Cuernavaca
Ejecutan al abogado defensor de criminales
El abogado penalista Miguel Ángel Piza Bernal y su secretaria, Rosario Suástegui Román, fueron ultimados dentro del Bufete Jurídico Piza y Asociados. Foto: / El Sol de Cuernavaca
*Lo mataron en sus oficinas ubicadas en pleno Zócalo
El Sol de Cuernavaca
8 de marzo de 2013

José Luis Rojas

Cuernavaca, Morelos.- En pleno centro de Cuernavaca, en la esquina que forman las calles Fray Bartolomé de Las Casas número 19 y Leyva, en "La Plaza San Agustín", fue ejecutado el abogado Miguel Ángel Piza Bernal y su secretaria, Rosario Suástegui Román, presuntamente, por "un asesino solitario", quien llegó hasta el "Bufete Jurídico Piza y Asociados" y los victimó este jueves, alrededor de las 18.30 horas, sin importar que a un par de cuadras se celebrara "El Festival Cultural", con la asistencia de autoridades gubernamentales y municipales.

Abogados litigantes recordaron que, aproximadamente en el año 2003, el entonces coordinador general de la Policía Judicial, José Agustín Montiel López, detenido y recluido en un penal de alta seguridad en abril del año 2004, acusado de tener nexos con el crimen organizado, acusó a Miguel Ángel Piza de "proteger delincuentes" y de cometer el delito de cohecho, delito por el que el mismo abogado habría sido detenido posteriormente en el estado de Puebla.

Se recordó, además, que en aquel entonces, ante las acusaciones de José Agustín Montiel, el abogado Miguel Ángel Piza fue respaldado y defendido por miembros de La Barra de Abogados, que hoy en día prefirieron mejor guardar silencio ante los hechos, pues se reconoció que el hoy occiso se especializaba en defender criminales de alta peligrosidad.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia informó que en el despacho citado, en el área de recepción, se encontró el cuerpo sin vida de la secretaria Rosario, de aproximadamente 40 años de edad, a la que a simple vista se le apreció una lesión por arma de fuego a la altura de la nariz.

La hoy occisa vestía pantalón azul, playera sin mangas color azul, con una franja y zapatos color café.

En el al área ocupada como oficina del abogado Miguel Ángel Piza, de aproximadamente 60 años de edad, fue encontrado su cadáver, a éste no se le pudieron apreciar lesiones, debido a que se encontraba cubierto de sangre, por lo que será la necropsia de ley la que determine la causa de muerte.

En la escena del crimen, los peritos del Servicio Médico Forense de la PGJ encontraron varios casquillos calibre 9 milímetros.

Hasta entrada la noche, los cuerpos de las víctimas no habían sido identificados por sus familiares, pues nadie se había presentado a reclamarlos.

Por igual, se dijo que hasta ese momento no se había podido establecer si fue uno o varios sujetos los que ingresaron al despacho a ejecutar al abogado y a su secretaria, lo que se podría determinar de manera inmediata si están funcionando adecuadamente las cámaras de videovigilancia del municipio o del estado.

Para empresarios, comerciantes y dueños de inmuebles del Centro Histórico de Cuernavaca, "éste es un hecho de suma gravedad y consecuencias que exhibe una vez más la incapacidad del Estado para prevenir y combatir al hampa, lo que trae como consecuencia una creciente zozobra social y una grave situación de estancamiento económico, por el temor de propios y extraños, ante el alarde de impunidad y descaro que hace la imparable delincuencia".