Cuautla
Fiesta de agradecimiento por la cosecha de Tetelcingo
*Lleva dos siglos de realizarse anualmente
El Sol de Cuautla
16 de octubre de 2008

Gabriela Martínez

Cuautla, Morelos.- Como cada año desde hace casi dos siglos, la comunidad indígena de Tetelcingo se prepara para la gran fiesta profano-religiosa que se celebra el tercer domingo de octubre en honor al Señor del Sacramento, y en la cual, con diversas actividades, danzas y procesiones, el pueblo y la comunidad en general agradecen las cosechas y los bienes recibidos durante el año. El delegado político de esta comunidad, Perfecto Jacinto Clemente, extendió la invitación a la ciudadanía para que formen parte de esta gran festividad, la más importante en el calendario religioso de esta comunidad.

La celebración, conocida como La Fiesta de Octubre, es una de las más importantes para la comunidad católica de Cuautla y de otras comunidades que se dan cita en Tetelcingo para realizar las actividades en honor de Cristo Rey, Santo Patrón de la comunidad indígena.

Durante la celebración, los mayordomos de cada iglesia arreglan las capillas; en tanto, los devotos llevan flores y veladoras. Al atardecer comienzan a llegar grupos de danza azteca de diversos lugares -Tlaxcala, México, Guerrero, Morelos-, quienes preparan lo que denominan "veluria", cantan alabanzas y entonan gracias al Señor del Sacramento acompañados por el huehuetl, la mandolina, las sonajas y los caracoles.

Este año, las festividad oficial será el domingo 26 de octubre; sin embargo, el delegado político de Tetelcingo explicó que las actividades festivas arrancan unos días antes, entre éstas destacó la participación de grupos de mariachis de la localidad, quienes se turnan para dedicar una serenata a los moradores de la capilla.

Destacó que esta celebración representa una descripción en tres rituales enlazados con el ciclo agrícola: el propiciatorio, de julio a octubre, representado en la estancia de las imágenes en cada capilla y las etapas de crecimiento del maíz.

El segundo ritual se refiere al protectivo, el 18 de octubre. En este se rinde culto a los aires, se colocan flores de pericón en forma de cruz en las puertas de las viviendas para gozar de protección. El tercero y último, es el Ritual Conmemorativo, siendo la culminación del ritual propiciatorio, la fiesta de octubre.

Jacinto Clemente, hizo una invitación a la población en general para unirse a los festejos en honor al Señor del Sacramento, actividad que cada año se lleva a cabo en esta comunidad para agradecer las cosechas y los bienes recibidos durante el ciclo agrícola.