Sociales
El mariachi suena con alegre son
Oswaldo Vázquez

Homenaje por su larga trayectoria musical

El Sol de Cuernavaca
4 de octubre de 2012

JAVA

El próximo martes 9 de octubre Oswaldo Vázquez, fundador y director del mariachi Arriba Juárez, será objeto de un merecido reconocimiento por parte del Sindicato Único de Trabajadores de la Música, en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris".

-¿El motivo?

-¡Toda una vida en el mariachi!, exclama Oswaldo, "boruquiento" como es, soltando risotadas en la oficina de Espectáculos, aquí en nuestro diario.

Oswaldo vino con la consigna personal de invitarnos. Hombre cordial, bonachón, trompetista desde siempre, desde que era un chiquillo en su natal Jalisco, tierra de mariachi y de música mexicana, de buen tequila y tortas ahogadas, nos contó que toca desde la edad de seis años y que está a punto de cumplir 70, entre experiencias de vida, anécdotas, grabaciones y estrellas a las que ha acompañado.

"Nací en Santa Cruz el Grande, una población cercana a La Barca (la tierra donde nació Manolo Muñoz). Mi padre tocaba la trompeta y también era compositor. Se llamaba Donaciano Vázquez Núñez y compuso La Última Muñeca", prosigue su relato el músico, quien recuerda con gran admiración a Rocío Dúrcal, a quien Arriba Juárez solía acompañar en sus giras y en sus grabaciones.



* ¡Arriba Juárez!



Habla casi sin pausas, las frases una tras otra, las remembranzas y las añoranzas se le caen en torrente sobre el escritorio, mientras extrae de un folder un manojo de fotografías, ya con Lucha Villa, ya con Juan Gabriel, ya con Antonio Aguilar, Lola Beltrán o con María de Lourdes.

De hecho el Arriba Juárez adquirió proyección y fama desde que se convirtió en el mariachi exclusivo de Juanga, ganando prestigio por la calidad de sus integrantes. Oswaldo se remonta a El Paso, Texas, en la porción sur de Estados Unidos, donde se originó el Arriba Juárez: "Estuve trabajando allá. Allá estaba con toda mi familia y era la base donde grabábamos con Aída Cuevas, Rocío, Lucha y Juan Gabriel. Luego ya como exclusivos de Juan terminamos la relación porque nos canceló 90 fechas y ya no las repuso. Entonces teníamos que comer y nos contratamos por otro lado, lo que ya no le pareció, y como nos estaban pagando mejor, ¡menos le pareció!".

-¿Cuánto les pagaba Juan?

-Veinticinco dólares por grabar un tema.

-¿Y los otros contratantes?

-¡Hasta 250 dólares por tema!

Oswaldo pela tamaños ojotes al remarcar la diferencia y resume que llegaron vacas gordas, aunque admite que la poca paga con Juanga "prácticamente no nos importaba, con tal de trabajar con él, pero de pronto nos canceló por los temblores del 85 y ya no quiso trabajar, pues tenía miedo de que ocurrieran más temblores y, ni modo, nosotros teníamos que sostener a la familia".

Y familia numerosa. Padre de once hijos, "uno se me murió en Estados Unidos", recuerda con tristeza. Y de los once, sólo Arturo siguió el camino musical, pues toca la guitarra y canta.

Oswaldo Vázquez recuerda también y con mucho dolor a su esposa, María de los Ángeles Rodríguez de Vázquez, fallecida no hace mucho. Fue el gran amor de su vida y entre su bagaje de recuerdos tiene además a María de Lourdes, La Embajadora de la Canción Mexicana, a quien acompañó en sus últimas giras por Holanda. El Arriba Juárez era su mariachi de cabecera.

Antes de partir, Oswaldo anunció que continúa presentándose en El Lugar del Mariachi, ahí en la Zona Rosa, y que actuará con el Arriba Juárez en el Segundo Maratón del Mariachi, a efectuarse el 11 de octubre próximo en el Monumento a la Revolución.