a la alcaldía de Cuernavaca fuera igual que él. Adriana Díaz no trae lo que dice traer para competir por el distrito considerado el más dificil, pues es donde mayor volatilidad del voto se registra, por ser un distrito de clase media-alta.

Así que Jorge Arizmendi y Adriana Díaz se colgarán de la endeble imagen del candidato a la alcaldía de Cuernavaca, Jorge Messeguer Guillén, quien a estas alturas, y a pesar de haber sido el único precandidato con el mayor despliegue de publicidad e imagen, no es un gallo que todavía pinte.

Aunado a lo anterior, el cuarto distrito electoral de Cuernavaca es una latente preocupación, pues ahí el PRD poco tiene que hacer. Se advierte que el cuarto distrito estará en disputa cerrada entre el PAN y el PRI, con amplias posibilidades de que los electores se inclinen por el panista y reconocido periodista Alberto Mojica.

Así que a Jorge Messeguer le pusieron candidatos a diputados locales débiles que no suman, sino restan, de ahí que desde ahorita los focos amarillos están encendidos con fuertes preocupaciones, pues sólo faltan tres meses para la justa electoral.

El mismo Jorge Messeguer ha reconocido públicamente que está abajo de las encuestas que la candidata del PRI, Marisela Vleázquez, a quien se refiera de manera peyorativa como la "chiquita", en franca agresión a la mujer, quien va en primer lugar.

Con esas aseveraciones de un falso crecimiento de su campaña, Jorge Messeguer debe empezar a construir una estrategia que le permita subirse a la real competencia electoral.

*Agüero: La estrategia

Mención especial merece el caso de José Manuel Agüero Tovar, a quien el gobernador Graco Ramírez ha venido apoyando en Jiutepec, pero no por ser su amigo o un buen candidato. En realidad, la figura del ex priísta Agüero Tovar forma parte de una estrategia bien pensada que no necesariamente tiene como primer objetivo ganar la alcaldía de Jiutepec.

En realidad, el fondo de su nominación obedece a que José Manuel Agüero Tovar es el único que podría dividir al PRI y, en consecuencia, arrimarle los suficientes votos a Javier Garcia (El Gato), operador político del Gobernador, quien se registró para competir por el segundo distrito federal.

Javier García, alías "El Gato", es un total desconocido en el estado de Morelos, que nadie daría un peso por él. De ahí que la estrategia fue la de utilizar a José Manuel Agüero para en realidad hacer ganar a Javier García y garantizar la derrota de Guadalupe Tovar, prima hermana del ingenuo candidato del PRD a la alcaldía de Jiutepec. Divide y vencerás, reza una de las máximas en política. Al final, Los Agüero y Los Tovar siempre han perdido por dividirse y fracturarse, aún siendo familiares.

*SNTE: decisión

En la Escuela Particular Normal Superior "Benito Juárez", propiedad del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, inició con la semana un proceso de reestructuración administrativa para anticipar los cambios que, en la formación de maestros, provoca la Reforma Educativa Federal.

El detalle curioso fue que en la ceremonia en que se anunciaron los cambios, los estudiantes aplaudieron la salida de León Felipe Figueroa de la Dirección Académica, lo que acrecentó el berrinche del susodicho.

Resulta que León Felipe Figueroa fue denunciado por los estudiantes por conductas tan lamentables como el acoso sexual en contra de alumnas y maestras, así como de la venta de claves de exámenes departamentales, en diversos documentos de los que se nos hicieron llegar copias.

En tanto se investigan estas denuncias, el sujeto fue removido de la dirección académica y colocado en la subdirección de planeación y vinculación del plantel, un espacio de reciente creación.

Conocedor de las denuncias, y como para inhibir cualquier acción en su contra, León Felipe buscó apoyo de incondicionales tratando de frenar el cambio en un movimiento que, para quienes lo denuncian, busca más evadir responsabilidades y conservar su negocio y el relativo poder que éste le ofrece, que el fortalecimiento académico de la institución.

El aún funcionario de la Normal Superior junto con una decena de administrativos y asesores que le apoyaron, advirtió que no se someterá al dictado de la asamblea general. No obstante, lo suyo es cosa juzgada y resuelta.

Por lo pronto, los alumnos y docentes siguen festejando la salida de León Felipe, quien insiste en no irse aunque se sabe que la decisión de la dirigencia del SNTE es definitiva y que por más pataleo, el hasta la semana pasada director académico, no regresará a ese encargo, entre otras cosas porque los alumnos y maestros que han denunciado sus conductas, absolutamente faltas de moral, no lo permitirán.

Por lo pronto, queda para el registro el aplauso a la salida de León Felipe Figueroa, una muestra de respaldo a una decisión de la Presidenta de la Asamblea de Asociados, María Eugenia Ocampo Bedolla, Secretaria General de la Sección 19 del SNTE.

Habrá que esperar lo que ocurra en esta semana en la Benito Juárez, porque según las denuncias, los negocios que hacía León Felipe eran tan jugosos que no se irá tan tranquilo, la pregunta es si ya evidenciado habrá aún quiénes se inclinen para defenderlo.




 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas