Cuautla
Exhorta Condusef a ahorrar en empresas autorizadas por CNBV
* Sociedades irregulares son de alto riesgo para ahorradores
El Sol de Cuautla
18 de diciembre de 2012



Dulce Gaviña

Cuautla, Morelos.- La delegada de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef), Erika Zárate Cerón, exhortó a los ciudadanos a ahorrar en sociedades autorizadas, siendo a la fecha 112 entidades que ya tienen autorización para operar de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), esto con el objetivo de evitar afectaciones a su economía familiar, "ya que las sociedades irregulares están captando recursos de forma indebida, lo cual representa un grave problema económico y social", refirió.

La entrevistada dijo que en términos generales existen tres grupos de entidades de ahorro y crédito popular: las sociedades autorizadas, que a la fecha son 112 entidades que ya tienen autorización para operar de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) (70 Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y 43 Sociedades Financieras Populares); las entidades que están en proceso de obtener autorización o en proceso de transición, que son 200 y las ubicadas en el nivel básico que son 281, las primeras están trabajado para obtener la autorización de la CNBV, cumpliendo con los estándares que señala el marco legal.

Mientras que el último grupo son las sociedades irregulares, que existen al menos 200 que están operando al margen de la norma y captando recursos, principalmente en los estados de Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz.

"Es preciso resaltar que las sociedades irregulares están captando recursos de forma indebida, lo cual representa un grave problema económico y social", refirió Zárate Cerón.

Quien agregó que será el 31 de diciembre de este año, cuando se venza el plazo para que Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, cuyos activos rebasen el equivalente a 12.15 millones de pesos y que realicen operaciones que impliquen la captación de recursos de sus socios, puedan constituirse formalmente y estén en proceso para obtener la autorización de la CNBV, y así continuar realizando operaciones de ahorro y préstamo.

"La Condusef no considera viable que existan prórrogas adicionales al proceso de transición que lleva ya alrededor de 10 años, porque ha provocado efectos negativos en el sector", sostuvo la entrevistada, ya que aseguró que eso inhibe la sana competencia, además que aumenta el riesgo para los ahorradores de los sectores populares al no tener la entidad la autorización correspondiente, y las entidades en proceso de transición no tienen Fondo de Protección y, por tanto, en caso de insolvencia, no existe ninguna garantía para las personas de recuperar sus ahorros producto de su trabajo.

Por lo cual recomendó a los ciudadanos el investigar y comparar antes de contratar alguna sociedad; sólo ahorrar en instituciones debidamente autorizadas y procurar no ahorrar en instituciones en proceso, ya que aumenta el riesgo de pérdida del patrimonio.