Cuernavaca
Presentan en vivo el "Reto del Tepozteco"
El Sol de Cuernavaca
6 de septiembre de 2013



Rodolfo Romero

Tepoztlán, Morelos.- Un número aproximado de 200 niños, alumnos de la escuela primaria "Escuadrón 201", del municipio de Tepoztlán, salen al escenario para llevar a cabo la representación en vivo del "Reto al Tepozteco". Todo lo ocurrido hace 475 años, cuando en el año de 1536 llegó Fray Domingo de la Anunciación, Tepoztecatl, quien era el Rey en Tepoztlán; Fray Domingo logró tras infinidad de tratos y razonamientos convencerlo de adoptar la doctrina cristiana y lo bautizó el 8 de septiembre del 1538.

Dicho suceso dio origen a la festividad cívico -religiosa que se realiza cada año, el famoso "Reto al Tepozteco", así como en la parroquia principal conocida como Ex convento de la Natividad de María, la fiesta dedicada a la Santa Patrona. La de este día es la representación infantil, en tanto que la del domingo es la que realizan pobladores en general, entre ellos estudiantes de secundaria y preparatoria.

Cuenta la leyenda que la conversión de Tepoztécatl al catolicismo facilitó la conversión de toda la región, pues el héroe era tenido por deidad y su ejemplo sirvió para que todo el pueblo en masa se convirtiera. Los que no estuvieron conformes con esta situación, fueron los señores de Cuauhnáhuac, Yautepec, Huaxtepec y Tlayacapan, que se presentaron a reprocharle el haber abandonado a sus antiguos dioses, pues hasta el ídolo que se encontraba en la pirámide (Ometochtli), había sido derribado por fray Domingo de la Anunciación.

Estando, pues, Tepoztécatl celebrando la Natividad de la Virgen, se presentaron los señores a reclamarle su actitud. Después de una discusión injuriosa de su parte, Tepoztécatl trató de convencerlos, pero aquellos se no dejaban convencer, no obstante la estimación que antes le habían tenido. Mandó entonces Tepoztécatl tocar el teponaxtle y los tepoztecos empezaron a bailar alrededor de los enojados vecinos, hasta atemorizarlos y aplacarlos. Después de mucho conversar, Tepoztécatl logró convencerlos y los señores de los cuatro sitios fueron bautizados también en el mismo sitio en que él había recibido el bautismo.

Fray Domingo entonces empezó a bautizar a todos los nativos, llegando a tener multitudes esperando a ser convertidos; en este sitio fue construida la Cruz del Bautisterio, que podemos admirar ahora al inicio de la subida a la pirámide, del lado izquierdo del camino. Hoy en día, este acontecimiento es representado durante el 7 y 8 de septiembre con decenas de actores que participan con diálogos en náhuatl y traducidos al español, iniciando los festejos en la pirámide de El Tepozteco, donde se ofrece una ofrenda a la pirámide del Tepozteco.

En este lugar, los participantes degustan tamales, atole, café pan y tortillas. y se pernocta, iluminando la pirámide con pequeñas fogatas de ocote, no importa que llueva, allá se queda la gente acompañando a Tepoztécatl, bajando al otro día por la tarde hasta la plaza principal, donde se hacen diálogos, bailes y representaciones y se toca el teponaxtle, recordando las hazañas de Tepoztécatl, nuestro héroe local. Nota redactada tomando como base los relatos publicados en el libro "Tepoztlán, Vida y Color" 3a. edición 1981, del señor J. Gallo S.