Policiaca
Terrible incendio en bodega de Polietilenos Dikimex
*Afectó gran parte de la zona
El Sol de Cuautla
17 de octubre de 2012



Álvaro Velázquez

Cuautitlan Izcalli, Méx., "Sabíamos que en cuanto se registrara algún indicio de un incendio teníamos que salir corriendo porque casi enseguida se iba a registrar una explosión por la gran cantidad de productos químicos que se almacenaban en la bodega, por eso afortunadamente no hubo personas muertas".

Dijeron algunas de las personas que trabajaban en la empresa Polietilenos Dikimex, que vivieron verdaderos momentos de terror e histeria, al registrarse esta tarde un incendio dentro de sus instalaciones que provocó una serie de explosiones y cimbraron toda la zona en un área de 2 kilómetros a la redonda, lo que originó una impresionante movilización policíaca y de los diferentes cuerpos de socorro y rescate, pues se temía una tragedia de gran magnitud.

"Todo iba bien, todos trabajábamos con todo normalidad, cuando de repente escuchamos que alguien gritaba que se estaba registrando un incendio; no lo pensamos dos veces, la instrucción precisa de nuestros jefes era que si se llegaba a dar una situación como ésta teníamos que salir corriendo, pues seguramente por los productos químicos que se almacenaban se iba a registrar una explosión y podíamos morir quemados, despedazados o aplastados", dijeron algunos de los trabajadores.

Y efectivamente, indicaron, así fue, pues casi enseguida de que salimos de las instalaciones se registraron de manera simultánea varias explosiones y atónitos sólo observamos cómo el fuego alcanzaba otras bodegas, los techos y las paredes se derrumbaban por las mismas detonaciones y caían fierros envueltos en llamas y la zona estaba convertida en un verdadero infierno, de manera escalofriante pensábamos que si no hubiéramos salido en este momento estaríamos muertos, señalaron.

En todo el ambiente, añadieron, sólo se observaba que caía una espesa arena amarillenta que causaba molestia al respirar y que fue la provocó que un bombero y 5 personas más resultaran intoxicados.

Autoridades policiacas reiteraron que fue un milagro que la explosión no haya cobrado vidas humanas, pues se sintió en un área de 2 kilómetros a la redonda y causó varios destrozos en casas, edificios, bodegas e incluso en las instalaciones de los juzgados de Cuautitlán, donde todos los vidrios se rompieron por la detonación.