Opinión / Columna
 
CAUCUS  
Alberto Millán 
Peña Nieto: Mensaje
El Sol de Cuernavaca
21 de octubre de 2014

  *Ayotzinapa: Verdades

*Graco: El Deslinde

*Cuba: Sorprende

En lo que fue la última visita del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al estado de Morelos, se vertieron mensajes claros en materia de estrategias de seguridad, tendiente a evitar más "ayotzinapas", y con el objetivo de combatir a la delincuencia, en todas sus manifestaciones y formas de operación.

Más allá de los elogios lanzados entre el gobernador Graco Ramírez y el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, por el caso Iguala-Ayotzinapa, el mensaje presidencial minimizó la estrategia morelense en materia de seguridad y operada por el Mando Único.

Efectivamente, en un acto de habilidad política, el gobernador Graco Ramírez logró arrancarle al presidente un agradecimiento por las oportunas muestras de solidaridad y respaldo vertidos a Enrique Peña Nieto, ante las álgidas críticas de las que ha sido objeto por parte de la comunidad internacional por el caso Iguala-Ayotzinapa.

Sin embargo, el mensaje del Presidente Enrique Peña Nieto, en materia de seguridad y de estrategia, que habrá de implementarse en el país, fue totalmente en contra de la estrategia morelense integrada en el Mando Único; estrategia que vulnera el Estado de Derecho y viola las constituciones General de la República y la del Estado de Morelos.

Textualmente, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dijo lo siguiente: "El gran reto del Estado Mexicano es el de definir cuáles serán los mecanismos, las políticas y el marco normativo que se impulsará para asegurar que el orden municipal, especialmente, cuente con mayor fortaleza institucional en materia de seguridad pública".

Es evidente que Enrique Peña Nieto no tiene en su agenda la posibilidad quitarles a los ayuntamientos la facultad de la seguridad pública, -que en Morelos fue cedida complacientemente por 26 alcaldes- ni tampoco crear Mandos Únicos a diestra y siniestra en cada Estado, como últimamente lo ha planteado el gobernador Graco Ramírez, al sugerir modificar el artículo 115 de la Constitución General de la República, bajo la justificación de la incapacidad de los alcaldes para ofrecer una eficiente seguridad.

Esto contrasta, incluso, con lo que ocurrió ayer en el estado de Veracruz, en donde el Presidente Enrique Peña Nieto felicitó al gobernador Javier Duarte Ochoa, por haber integrado una estrategia de seguridad a partir de la denominada Fuerza Civil, que se trata de una corporación policíaca estatal de élite, integrado por elementos capacitados, entrenados, con buenos salarios, con cultura de respeto a los derechos humanos y con especialidad en información de inteligencia y táctica de prevención y combate al delito.

Esta estrategia de seguridad tiene su origen en Nuevo León, en donde el joven gobernador Rodrigo Medina de la Cruz la concibió y la instrumentó a partir de una plataforma de colaboración real entre el gobierno, la iniciativa privada y la academia, apegada totalmente a la Constitución de aquel Estado y a la del país. De hecho, es el único Estado que cuenta con la carrera universitaria policial.

En menos de un año, la Fuerza Civil de Nuevo León logró reducir los delitos llamados de alto impacto a un índice por debajo de la media nacional. Esta estrategia, que por cierto no ha alcanzado a ser un modelo, empieza a replicarse en varios estados, principalmente los gobernados por el PRI.

El Mando Único podría tener bondades en materia de seguridad, pero viola la Constitución del País y la del Estado; por lo tanto su nacimiento esta viciada de origen y el 115 Constitucional, es su principal limitante.

La discusión sobre los mecanismos, las políticas y el marco normativo que en materia de seguridad se tendrán que implementar a partir del caso Iguala-Ayotzinapa, ya lo puso sobre la mesa el presidente Enrique Peña Nieto y será en la Conago en donde se delibere y se determine si se avanza en la estrategia denominada Fuerza Civil, existente en varios estados o en la del Mando Único, generada en Morelos. El debate será imprescindible y es posible que al final la estrategia sea otra totalmente diferente.

*Ayotzinapa: Verdades

Lo que desde el 27 de septiembre fue una sospecha, a partir de ayer se empieza a convertir en una lamentable y reprochable verdad: Los 43 normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados. "Los quemaron vivos" denunció ante la PGR el sacerdote de Iguala Alejandro Solalinde.

Este acto atroz de lesa humanidad cometida contra un grupo de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, evidencia que él móvil de su asesinato fue inminentemente político, porque esos normalistas habrían de manifestarse el 26 de septiembre en contra del informe de la presidenta del DIF de Iguala.

Sin embargo las sanciones no sólo deben ser políticas, sino que deben ser de tipo penal en contra del presidente de Iguala y del gobernador de Guerrero. La denuncia del sacerdote Alejandro Solalinde, se integra por los testimonios de testigos que estuvieron presentes cuando los 43 jóvenes fueron colocados en una pira de madera en donde les prendieron fuego.

Para el sacerdote, el gobierno de Guerrero y el federal saben y supieron desde un principio que los normalistas habían sido quemados vivos. Prueba de ello, dice la denuncia, es que no se ha permitido del todo el trabajo libre para los investigadores, para las unidades comunitarias, ni para el quipo de antropólogos forenses de Argentina.

Esta nueva información provocará reacciones y la inminente caída del gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien el fin de semana pasado recibió el apoyo y protección política de la plana mayor del PRD, pasando por Jesús Ortega, por Zambrano y por el nuevo dirigente, Carlos Navarrete, quienes han puesto en riesgo a dicho partido y de paso a sus candidatos para las elecciones del 2015.

Jesús Ortega, Jesús Zambrano y Carlos Navarrete no calcularon el atroz desenlace de los 43 normalistas de Ayotzinapa y se precipitaron al realizar una Asamblea Nacional, ocurrida el fin de semana para deliberar si se apoyaba o no al gobernador Ángel Aguirre. Fue el grupo de los "chuchos" los que decidieron proteger al gobernador guerrerense. Ahora tendrán que ser ellos mismos los que le pidan que se vaya.

Graco Ramírez, fue el único actor del grupo de los "chuchos" que hábilmente no asistió a dicha Asamblea del PRD. El gobernador de Morelos se abstuvo de votar a favor de proteger a Ángel Aguirre, pero también se abstuvo de exigir su salida de Guerrero.

Es decir, Graco Ramírez opto por la más fácil, deslindarse del tema Ángel Aguirre, ni para mal, pero tampoco para bien. Sin embargo, es evidente que marco su distancia frente a la decisión de sus amigos los "chuchos", de proteger a Ángel Aguirre. El gobernador sabía perfectamente lo que iba a suceder en esa reunión y por ello no asistió.

Graco Ramírez sabe perfectamente que el caso Aguirre-Guerrero-Ayotzinapa, le pegará de manera fuerte al PRD en las elecciones del 2015. Por lo tanto evitó contaminarse y no poner en riesgo a su gobierno frente al proceso electoral, que dicho sea de paso servirá para que los ciudadanos morelenses evalúen su administración.

*Cuba: Sorprende

la Cuaba de Fidel Castro ha sorprendido a la comunidad internacional y hasta al propio Estado Unidos, al desplazar a cientos de médicos y enfermeros a África, centro de la pandemia del Ébola, que por cierto se esta esparciendo a un ritmo alarmante. Se advierte, que la pandemia ya toco suelo norteamericano.

Cuba podría terminar jugando el papel más destacado entre las naciones que están trabajando para refrenar la propagación del virus. La enorme contribución de Cuba, sin duda, forma parte de sus esfuerzos por mejorar su estatus en el escenario mundial. Aún así, debe ser aplaudida e imitada.

Cuba es una isla pobre y relativamente aislada y bloqueda por Estados Unidos. Sin embargo su aporte contra el ébola debe de llamar la atención de Washington, el principal contribuyente financiero a la lucha contra el ébola, pues resulta lamentable que no tenga vínculos diplomáticos con La Habana, dado que Cuba podría terminar desempeñando la labor más vital.

La enemistad entre Cuba y estados Unidos tiene repercusiones de vida o muerte, ya que las dos capitales no tienen mecanismos para coordinar sus esfuerzos a alto nivel. Lo cierto es que aunque Estados Unidos y otros países han ofrecido su disposición a contribuir dinero, únicamente Cuba y unas pocas organizaciones no gubernamentales están proporcionando lo que se necesita con mayor urgencia: profesionales médicos dispuestos a atender pacientes.






 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas