Cuernavaca
Sentencian a Montiel a 33 años de cárcel
José Agustín Montiel López ex director de la policía ministerial de Morelos fue sentenciado a 33 años de cárcel. Foto: Archivo / El Sol de Cuernavaca
* A su cómplice Raúl Cortés, a 23 años

* Están acusados de proteger al "narco"

El Sol de Cuernavaca
15 de agosto de 2008

José Luis Rojas

Cuernavaca, Morelos.- A cuatro años y cuatro meses de que fuera detenido y recluido en el penal de alta seguridad de Almoloya, antes "La Palma", hoy denominado "Del Altiplano", el ex coordinador general de la Policía Ministerial en Morelos, José Agustín Montiel López, alias "El Sinclair", y su director operativo, Raúl Cortés Galindo apodado "El Mico", fueron acusados de brindar protección al narcotraficante Juan José Esparragoza alias "El Azul", y ahora fueron sentenciados por el Juez segundo de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales del Estado de México, a 33 y 23 años de prisión respectivamente, y a pagar 603 y 353 días de salario mínimo de multa.

Mediante un comunicado oficial, la Procuraduría General de la República hizo saber que el Juez Segundo de Distrito en Materia de Procesos penales Federales en el Estado de México, valoró todos los elementos jurídicos penales presentados por el Agente del Ministerio Público de la Federación, dentro de la causa penal 24/2004, y dictó sentencia condenatoria contra José Agustín Montiel y Raúl Galindo, por los delitos de Delincuencia Organizada y Contra la Salud, en la modalidad de Colaborar al Fomento para Comercio y Transporte de Cocaína, imponiéndole al primero de ellos la pena de 33 años de prisión y 603 días multa; mientras que al segundo se le impuso la pena de 23 años de prisión y 353 días multa.

Se destacó que los ahora sentenciados, en su calidad de coordinador general, y de director Operativo de la Policía Ministerial de la Procuraduría de Justicia del estado de Morelos -2002-2204- respectivamente, aprovecharon sus cargos públicos para coludirse con la organización delictiva del Cártel de Sinaloa, a la que pertenece Juan José Esparragoza, alias "El Azul", a quien brindaban seguridad; además de custodiar cargamentos de droga que llegaban al aeropuerto de la ciudad de Cuernavaca, Morelos; realizaban robos de cargamentos de cocaína y extorsionaban a miembros de otras organizaciones delictivas que transportaban la droga por el estado de Morelos.

LOS ANTECEDENTES

El día 6 de abril de 2004, en cumplimiento a la orden de aprehensión librada por el Juez Segundo de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México, la Agencia Federal de Investigación -AFI- detuvo a José Agustín Montiel López y a Raúl Cortés Galindo. Las detenciones se concretaron cuando Montiel López y Cortés Galindo arribaron a las instalaciones de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra la Salud, en cumplimiento a un citatorio ministerial.

Dichas órdenes de aprehensión se desprendieron de las investigaciones y el seguimiento que durante varios meses la Procuraduría General de la República hizo, dentro del marco del combate a la delincuencia organizada, en contra de la organización criminal de los Carrillo Fuentes.

Por ello, el agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la SIEDO, ejercitó en aquel entonces acción penal en contra de Montiel López y de Raúl Cortés, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos contra la salud y violación a la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, ya que se señalaba a estos dos jefes policíacos como parte de una célula de servidores públicos adscritos a la Coordinación General de la Policía Ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Morelos, encargados de brindar protección a los narcotraficantes Juan José Esparragoza Moreno, alias "El Azul", y Vicente Carrillo Leyva.

Estas investigaciones realizadas por la PGR pusieron al descubierto la existencia de una red de complicidades por parte de algunos servidores públicos del estado de Morelos, quienes se coludieron en la recepción de avionetas cargadas de droga que durante algún tiempo estuvieron aterrizando en el aeropuerto de Cuernavaca, procedentes de Colombia -droga que era descargada y transportada en vehículos de la misma Policía ministerial, hasta Los Reyes La Paz, Estado de México-. Igualmente, se involucraron en la protección de diversos sujetos dedicados a la venta de cocaína al menudeo, así como bandas de roba coches que operaban en diferentes poblaciones del mismo estado de Morelos. No obstante que, dentro de sus funciones se encontraban obligados a investigar, perseguir y detener a las personas que cometieran cualquier tipo de delito. (Cualquier parecido con la actualidad es mera coincidencia).

LA DENUNCIA QUE INICIÓ LA DEBACLE Y EL NARCO-ESCÁNDALO EN MORELOS

Las investigaciones en contra de los altos mandos policíacos se iniciaron a consecuencia de la denuncia presentada el 14 de noviembre de 2002, por Graco Luis Ramírez Garrido Abreu, quien declaró que un sicario, -Enrique Yépez Uribe alias El Jarocho-, le había informado tener pruebas de que se le había ordenado matar a un narcotraficante y al propio Graco; agregando el denunciante, que el sicario le había asegurado que ya había dado muerte al narcotraficante-Benjamín Gómez González, alias El Chino o El Colombiano- y cuyo cadáver había aparecido en un poblado de Tlaltizapán, Morelos.

En la misma indagatoria federal se realizaron investigaciones en torno a las ejecuciones del director Operativo de la misma Policía ministerial, Luis Alain Pano Vega, ocurrida el 31 de octubre del año 2002, de 14 balazos, y la del presunto narcotraficante Benjamín Gómez, alias "El Chino", cuyo cuerpo fue encontrado efectivamente en el municipio de Tlaltizapán.

A consecuencia de esa denuncia presentada por Graco Ramírez, el 27 de abril del 2003, se ejerció acción penal inicialmente, por medio de la averiguación previa PGR/UEDO/352/2002, en contra de Marco Enrique Yépez Uribe, "El Jarocho" o "El Comandante Alex", y de Raúl Rodríguez León apodado "El Huevo", por los delitos de violación a la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, contra la salud, en la modalidad de colaboración al fomento, y homicidio calificado en agravio de Luis Alain Pano Vega y Benjamín Gómez González alias "El Chino" o "El Colombiano".

Por lo anterior, el día 1 de mayo del 2003, el Juez Primero de Distrito "A" en materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México, declaró formalmente presos a Marco Enrique Yépez Uribe, "El Jarocho" o "El Comandante Alex" y a Raúl Rodríguez León alias "El Huevo" por considerarlos probables responsables de los delitos por los que fueron consignados y actualmente están en espera de sentencia.

Un año después de la captura y consignación del "Jarocho" y "El Huevo", fue detenido José Agustín Montiel y Raúl Cortés, quienes ya fueron sentenciados esta semana.